Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Depresión y traumatismo cerebral

Un traumatismo cerebral ("TBI", por su sigla en inglés) es una lesión en su cerebro que puede cambiar la manera en que usted piensa, actúa y siente. Es fácil entender cómo una lesión cerebral puede modificar su pensamiento. Pero quizás le resulte más difícil entender de qué manera modifica sus sentimientos. De hecho, lidiar con los cambios en los sentimientos y las emociones puede ser una de las cosas más difíciles de un traumatismo cerebral.

Un traumatismo cerebral es provocado por una sacudida fuerte o un golpe en el cerebro. Puede deberse a una lesión causada por una caída, un accidente de automóvil, una pelea o una lesión deportiva. Uno de los cambios que puede ocasionar un traumatismo cerebral es la depresión. Los estudios muestran que la depresión afecta a entre un 15 y más de un 50 por ciento de la gente con un traumatismo cerebral.  

Un traumatismo cerebral puede cambiar su cerebro de tal manera que aumenta su riesgo de tener depresión. El estrés que provoca recuperarse de un traumatismo cerebral también puede aumentar su riesgo de depresión. Es importante que reconozca y trate la depresión, porque puede retrasar su recuperación del traumatismo cerebral. La combinación de un traumatismo cerebral y depresión también es algo peligroso. Puede aumentar su riesgo de caer en el abuso de sustancias e, incluso, llevarle al suicidio.  

Síntomas de depresión después de un traumatismo cerebral 

Muchos de los síntomas de depresión y traumatismo cerebral son similares. Tener un traumatismo cerebral puede hacerle sentir decaído. Es normal sentirse un poco triste de tanto en tanto. Pero los síntomas de la depresión tienden a ser peores y a durar mucho más que esa sensación de decaimiento. Informe a su médico si tiene síntomas de depresión, tales como:

  • Cambios en sus horas de sueño

  • Cambios en su apetito

  • Problemas para concentrarse o prestar atención

  • Falta de energía

  • Falta de interés en las cosas y las actividades que habitualmente le gusta hacer, incluyendo el sexo

  • Sentimientos de culpa, tristeza, desesperanza o de sentir que su vida no tiene valor

  • Piensa en la muerte o en suicidarse 

Tratamiento para la depresión después de un traumatismo cerebral 

Si tiene un traumatismo cerebral y depresión, deberían tratarle por depresión además de los pasos que está siguiendo para recuperarse del traumatismo cerebral. Debe entender que la depresión es un problema médico, no un signo de debilidad. No puede simplemente salir de ella a fuerza de voluntad. La depresión no tratada puede ocasionar problemas en el trabajo y en su casa. La buena noticia es que no está solo y que hay tratamiento para la depresión que en verdad funciona. Estos son algunos tipos de tratamiento efectivos:

  • Terapia cognitiva conductual. Es un tipo de consejería, o terapia de conversación, realizada por un profesional de la salud. La terapia cognitiva conductual ("CBT", por su sigla en inglés) le enseña a reconocer los pensamientos y comportamientos negativos. Aprenderá a sobrellevar esos pensamientos y conductas y cómo cambiarlos.

  • Terapia interpersonal. Este es otro tipo de consejería que ayuda con la depresión. En la terapia interpersonal ("IPT", por su sigla en inglés), un profesional de la salud mental le ayudará a detectar problemas de relacionamiento que contribuyen a su depresión. Aprenderá a mejorar sus aptitudes para comunicarse y para resolver problemas.

  • Terapia de resolución de problemas. Esta una manera de tratar la depresión aprendiendo un método paso a paso para resolver problemas (a esta terapia se la conoce como "PST" por su sigla en inglés).

  • Medicamentos antidepresivos. Estos medicamentos corrigen el desequilibrio químico en el cerebro que ocasiona la depresión. Los medicamentos toman algunas semanas para empezar a funcionar. Para lograr los mejores resultados, se los suele combinar con consejería. 

Los síntomas de la depresión y de un traumatismo cerebral pueden ser muy similares. Informe a su médico sobre cualquier síntoma del traumatismo cerebral que esté empeorando y sobre cualquier síntoma nuevo. Si tiene sentimientos de tristeza, desesperanza o pena que interfieran con su vida y su recuperación del traumatismo cerebral, podría tratarse de depresión.  

No intente tratar sus síntomas con alcohol o drogas. Esas sustancias hacen que los síntomas de la depresión y el traumatismo cerebral empeoren. Siempre hable con alguien de inmediato si tiene pensamientos suicidas, ya que constituyen una emergencia médica.

Si tiene pensamientos suicidas, visite www.suicidepreventionlifeline.org o llame al número 800-273-8255 y marque 2.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.