Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Viva bien después de un traumatismo cerebral  

Un traumatismo cerebral ("TBI", por su sigla en inglés) es una lesión en su cerebro que puede cambiar la manera en que usted piensa, actúa, se mueve y siente. Si le han diagnosticado un traumatismo cerebral, es posible que su recuperación continúe por largo tiempo después de que deje el hospital.

Un traumatismo cerebral puede cambiar su vida. Los síntomas pueden incluir pensamiento lento, dolores de cabeza, torpeza, pérdida de memoria y cambios de humor. Aprender a lidiar con estos síntomas puede ser difícil e, incluso, hacerlo sentir enojado y deprimido. Pero, la buena noticia es que la mayoría de los síntomas de un traumatismo cerebral mejorarán con el tiempo. Incluso aunque algunos de los síntomas puedan durar años o toda la vida, puede encontrar maneras de sobrellevarlos. 

Su recuperación después de un traumatismo cerebral  

El cerebro de cada persona sana diferente después de un traumatismo cerebral. No se puede predecir cuánto tiempo le tomará recuperarse. Quizás le resulte difícil tener paciencia durante su recuperación: es posible que se vea bien por afuera, pero que esté pasando por una lucha interna. Seguramente, tendrá días buenos y días malos. Lo importante es que recuerde que se mejorará. Hacer actividad física, pasar tiempo con amigos y familiares e intentar llevar una vida lo más normal posible es la mejor manera de sobrellevar el tiempo que tome su recuperación.

Consejos para vivir bien

Siga colaborando con su equipo TBI. Ellos pueden ayudarle con su recuperación física y mental. Asista a todas sus citas y sea honesto con sus proveedores de atención médica respecto de sus síntomas. Los pasos que usted tome por su cuenta para recuperarse también son importantes, y muchos son buenos hábitos que debería seguir teniendo toda su vida. Intente lo siguiente:

  • Cuídese. Eso significa que haga actividad física con frecuencia, que siga una dieta de alimentación saludable y que mantenga la regularidad respecto de sus horas de sueño.

  • Tenga una vida social. No cometa el error de evitar a amigos y familiares. En cambio, permita que ellos formen parte de su equipo de recuperación. Aproveche la ayuda y el apoyo emocional que pueden brindarle. Piense en la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo para personas que han tenido un traumatismo cerebral a fin de compartir sus sentimientos y experiencias con otras personas que entenderán por lo que está pasando.

  • Busque maneras de reducir su estrés. Recuperarse de un traumatismo cerebral es algo estresante. Comience por pensar qué cosas en su vida son las que le hacen estresarse más. En lo posible, evite o cambie esas cosas. Pruebe a buscar maneras de reducir el estrés, como respirar profundamente, hacer actividad física, hacerse masajes, aprender a meditar, escuchar música o pasar tiempo de calidad con sus seres queridos.

  • No se exija demasiado. La recuperación es un proceso gradual. Si intenta hacer demasiado en poco tiempo, eso hará que sus síntomas empeoren. Vaya poco a poco. Dese más tiempo para hacer las cosas que necesite hacer. Hágalas de a una a la vez y pida ayuda si la necesita.

  • No intente tratar los síntomas de su traumatismo cerebral o aliviar su estrés con alcohol o drogas. Estas sustancias pueden empeorar los síntomas relacionados con un traumatismo cerebral y hacer que el proceso de recuperación sea más lento. También es posible que su cerebro esté más sensible a esas sustancias, por lo que tendrá más probabilidades de tomar malas decisiones.

Un traumatismo cerebral puede cambiar su vida en formas que es difícil aceptar. El error más grande es darse por vencido y alejarse de los cuidadores, los amigos y los seres queridos. Se necesita algo de coraje y fuerza de voluntad, pero también necesita estar activo y participar de su recuperación. Además, no tiene por qué hacerlo solo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.