Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de un traumatismo cerebral leve (conmoción cerebral)  

Un traumatismo cerebral ("TBI", por su sigla en inglés) leve es una sacudida fuerte repentina en su cabeza que modifica temporalmente la manera en que funciona su cerebro. Puede deberse a un golpe en su cabeza, una explosión, o un movimiento repentino y severo de su cabeza que hace que su cerebro rebote dentro de su cráneo. Las caídas, las peleas, los deportes y los accidentes vehiculares son otras causas comunes.

Tratamiento de un traumatismo cerebral leve

Este tipo de lesión leve puede cambiar la manera en que usted piensa, siente, actúa y se mueve. Incluso aunque se vea bien, un traumatismo cerebral leve puede provocarle un gran impacto en muchos aspectos de su vida. Un traumatismo cerebral leve puede ocasionarle dolores de cabeza, fatiga, problemas de la memoria, cambios de humor e incapacidad para concentrar sus pensamientos.

El tratamiento de un traumatismo cerebral leve puede ser diferente, según los síntomas y otros temas médicos no relacionados, por lo tanto, no hay dos traumatismos cerebrales iguales. Es posible que necesite trabajar con un equipo TBI; es decir, un grupo de proveedores de atención médica que ayudan a que las personas se recuperen de un traumatismo cerebral. Por ejemplo, podría trabajar con un fisioterapeuta para que le ayude con sus problemas de equilibrio y de movimiento. O, podría trabajar con un terapeuta ocupacional para que le ayude a funcionar mejor en su casa y en el trabajo. Otros expertos médicos pueden ayudarle con sus problemas emocionales y del pensamiento.  

En algunos casos, su médico le indicará medicamentos para aliviarle los síntomas mientras se recupera. Tales medicamentos pueden ser analgésicos, antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad, medicamentos para dormir y relajantes. Si bien los medicamentos pueden ayudar, no constituyen una parte principal del tratamiento. No debería tomar ningún medicamento a menos que lo haya hablado con su médico y ellos lo hayan aprobado. Las cosas que puede hacer por su cuenta suelen ser tan valiosas como los medicamentos que le recetan. Esta parte de su tratamiento se llama manejo personal.

Manejo personal de un traumatismo cerebral leve

La mayoría de la gente con un traumatismo cerebral leve se recupera, pero puede tomarle semanas o meses. En algunas personas, los síntomas pueden continuar durante años. Por eso, es posible que deba continuar con el manejo personal hasta mucho después de que usted deje el hospital. Muchos de los cambios de vida que ayudan a que su cerebro se recupere son buenos hábitos que debería mantener incluso una vez que ya esté recuperado. Aquí tiene algunos consejos de manejo personal:

  • Aprenda todo lo que pueda sobre traumatismos cerebrales. Comparta lo que ha aprendido con familiares y amigos.

  • Informe a su médico sobre todos sus síntomas.

  • Siga una dieta de alimentación saludable y beba abundante cantidad de líquidos.

  • Descanse mucho.

  • No se sobreexija mental ni físicamente.

  • No fume ni beba alcohol.

  • No consuma cafeína ni bebidas energéticas para sentirse menos cansado.

  • Evite las actividades que podrían causarle otra sacudida de la cabeza. Pregunte a su médico qué tipos de actividades son seguras para usted.

  • Evite el estrés mental. Aprenda algunas técnicas de relajación, como la respiración profunda.

  • Tenga siempre un anotador y un lápiz a mano para anotar las cosas si tiene problemas para concentrarse o para recordar.

Informe a su médico si sus síntomas empeoran. Importantes síntomas mentales a los que debe prestarles atención incluyen la pérdida de memoria, si tiene dificultades para pensar con claridad, si tiene dificultades para controlar sus emociones, y la depresión. Los síntomas físicos que debe informar son dolores de cabeza que empeoran, pérdida del equilibrio, cambios en su visión, convulsiones y vómito.

Recuperarse de un traumatismo cerebral leve toma tiempo. Tenga paciencia y dele a su cerebro el tiempo que necesita para recuperarse. Confíe en su sistema de apoyo, el cual incluye a amigos y familiares, quienes comprenden y aprecian todo lo que usted está haciendo y por lo que está pasando. También podría ser una buena idea que se una a un grupo de apoyo y que comparta sus sentimientos con otras personas que hayan tenido un traumatismo cerebral. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.