Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hormonoterapia contra el cáncer de seno

El estrógeno es una de las hormonas femeninas. Algunos tipos de cáncer de seno usan el estrógeno para crecer. La hormonoterapia contra el cáncer de seno es un tratamiento que reduce la acción del estrógeno sobre estas células. Siga leyendo para saber más sobre este tratamiento y lo que ello significará para usted.

Cómo actúa el tratamiento

Algunos tipos de cáncer de seno contienen proteínas que se pueden unir al estrógeno. Así, el estrógeno puede estimular el crecimiento y la multiplicación de estos tipos de cáncer de seno. La hormonoterapia está indicada únicamente para los tipos de cáncer que contienen estas proteínas. El tratamiento puede bloquear el estrógeno e impedir que se una a estas células. La hormonoterapia puede disminuir la probabilidad de que el cáncer de seno recurra (reaparezca) y también se puede usar si el tumor se ha diseminado. Es un complemento a los demás tratamientos, como la cirugía, radioterapia o quimioterapia. El tipo de hormonoterapia que se usa depende de factores como el sexo, la edad y si el cáncer se ha diseminado o no.

Cómo se realiza el tratamiento

Hay distintos tipos de hormonoterapia; por ejemplo:

  • Antagonistas de los receptores estrogénicos. Estos medicamentos impiden que el estrógeno interactúe con las células cancerosas. Están disponibles en forma de pastillas e inyecciones. Están indicados para cáncer de seno en estadio temprano o tumores que se han diseminado; también pueden administrarse para reducir el riesgo de cáncer de seno en algunas mujeres.

  • Inhibidores de la aromatasa (IA). Estos medicamentos impiden que el cuerpo siga produciendo estrógeno o inhiben el efecto de esta hormona en el organismo. Se administran únicamente en mujeres posmenopáusicas. Los IA están disponibles en forma de pastillas y se toman por vía oral.

  • Agonistas de las hormonas LHRH y GnRH. Estos medicamentos impiden que el cuerpo produzca unas hormonas que son similares a los estrógenos. Estas hormonas también pueden estimular el crecimiento de las células de cáncer de seno. Los medicamentos pueden administrarse en forma de inyección en un músculo o justo debajo de la piel; también vienen en forma de pastillas que se toman por vía oral.

  • Cirugía. La mayor parte del estrógeno del cuerpo se produce en los ovarios. Como tal, puede practicarse una cirugía para extirpar los ovarios (ablación ovárica). Esta operación está indicada únicamente para mujeres premenopáusicas. Ya que se elimina la principal fuente de estrógeno del cuerpo, esta operación puede aumentar la eficacia de otras hormonoterapias. 

Posibles efectos secundarios de la hormonoterapia contra el cáncer de seno

  • Oleadas de calor (aumento repentino de la temperatura corporal)

  • Sudores nocturnos

  • Fatiga (cansancio)

  • Menor interés en el sexo

  • Sequedad o flujo vaginal

  • Cambios del estado de ánimo

  • Dolor muscular

  • Dolor en las articulaciones

  • Náuseas o vómito

  • Aumento de peso

  • Dolores de cabeza

Control de los efectos secundarios

Los efectos secundarios varían de una persona a otra. Algunos de los efectos secundarios del tratamiento son pasajeros, mientras que otros son más duraderos. Los efectos dependerán del tipo de medicamentos que usted toma y de cómo le afectan el cuerpo. Su médico puede darle más información a este respecto. Para ayudar a controlar sus efectos secundarios, ponga en práctica algunos de estos consejos.

  • Consulte con su médico acerca de sus síntomas; quizás le recete medicamentos que la ayudarán a sentirse mejor y reducir los problemas.

  • Evite las tinas de hidromasaje (jacuzzis), las saunas y las duchas calientes.

  • Evite las comidas picantes, el alcohol y la cafeína.

  • Haga ejercicio y otras actividades físicas.

  • Coma muchas frutas y verduras y menos carnes grasas y alimentos procesados.

  • Manténgase activa mentalmente.

  • Colabore con su pareja para lidiar con los cambios en su vida sexual.

  • Consulte con un psicoterapeuta o ingrese en grupos de apoyo. 

Evaluación de sus progresos

En el transcurso de su tratamiento, usted tendrá citas de control periódicas con su médico y quizás también le hagan pruebas para que este evalúe su salud y su respuesta al tratamiento. Una vez que terminen sus sesiones, usted y su médico hablarán de los resultados del tratamiento y de si necesita otros tratamientos contra el cáncer.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones de la hormonoterapia son:

  • Incapacidad para frenar el crecimiento de las células cancerosas 

  • Aparición de otros tumores cancerosos

  • Formación de coágulos de sangre

  • Ataque cerebralp>

  • Daños al hígado

  • Cataratas

  • Pérdida de hueso

  • Menopausia precoz

  • Fragilidad de los huesos y riesgo de fracturas

Recursos   

Para obtener más información sobre el cáncer y su tratamiento, visite los siguientes sitios en Internet:

  • American Cancer Society, www.cancer.org

  • National Cancer Institute, www.cancer.gov

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.