Immunotherapy for Cancer: Nonspecific - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Inmunoterapia contra el cáncer: inespecífica

La inmunoterapia es una estrategia de tratamiento de enfermedades o infecciones que recurre al sistema inmunitario del cuerpo; está indicada en algunos casos para tratar el cáncer. Un tipo de inmunoterapia contra el cáncer se llama inmunoterapia inespecífica (II). Esta hoja contiene más información sobre los tratamientos con II y su forma de administración.

Cómo actúa la inmunoterapia

El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa del organismo contra las enfermedades e infecciones. Una parte del sistema inmunitario produce unas proteínas especiales llamadas anticuerpos, las cuales están diseñadas para atacar sustancias extrañas que entran en el cuerpo. Los anticuerpos reconocen y atacan sólo a una sustancia específica. Algunos tratamientos de inmunoterapia ayudan a combatir el cáncer dirigiéndose a partes específicas de las células cancerosas. Los tratamientos de II no actúan de esa forma, sino que estimulan la capacidad general del sistema inmunitario para luchar más eficazmente contra las células cancerosas. La II conlleva principalmente la administración de la versión artificial de unas proteínas del sistema inmunitario llamadas citocinas.  Estas proteínas ayudan a las células del sistema inmunitario a comunicarse entre sí y además ayudan a controlar la respuesta inmunológica del cuerpo a las células cancerosas

Tipos de tratamientos de II

Hay varios tipos de tratamientos de II:

  • Interferones. Estas proteínas estimulan el sistema inmunitario para que ataque las células cancerosas y pueden impedir que estas crezcan y se diseminen.

  • Interleucinas. Estas proteínas estimulan el crecimiento de algunas células del sistema inmunitario para ayudar a combatir el cáncer.

  • Factores estimulantes de colonias. Estas proteínas estimulan el crecimiento de células sanguíneas en la médula ósea. Esto permite aumentar el número de glóbulos blancos, los cuales ayudan al cuerpo a luchar contra las células cancerosas.

Actualmente hay solo unos pocos tipos de cáncer que responden al tratamiento de II. Las investigaciones que buscan maneras de usar la II para otros tipos de cáncer siguen en curso.

Formas de administración de los tratamientos de II

Los tratamientos de II se administran de varias maneras. Algunos se inyectan justo debajo de la piel; otros se administran a través de una sonda intravenosa, bien sea mediante una delgada aguja de plástico introducida en una vena del brazo o por un tubo delgado (catéter) insertado en una vena más grande del cuerpo. Los tratamientos pueden realizarse en un hospital, centro de salud o consultorio médico. El número de sesiones y la duración del tratamiento dependen de muchos factores, tales como el tipo de II y el tipo de cáncer que se está tratando.

Posibles efectos secundarios de los tratamientos de II

Los tratamientos de II pueden provocar efectos secundarios, tales como:

  • Fatiga (cansancio)

  • Dificultades para respirar

  • Baja presión arterial

  • Aceleración de la frecuencia cardíaca

  • Hinchazón grave

  • Salpullido

  • Debilidad

  • Fiebre

  • Escalofríos

  • Mareos

  • Reacción alérgica, como salpullido y urticaria

  • Náuseas o vómito

  • Diarrea

  • Alteraciones de los números de células sanguíneas

  • Confusión

  • Falta de apetito

También pueden producirse otros efectos secundarios. Su médico puede darle más información sobre los efectos secundarios que usted puede esperar y las maneras de controlarlos. Si es necesario, pueden recetarse medicamentos para tratar algunos efectos secundarios. Los integrantes de su equipo de atención médica también le pueden enseñar métodos para lidiar con los efectos secundarios.

Recursos

Para saber más sobre los tratamientos de II, visite:

American Cancer Society, www.cancer.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.