Fístula arteriovenosa (AV) para diálisis - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fístula arteriovenosa (AV) para diálisis

Una fístula AV es una comunicación entre una arteria y una vena. Para este procedimiento se crea una fístula AV uniendo una arteria y una vena del brazo. (Su médico le dirá si va a usarse otro sitio.) Cuando la arteria se une a la vena, el flujo de sangre de la arteria a la vena aumenta; en consecuencia, la vena aumenta de tamaño con el tiempo. La vena agrandada facilita el acceso a la sangre para la diálisis (tratamiento para la insuficiencia renal). En esta hoja se explica este procedimiento y lo que usted puede esperar que ocurra.

Antebrazo y mano que muestran la vena y la arteria conectadas con puntos. La flecha indica el flujo de sangre que circula desde la arteria a la vena.

Preparativos para el procedimiento

Prepárese siguiendo las instrucciones que le hayan dado. Además:

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que usted toma, incluyendo también los que se adquieren sin receta, los remedios de hierbas y otros suplementos. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Siga las indicaciones que le den para dejar de comer o beber antes del procedimiento.

  • Antes del procedimiento, no deje que nadie le saque la sangre o le mida la presión arterial en el brazo en que se creará la fístula.

El día del procedimiento

El procedimiento dura 1-2 horas, y es probable que usted regrese a casa el mismo día.

Antes de que comience el procedimiento:  

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o la mano opuesto al que se usará para el procedimiento; por la sonda se le administrarán líquidos y medicamentos. 

  • Para evitar que usted sienta dolor durante el procedimiento, le administrarán anestesia general. Este medicamento le inducirá un estado parecido al del sueño profundo a lo largo de todo el procedimiento. Como alternativa podrían administrarle un medicamento llamado bloqueo nervioso, el cual insensibiliza el brazo. Junto con el bloqueo podrían administrarle un medicamento que le produce relajación y sueño durante el procedimiento. 

Durante el procedimiento:  

  • Podrían inyectarle en la piel del brazo un medicamento que duerme la zona.

  • A continuación se hacen una o más incisiones pequeñas a través de la piel adormecida. El número de incisiones dependerá del tamaño de su brazo y la profundidad de la vena.

  • La vena se conecta a la arteria seleccionada.

  • Las incisiones se cierran con suturas (puntos), grapas, adhesivo quirúrgico o tiras de cinta adhesiva quirúrgica (esparadrapo).

Después del procedimiento:  

  • Le pedirán que mantenga el brazo elevado tan a menudo como le sea posible durante al menos la primera semana después del procedimiento.

  • Le darán calmantes del dolor (analgésicos), según la necesidad.

  • Le revisarán el brazo y la mano para garantizar que la sangre fluye correctamente a través de la fístula. La sensación de vibración que la sangre produce al fluir rápidamente por la fístula se llama frémito (thrill) y guarda cierto parecido con el ronroneo de un gato. Se le enseñará a palparse la zona todos los días en busca de esa sensación, para garantizar que no haya problemas con su fístula. También le enseñarán a cuidarse la fístula en su casa.

  • Cuando llegue la hora de salir del hospital, tenga a un familiar o a un amigo adulto listo para llevarlo a casa.

La recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le hayan dado. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome todos sus medicamentos de la forma indicada.

  • Cuídese la incisión según las instrucciones.

  • Revise el sitio de la incisión para ver si tiene señales de infección (lea más adelante).

  • Evite levantar objetos pesados o hacer actividades enérgicas, según las indicaciones.

  • Vigile y cuide la fístula según las instrucciones.

  • Haga los ejercicios de la mano y el brazo según las indicaciones. Generalmente esto conlleva apretar una pelota con la mano durante varios minutos cada hora.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F o más alta 

  • Señales de infección en el sitio de la incisión, como mayor enrojecimiento o hinchazón, sensación de calor, empeoramiento del dolor, sangrado o secreción maloliente

  • Ausencia de frémito (no puede sentir ninguna vibración)

  • Dolor o entumecimiento de los dedos, la mano o el brazo

  • Sangrado, enrojecimiento o sensación de calor alrededor de la fístula

  • Abultamiento repentino de la fístula (más de lo habitual; es normal que sobresalga ligeramente)

Seguimiento

El médico le revisará la fístula 1 a 2 semanas después del procedimiento. Es probable que la fístula tarde de 6 a 8 semanas en agrandarse lo suficiente como para iniciar la diálisis. Después de eso, asegúrese de que le revisen la fístula en cada sesión de diálisis. Además, el médico podría sugerirle que se haga chequeos cada 6 meses.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Falla de la fístula para funcionar correctamente

  • Larga espera antes de que la fístula esté lista (hasta 6 meses)

  • Sensación de frío o entumecimiento en la mano (a causa del flujo sanguíneo que se desvía a otras partes y hacia la fístula)

  • Protuberancia antiestética bajo la piel (por el aumento de tamaño de la fístula)

  • Sangrado prolongado de la fístula después de la hemodiálisis

  • Estrechamiento o debilitamiento de los vasos sanguíneos usados para la fístula

  • Formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos usados para la fístula

  • Riesgos asociados a la anestesia o cualquier otro medicamento usado durante el procedimiento

Aprenda a vivir con una fístula AV

Ciertos problemas como el estrechamiento (estenosis) de la vena o una infección pueden inutilizar una fístula; si esto le sucede, quizás haya que administrarle otros tratamientos para reparar o crear una nueva fístula. Para protegerse la fístula, siga estas instrucciones y cualquier otra indicación que le den:

  • Revise la fístula tan a menudo como le indique el médico. Si no puede sentir el frémito, informe a su médico inmediatamente.

  • Asegúrese de que le revisen la fístula antes de cada tratamiento de diálisis.

  • No deje que nadie le saque la sangre o le mida la presión arterial en el brazo que tiene la fístula.

  • Lávese las manos a menudo y mantenga limpia la zona que rodea la fístula.

  • No duerma sobre el brazo que tiene la fístula.

  • No se ponga joyas apretadas ni un reloj de pulsera en el brazo que tiene la fístula.

  • Protéjase la fístula contra las cortadas, rasguños o golpes.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.