Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Amigdalectomía en adultos

Las amígdalas son dos pequeñas masas de tejido situadas en la parte posterior de la garganta; forman parte del sistema inmunológico del cuerpo, que ayuda al organismo a combatir las enfermedades. En algunas personas, las amígdalas se infectan o aumentan de tamaño y pueden causar fuertes dolores de garganta, ronquidos u otros problemas. La amigdalectomía es una operación en la que se extirpan (sacan) las amígdalas. Esta cirugía puede recomendarse si tiene alguna obstrucción que le provoque apnea del sueño, o infecciones recurrentes, crónicas o graves. Esta hoja le da más información sobre esta cirugía y lo que puede esperar que ocurra.

Boca abierta que muestra unas amígdalas inflamadas.

Prepárese para la cirugía

Prepárese siguiendo las instrucciones que le hayan dado. Informe a su proveedor de atención médica de todos los medicamentos que toma, incluyendo también los que se adquieren sin receta, las hierbas medicinales y otros suplementos. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la cirugía, según le indique su proveedor de atención médica. Además, siga las indicaciones que le den para dejar de comer o beber antes de la operación.

El día de la cirugía

La cirugía dura cerca de 60 minutos; es probable que usted regrese a casa el mismo día.

Antes de la cirugía

Esto es lo que puede esperar que suceda antes de que comience la cirugía:

  • Le pondrán una sonda intravenosa (IV) en una vena del brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Para evitar que usted sienta dolor durante la operación, le administrarán anestesia general. Este medicamento le inducirá un estado parecido al del sueño profundo a lo largo de toda la operación.

Durante la cirugía

Esto es lo que puede esperar que suceda durante la cirugía:

  • Le colocarán en la boca un aparato especial para mantenerla abierta.

  • Con ayuda de otros instrumentos se extirpan las amígdalas de la parte posterior de la garganta; el tejido se extrae a través de la boca.

  • Por último se retira el aparato que mantiene abierta la boca.

Después de la cirugía

Lo trasladarán a una sala de recuperación. El personal de atención médica se asegurará de que usted pueda beber líquidos y se encargará de controlar cualquier dolor que sienta. Una vez que esté listo para salir del hospital, un familiar o amigo adulto tendrá que conducirlo a su casa.

Recuperación en su casa

Es probable que tarde unas dos semanas en recuperarse de la operación. Durante su recuperación:

  • Es de esperar que tenga dolor de garganta. También podría sentir dolor en los oídos. Este es un dolor “referido” de la garganta, y es normal. Su dolor posoperatorio podría aparecer y desaparecer, y tal vez empeore el cuarto o quinto día después de la operación.

  • Hable lo menos posible, si le duele hacerlo.

  • Tome sus analgésicos (calmantes del dolor) según las indicaciones.

  • No maneje vehículos mientras esté tomando narcóticos o medicamentos opiáceos para el dolor. Es normal que sienta sueño o mareos al tomar este medicamento.

  • No tome ibuprofeno ni aspirina durante 14 días después de la operación, a menos que su proveedor de atención médica le dé permiso para hacerlo. Puede usar acetaminofén según le indiquen.

  • Póngase dos o tres almohadas debajo de la cabeza al descansar, para ayudar a controlar la hinchazón.

  • Tome muchos líquidos fríos. El agua, los jugos no cítricos y las barras de jugo congelado son buenas opciones.

  • Coma alimentos fríos y blandos, que son los más fáciles de tragar. Pruebe a comer helado, gelatina, huevos revueltos, pasta y puré de papas.

  • Evite los alimentos que tenga que masticar mucho o los que puedan rasguñar la garganta, como el pan tostado o las papas fritas (chips). Absténgase de comer alimentos calientes, picantes o agrios.

  • Evite las actividades enérgicas durante dos o tres semanas después de la operación.

  • Sea consciente de que durante la recuperación se formarán unas manchas blancas en la garganta. Estas manchas son placas y no son señal de infección. Las placas se desprenderán en una o dos semanas y pueden causar sangrado. Para reducir al mínimo el sangrado, tome mucho líquido. Hacer gárgaras con agua fría puede aliviar estas molestias.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho o dificultades para respirar (llame al 911)

  • Fiebre de 100.4° F (38° C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Sangrado de color rojo brillante procedente de la boca o la nariz

  • Dolor intenso que no se alivia con medicamentos

  • Señales de deshidratación (orina oscura o necesidad de orinar con menos frecuencia)

  • Sangrado profuso o persistente en la garganta en cualquier momento

  • Otras señales o síntomas que le indique su proveedor de atención médica

Visitas de control

Haga una cita de control con su proveedor de atención médica según las indicaciones. Durante esta cita el proveedor de atención médica se asegurará de que usted se esté recuperando bien. Haga cualquier pregunta que tenga sobre la cirugía o su recuperación.

Riesgos y posibles complicaciones

Los riesgos de esta cirugía incluyen los siguientes:

  • Infección

  • Sangrado

  • Lesiones a los labios o los dientes

  • Dolor al tragar durante la recuperación

  • Necesidad de una segunda operación

  • Riesgos relacionados con la anestesia

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.