Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Implantación de un filtro en la vena cava

Un filtro de vena cava es un dispositivo que atrapa un coágulo de sangre en la parte inferior del cuerpo para impedir que llegue hasta los pulmones. Quizás usted necesite un filtro de vena cava si está en riesgo de tener una embolia pulmonar (EP). Se produce una embolia pulmonar si un coágulo de sangre que se ha formado en las piernas se desplaza hasta los pulmones y se atasca en un vaso sanguíneo. Esto puede obstruir el flujo de sangre en los pulmones y causar la muerte. Durante la implantación de un filtro en la vena cava, se usa un tubo delgado llamado catéter para colocar (implantar) un filtro en la vena cava inferior (VCI). La VCI es una vena grande del abdomen que devuelve la sangre desde la parte inferior del cuerpo al corazón y los pulmones. Algunos filtros de vena cava son permanentes, mientras que otros son provisionales y pueden extraerse cuando dejan de ser necesarios. En esta hoja se explica cómo se implanta este filtro en el cuerpo. El procedimiento puede realizarse en el hospital si usted ha ingresado por otras razones médicas; en algunos casos, puede realizarse el mismo día en un procedimiento ambulatorio (es decir, que no requiere hospitalización). Su médico puede darle más información sobre los detalles específicos de su caso.

Sección transversal de la vena cava inferior que muestra el filtro implantado atrapando el coágulo de sangre. El localizador muestra el contorno del cuerpo con el corazón, los pulmones, los riñones y la vena cava inferior; el cuadro muestra la ubicación del filtro en la vena cava inferior, cerca del corazón.

Preparativos para el procedimiento

  • Informe a su médico si:

    • Toma algún medicamento. Esto incluye los medicamentos que se adquieren sin receta, los remedios de hierbas y otros suplementos. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes del procedimiento.

    • Le tiene alergia a algún medicamento. Mencione también si le tiene alergia al yodo o el medio de contraste (colorante), o si alguna vez ha tenido una reacción a las sustancias utilizadas durante otras pruebas o procedimientos.

    • Tiene otros problemas de salud, como diabetes o trastornos renales.

    • Está o podría estar embarazada.

    • Está amamantando.

  • Siga las indicaciones que le den para dejar de comer o beber antes del procedimiento.

El día del procedimiento  

El procedimiento dura aproximadamente 1-2 horas y quizás requiera que usted ingrese o permanezca en el hospital uno o varios días después. También es posible que pueda regresar a su casa el mismo día.

Antes de que comience el procedimiento:  

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán un medicamento (anestesia) para que usted no sienta ningún dolor durante el procedimiento. Es probable que le pongan sedación, que lo relajará y le dará sueño.

Durante el procedimiento:  

  • Le adormecerán con un medicamento el sitio de inserción del catéter, que puede ser la ingle o el cuello.

  • Se practica una pequeña punción (orificio) en la piel insensibilizada.

  • El catéter se inserta a través de la punción y dentro de la vena que abastece la VCI.

  • Con ayuda de fluoroscopia (radiografías) o ecografía (ultrasonido) se visualizan imágenes en vivo de la trayectoria desde el sitio de inserción hasta la VCI. Si se usa la fluoroscopia, se inyecta medio de contraste por el catéter para ayudar a resaltar la vena más claramente en las radiografías. Si se usa la ecografía, primero se aplica un gel a la piel, luego se recorre la zona con un transductor que envía imágenes de los vasos sanguíneos a una pantalla de video.

  • Cuando el catéter está en su posición, se hace pasar el filtro por su interior para colocarlo en la VCI.

  • Una vez que el filtro está bien fijo en su posición, se extrae el catéter. Se aplica presión en el lugar de inserción para detener el sangrado. A continuación se cubre el sitio con un apósito.

Después del procedimiento:  

Lo trasladarán a una sala de recuperación para que descanse. Allí le administrarán medicamentos para controlar el dolor y prevenir una infección. Es posible que lo trasladen a su habitación del hospital, o bien que le den de alta para que regrese a casa después de unas horas. Consiga a un familiar o amigo adulto que lo lleve a su casa, si es necesario.

La recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le hayan dado. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome todos sus medicamentos de la forma indicada.

  • Cuídese el sitio de inserción del catéter según las indicaciones.

  • Revise el sitio de inserción del catéter para ver si tiene señales de infección (lea más adelante).

  • Camine por lo menos unas cuantas veces al día. Vaya aumentando la distancia y la intensidad conforme se sienta capaz de hacerlo. Caminar ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y reducir el riesgo de que se formen coágulos de sangre.

  • Evite levantar objetos pesados o hacer otras actividades enérgicas, según las indicaciones.

  • Evite manejar un automóvil hasta que el médico le diga que puede hacerlo. No maneje vehículos si está tomando medicamentos que le producen modorra o sueño.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Hinchazón del cuello, dolor de pecho o dificultades para respirar

  • Señales de infección en el sitio de inserción del catéter, como mayor enrojecimiento, hinchazón, sensación de calor, empeoramiento del dolor, sangrado o secreción maloliente

  • Cambios de la coloración, temperatura, sensibilidad o movimiento de uno de las piernas

  • Dolor constante o cada vez peor en la pierna

  • Entumecimiento de la pierna

  • Hinchazón de la pierna después del procedimiento

 

Seguimiento

El médico que ordenó el procedimiento controlará su estado y evaluará los progresos de su recuperación. Esto podría suceder mientras usted está en el hospital o, si regresó a casa después del procedimiento, en una cita de control que tendrá con su médico en el plazo de una semana.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Sangrado o infección en el sitio de inserción del catéter

  • Daño a la vena por donde circuló el catéter durante el procedimiento

  • Problemas causados por el medio de contraste, como reacciones alérgicas o daño a los riñones

  • Colocación incorrecta del filtro

  • Taponamiento del filtro con coágulos y obstrucción del flujo de sangre en la VCI, lo que puede causar una grave hinchazón en la pierna

  • Rotura del filtro

  • El filtro podría aflojarse, desplazarse o flotar a otro lugar del cuerpo, como el corazón o los pulmones

  • Riesgos asociados a la anestesia o los demás medicamentos usados durante el procedimiento

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.