Tratamiento trombolítico venoso - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento trombolítico venoso

El tratamiento trombolítico venoso es un procedimiento indicado para tratar un coágulo de sangre que está atascado en una vena del brazo o la pierna. Si el coágulo obstruye el flujo sanguíneo a través de la vena, pueden aparecer síntomas como dolor e hinchazón. Durante el tratamiento trombolítico, se emplea un medicamento disolvente de coágulos para ayudar a restablecer el flujo de sangre a través de la vena. En esta hoja se explica cómo se realiza este tratamiento.

Sección transversal de la vena con el coágulo de sangre, que muestra el catéter liberando el medicamento dentro del coágulo.

Antes del tratamiento

  • El tratamiento trombolítico acarrea más riesgos en pacientes que tienen ciertos trastornos de salud. Por esta razón, es indispensable elaborar una historia clínica detallada y determinar si es seguro administrar el tratamiento. Asegúrese de mencionar al médico todos los problemas de salud que tenga. Además, el médico le preguntará si ha tenido problemas específicos como antecedentes de ataque cerebral, lesión en la cabeza o sangrado en el cerebro.

  • Es probable que antes del tratamiento le hagan pruebas como análisis de sangre y estudios con imágenes.

  • Informe a su médico si:

    • Toma algún medicamento. Asegúrese de mencionar si toma medicamentos que retardan o impiden la coagulación de la sangre; además mencione si toma medicamentos que no requieren receta, hierbas medicinales o suplementos. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes del tratamiento.

    • Le tiene alergia a algún medicamento. Mencione también si le tiene alergia al medio de contraste (colorante) o si alguna vez ha tenido una reacción a las sustancias utilizadas durante las otras pruebas o procedimientos.

    • Tiene otros problemas de salud, como diabetes o trastornos renales.

    • Está o podría estar embarazada. 

    • Está amamantando.

    • Ha tenido algún tipo de cáncer en el pasado.

  • Siga las indicaciones que le den para dejar de comer o beber antes del tratamiento.

En qué consiste el tratamiento

El tratamiento tiene lugar en un hospital y suele realizarlo un médico llamado radiólogo intervencionista.

Antes de que comience el tratamiento:

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán un medicamento para que no sienta ningún dolor durante el tratamiento. Es probable que le pongan sedación, que lo relajará y le dará sueño.

Durante el tratamiento:  

  • Le inyectarán un medicamento en la piel para insensibilizar el sitio del tratamiento, que generalmente es la pierna.

  • A través de la piel insensibilizada se hace una punción con una aguja pequeña para entrar en un vaso sanguíneo.

  • A través de la punción se introduce un tubo delgado llamado catéter, que se hace conducir suavemente a través de un vaso sanguíneo conectado a la vena que contiene el coágulo. El procedimiento se realiza bajo la guía de radiografías en vivo que se presentan en una pantalla de video.

  • Por el catéter se inyecta un medio de contraste que permite visualizar los vasos sanguíneos en las radiografías.

  • Cuando el catéter llega al coágulo, se inyecta lentamente el medicamento. En ciertos casos se usa también un aparato mecánico o de aspiración conectado en el extremo del catéter para desintegrar el coágulo.

  • El catéter se deja implantado hasta que el coágulo se haya disuelto, lo que suele tardar 12-24 horas pero puede llevar hasta 72 horas o más.

  • Es posible que durante este período se tomen radiografías en varias ocasiones para comprobar el progreso del tratamiento.

  • Una vez finalizado el tratamiento, se retira el catéter. Se aplica presión en el lugar de inserción para detener el sangrado. Por último, el sitio se cubre con un apósito.

Después del tratamiento: Si los coágulos son pequeños, quizás pueda regresar a su casa el mismo día. Si los coágulos son más grandes o más complejos, quizás tenga que pasar uno o varios días en el hospital. El personal de enfermería y los médicos lo vigilarán estrechamente mientras durante su estancia en el hospital. Cuando su médico le dé permiso para regresar a casa, tenga a un familiar o a un amigo adulto listo para llevarlo.

La recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le hayan dado. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome abundante agua para ayudar a expulsar el medio de contraste que queda en su organismo.

  • Tome todos sus medicamentos de la forma indicada.

  • Cuídese el sitio de inserción del catéter según las indicaciones.

  • Revise el sitio de inserción para ver si tiene señales de infección (lea más adelante).

  • Evite levantar objetos pesados o hacer actividades enérgicas, según las indicaciones.

  • Camine por lo menos unas cuantas veces al día. Vaya aumentando lentamente la distancia y la intensidad conforme se sienta capaz de hacerlo.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Dolor de pecho o dificultades para respirar

  • Señales de infección en el sitio de inserción del catéter, como mayor enrojecimiento o hinchazón, sensación de calor, empeoramiento del dolor, sangrado o secreción maloliente

  • Insensibilidad u hormigueo en el brazo o la pierna afectado

  • Dolor en el brazo o la pierna afectado que no desaparece o que empeora

  • Hinchazón, coloración azulada o sensación de frío en el brazo o la pierna afectado

Seguimiento

Tendrá una cita de control con el médico en 7-10 días. Según cuál sea la causa del coágulo de sangre, quizás necesite otros tratamientos en el futuro. Su médico le dará más información sobre esto.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Sangrado o infección causados por problemas en el sitio de inserción del catéter

  • Sangrado en cualquier sitio adonde pueda haber llegado el medicamento disolvente de coágulos (Nota: Si el sangrado se produce en el cerebro, podría surgir un ataque cerebral.)

  • Desprendimiento de partes del coágulo que se desplazan a lugares difíciles de alcanzar, lo que podría requerir más tratamientos

  • Reacción alérgica al medicamento disolvente de coágulos

  • Problemas causados por el medio de contraste, como reacciones alérgicas o daño a los riñones

  • Riesgos relacionados con la anestesia o cualquier otro medicamento que le administren durante el tratamiento (le explicarán estos riesgos antes del tratamiento)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.