Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El consumo de alcohol tras una lesión de la médula espinal (LME)

Muchas personas consideran normal el consumo moderado de alcohol en sociedad. Tomar unas copas con los amigos es una forma común de relajarse y mantener la amistad. Pero el alcohol puede causar problemas a las personas con una lesión de la médula espinal, y el abuso continuo del alcohol no es bueno para la salud de ninguna persona. Antes de tomar la decisión de beber alcohol, consulte con su equipo de atención médica para que le ayuden a tomar una decisión informada sobre el consumo responsable de alcohol.

El alcohol tras una lesión de la médula espinal

El alcohol reduce la función cerebral, lo cual puede afectar negativamente la memoria, el juicio y la coordinación. En consecuencia, es menos probable que usted siga correctamente su programa de cuidados. Para decidir si puede beber alcohol sin peligro, considere lo siguiente:

  • Después de haber bebido alcohol, ¿se acordará de cambiar de posición siguiendo el programa preestablecido?

  • ¿Puede llevar a cabo correctamente el cuidado intestinal y de la vejiga después de tomar alcohol?

  • ¿Puede manejar sin peligro su silla de ruedas u otros instrumentos de ayuda después de tomar alcohol?

  • ¿Se acordará de tomar las precauciones necesarias para evitar cortadas, quemaduras u otras lesiones en sus extremidades?

  • ¿Ha consultado con su médico o farmacéutico acerca del efecto del alcohol sobre los medicamentos que toma?

  • Cuando bebe alcohol, ¿se limita a tomar una o dos copas, o suele acabar bebiendo demasiado casi siempre?

Maneras de reducir sus riesgos

La mejor manera de evitar los problemas relacionados con el alcohol es no beber alcohol. Si de todas maneras decide beber, hágalo con moderación y recuerde los siguientes consejos:

  • Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica acerca de la cantidad de alcohol que puede beber sin peligro. Esta cantidad probablemente será menor que antes de su lesión de la médula espinal.

  • Controle la cantidad de alcohol que bebe, ya que beber demasiado de una sola vez y rápidamente, aumentará la probabilidad de problemas.

  • No olvide cambiar su postura siguiendo el programa preestablecido.

  • Recuerde vaciar la vejiga cuando beba. Una vejiga demasiado llena puede dar lugar a infecciones, y también puede causar un problema serio llamado disreflexia autónoma (DA). Este problema consiste en un aumento repentino de la presión arterial que requiere tratamiento inmediato. Pregunte a su proveedor de atención médica si usted está en riesgo de disreflexia autónoma.

  • Hable con su proveedor de atención médica o con su farmacéutico para averiguar de qué manera el alcohol podría afectar los medicamentos que usted está tomando. Si decide beber, es posible que deba hacer ciertos ajustes en su medicación.

  • Nunca maneje después de haber bebido alcohol.

¿Tiene problemas con el alcohol?

Estas preguntas pueden ayudarle a examinar sus hábitos de consumo de alcohol.

  • ¿Ha sentido alguna vez la necesidad de reducir el consumo de alcohol?

  • ¿Se enoja cuando alguien critica su consumo de alcohol?

  • ¿Se ha sentido alguna vez avergonzado o culpable acerca de su consumo de alcohol?

  • ¿Ha tomado alguna vez alcohol a primera hora de la mañana para tratar de relajarse o aliviar la resaca si bebió demasiado la víspera?

Si ha respondido “sí” a alguna de las preguntas anteriores, es posible que tenga un problema con el alcohol. Hable con su proveedor de atención médica o con un consejero especializado en alcoholismo o drogadicción. Busque ayuda participando en un grupo local de apoyo o hablando con sus amigos y familiares.

Recursos

Para obtener más información sobre el abuso del alcohol visite estos sitios:

  • AlcoholScreening.org
    www.alcoholscreening.org

  • Alcoholics Anonymous (AA)
    www.aa.org

  • National Institute on Alcohol Abuse and Addiction
    www.niaaa.nih.gov

  • National Council on Alcoholism and Drug Dependence, Inc. (NCADD)
    www.ncadd.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.