Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El cuidado de la demencia terminal

La demencia es la pérdida de la función cerebral que se produce con ciertas afecciones del cerebro. La demencia afecta la memoria e impide que los pacientes piensen claramente y puedan comunicarse. A medida que la demencia va empeorando lentamente, los pacientes se vuelven cada vez más incapacitados y, con el tiempo, pierden la facultad de cuidarse a sí mismos. Si su ser querido ha progresado a la etapa terminal (avanzada) de la demencia, quizás le resulte útil saber qué puede esperar y hacer planes para el futuro.

Proveedor de atención médica hablando con un hombre y una mujer.

En qué consiste la demencia terminal

Aunque cada paciente experimenta síntomas diferentes, en general la demencia tiene tres fases básicas. Cada fase puede durar de unos cuantos meses a varios años. La demencia terminal es la última fase y, en muchos casos, la más estresante tanto para los pacientes como para sus familiares. Una vez que se llega a este punto, la función cerebral de su ser querido se habrá deteriorado gravemente; esto afectará el desempeño del resto de su cuerpo. En la fase terminal de la demencia, es posible que su ser querido ya no pueda:

  • Reconocer a sus familiares y amigos.

  • Razonar o tener buen juicio.

  • Hablar o entender el lenguaje.

  • Controlar los intestinos y la vejiga.

  • Comer o tragar correctamente.

  • Caminar correctamente; quizás necesite una silla de ruedas o esté postrado en la cama.

  • Realizar las tareas normales de la vida cotidiana; el paciente necesitará cuidados continuos.

Modificación del plan de cuidados de su ser querido

Dado el grado de cambios físicos y mentales que pueden producirse en la demencia terminal, quizás sea necesario cambiar los objetivos de cuidados y el plan de tratamiento de su ser querido. El médico y el equipo de atención médica de su ser querido pueden orientarle en este proceso. Cuando se reúna con los miembros del personal, usted y las demás personas que participan en los cuidados de su ser querido quizás quieran preguntar:

  • ¿Cuánto tiempo de vida le queda a nuestro ser querido?

  • ¿Cómo pueden controlarse los síntomas durante este período?

  • ¿Qué tratamientos podrían resultar útiles?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de estos tratamientos?

  • ¿Cómo ayudarán estos tratamientos a su salud general y su comodidad?

Estas preguntas podrían conducir a otras conversaciones sobre los cuidados al final de la vida. Aunque estas conversaciones pueden ser difíciles, recuerde que el objetivo consiste en ofrecer a su ser querido el mejor cuidado y calidad de vida posibles. Piense en las conversaciones que pueda haber tenido sobre el tipo de tratamientos que su ser querido quiere al final de su vida. Considere sus valores o creencias religiosas. También es conveniente que pida consejos a las personas que comparten esos valores.

Si va a considerar opciones de cuidados y traslado

En la fase terminal de la demencia, las necesidades de cuidados de su ser querido aumentarán enormemente. Si usted todavía cuida de su ser querido en casa, quizás ha llegado la hora de explorar otras opciones de cuidados, tales como:

  • Servicios de acompañantes privados. Un acompañante privado es un tipo especial de cuidador cuya función especial consiste en vigilar al paciente y hacerle compañía. Los servicios de acompañantes algunas veces están cubiertos por los planes de seguro de cuidados a largo plazo.

  • Traslado a un hogar de ancianos o un centro de enfermería especializada. En este tipo de instalación se ayuda a realizar las tareas de la vida cotidiana y se brinda atención médica constante. El plantel cuenta con médicos capacitados, enfermeros especializados y terapeutas que ayudan en los cuidados.

  • Cuidados para enfermos terminales. Este tipo de cuidados al final de la vida (hospice) se administran en centros de enfermería especializada, centros de cuidados paliativos o en el domicilio. Los cuidados para enfermos terminales se dedican a asegurar la comodidad de su ser querido y mejorar su calidad de vida durante el tiempo que le queda. También brindan apoyo físico, emocional y espiritual tanto a los pacientes como a sus familiares.

Tener que tomar la decisión de trasladar a su ser querido a una instalación o iniciar cuidados para enfermos terminales puede ser angustiante. Pero sepa que usted no está a solas en este proceso. Los miembros del personal de atención médica de su ser querido pueden aclarar sus dudas e inquietudes. También puede pedirle consejos a un trabajador social, asesor espiritual o abogado.

Para conseguir apoyo

Con el tiempo, lidiar con la enfermedad de su ser querido puede resultarle agotador. La aflicción, la rabia, el temor y la preocupación son todas emociones normales. En lugar de enfrentarse a sus emociones a solas, quizás le ayude buscar el contacto con otras personas y hablar con otros familiares y amigos. También podría servirle de ayuda ingresar a un grupo de apoyo para familiares y cuidadores de seres queridos con demencia. Además podrá buscar apoyo del equipo de atención médica de su ser querido. Otra posibilidad es que se ponga en contacto con el departamento de salud de su condado para encontrar otros recursos dentro de su comunidad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.