Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Estiramiento facial (ritidectomía)

El estiramiento facial (llamado también ritidectomía o lifting) es una cirugía plástica indicada para estirar y levantar piel floja y flácida de la cara, así como ayudar a reducir las líneas de expresión y arrugas del rostro. Quizás usted decida operarse para mejorar su apariencia. Converse con su médico acerca de sus objetivos de tratamiento y pídale que le dé más información sobre lo que puede esperar.

Vista lateral de la cabeza de una mujer mostrando la incisión para una ritidectomía (estiramiento facial)

Preparativos para la operación

Prepárese para la operación tal como se lo hayan indicado. Además:

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que toma, incluyendo los remedios a base de hierbas, suplementos y cualquier anticoagulante como Coumadin, Plavix o aspirina diaria. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la operación.

  • Dígale al médico si usted fuma. El cigarrillo puede afectar la cicatrización de las incisiones quirúrgicas. Para obtener mejores resultados, su médico podría pedirle que se abstenga de fumar durante las semanas anteriores y posteriores a la operación.

  • No coma ni beba nada, ni siquiera café, agua, chicle o mentas, durante las 8 horas anteriores a la operación o según le indique su cirujano. (Si le han indicado que tome medicamentos, trágueselos con un pequeño sorbo de agua.)

El día de la operación

La operación dura cerca de 2-6 horas. Quizás pueda regresar a casa el mismo día, o tal vez deba pasar la noche en el hospital.

Antes de que empiece la operación:

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán un medicamento para que no sienta ningún dolor durante la operación. Es posible que le pongan anestesia general, que le inducirá un estado parecido al del sueño profundo durante la operación. (Podrían insertarle un tubo en la garganta para ayudarlo a respirar.) Otra posibilidad es que le administren sedación, que lo relajará y le dará sueño. Si le ponen sedación, le inyectarán anestesia local para dormirle las zonas que se van a operar. El anestesiólogo le explicará sus opciones.

Durante la operación:

  • El médico le hace una incisión en un lado de la cara. En la mayoría de los casos, esta incisión comienza cerca de la línea de nacimiento del pelo, cerca de las sienes, baja por la parte delantera de la oreja, luego continúa detrás de esta y por último termina en el cuero cabelludo. Se practica la misma incisión en el otro lado de la cara.

  • Se levanta la piel para exponer las capas subcutáneas de grasa y músculo.

  • Podría extraerse o cambiarse de posición el exceso de grasa, para crear un contorno más suave. Las capas más profundas de músculo y tejidos podrían tensarse y levantarse con ayuda de puntos (suturas).

  • Se tira de la piel nuevamente hacia abajo y se extirpa (quita) la cantidad sobrante.

  • Las incisiones se cierran con puntos, grapas o adhesivo quirúrgico.

  • Cerca de la incisión podrían colocarle un pequeño tubo (drenaje) para ayudar a eliminar el líquido que puede acumularse después de la operación.

Después de la operación

Lo trasladarán a la sala de recuperación donde se despertará de la anestesia. Quizás sienta sueño o náuseas. Si le pusieron un tubo respiratorio, es posible que tenga dolor de garganta al principio. Si es necesario, le darán medicamentos contra el dolor (analgésicos) para controlar las molestias. Es posible que tenga la cara vendada y que necesite ponerse una prenda de compresión alrededor de la cabeza. También podría aplicársele una bolsa de hielo o compresa fría sobre la cara. Estas medidas ayudan a reducir el amoratamiento y la hinchazón. Quizás pueda regresar a casa el mismo día, o tal vez se le traslade a una habitación donde pasará la noche. Cuando llegue la hora de irse, tenga a un familiar o a un amigo adulto listo para llevarlo a casa.

La recuperación en el hogar

Durante las próximas semanas, es probable que tenga cierto dolor, amoratamiento e hinchazón. Su médico le dirá cuándo puede reanudar sus actividades normales. Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le hayan dado. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome todos los medicamentos que le receten exactamente según las indicaciones.

  • Aplíquese una bolsa de hielo o compresa fría sobre la cara, de la forma indicada.

  • Cuídese las incisiones según las instrucciones; entre otras cosas, tendrá que mantener secos los apósitos y las incisiones cuando se bañe o duche.

  • Póngase la prenda de compresión según las indicaciones.

  • Durante 10 días después de la operación, mantenga la cabeza por encima del nivel del corazón. Por ejemplo, no se agache para amarrarse los zapatos.

  • Camine por lo menos unas cuantas veces al día, pero no haga demasiado esfuerzo.

  • Evite levantar objetos pesados o hacer actividades enérgicas, según las indicaciones.

  • Evite manejar un automóvil hasta que el médico le diga que puede hacerlo. No maneje vehículos mientras esté tomando medicamentos que le pueden producir modorra o sueño.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor de pecho o dificultades para respirar (llame al 911 u otro servicio de emergencia)

  • Fiebre de 100.4°F o más alta (o según le indique su médico)

  • Señales de infección en uno de los sitios de las incisiones, como mayor enrojecimiento o hinchazón, sensación de calor, empeoramiento del dolor o secreción maloliente

  • Mayor dolor o hinchazón rápida en un lado de la cara.

  • Latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento o sensación de calor en la pierna, la pantorrilla o el muslo

Seguimiento

Tendrá varias citas de control con su médico. Estas citas son necesarias para que el médico observe si sus incisiones se están cicatrizando debidamente y evalúe los resultados de su procedimiento. Si tiene puesto un drenaje, podrían quitárselo cerca de 2 días después de la operación. Si hay que retirarle los puntos, se los quitarán cerca de 5-7 días después de la operación. Las grapas aplicadas a la línea de nacimiento del pelo suelen retirarse 7-10 días después de la operación.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Sangrado

  • Infección

  • Lesión al nervio facial, que puede causar parálisis parcial de la cara (que suele ser pasajera)

  • Formación de coágulos de sangre

  • Mala cicatrización de las incisiones

  • Caída del pelo cercano a los sitios de incisión

  • Alteraciones de la sensibilidad, como entumecimiento o dolor

  • Pigmentación anormal de la piel

  • Muerte del tejido cutáneo o del tejido adiposo (graso) de la piel

  • Acumulación anormal de líquido debajo de la piel

  • Insatisfacción con los resultados estéticos

  • Riesgos relacionados con la anestesia (que el anestesiólogo le explicará)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.