Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Paracentesis

Su médico ha recomendado una paracentesis para eliminar el exceso de líquido en su abdomen. El procedimiento consiste en la extracción de líquido con una aguja. Es posible que se analice una pequeña muestra del líquido para determinar si hay problemas. Si la acumulación de líquido está causando molestias o dolor, podría extraerse todo el líquido. Para ello se conecta un tubo a la aguja y se drena el líquido en un recipiente fuera del cuerpo. Si los síntomas son graves, la paracentesis puede hacerse como procedimiento de emergencia. De no ser así, el procedimiento se programará de antemano. Siga leyendo para obtener más información sobre la paracentesis. 

La ascitis

Muchos órganos del cuerpo, entre ellos el hígado y el intestino, se encuentran dentro del abdomen. Estos órganos están contenidos dentro de una membrana llamada peritoneo, que consta de dos capas y produce un líquido para reducir la fricción entre ambas capas. La acumulación de este líquido en el abdomen se llama ascitis, un trastorno que puede causar dolor, malestar y dificultad para respirar. El líquido puede acumularse por varios motivos, entre ellos la cirrosis crónica, la insuficiencia renal y el cáncer. Su médico puede darle más información sobre la causa de su ascitis.

Para qué sirve la paracentesis

La paracentesis puede hacerse por dos motivos: diagnosticar la causa del exceso de líquido en el abdomen, o simplemente drenar el exceso de líquido. En algunos casos, el líquido vuelve a acumularse y es necesario repetir el procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que esté tomando. Mencione también si tiene cualquier tipo de alergia.

  • Antes de que empiece la paracentesis, le pedirán que vacíe la vejiga para prevenir lesiones en esta durante el procedimiento. En caso necesario puede colocarse en la vejiga un tubo pequeño (sonda Foley) para drenar la orina durante el procedimiento. Este tubo se retira después del procedimiento.

  • Puede que le pongan una sonda intravenosa en el brazo o en la mano para suministrarle líquidos y medicamentos. 

Durante el procedimiento

  • Usted estará despierto durante el procedimiento.

  • La inserción de la aguja puede guiarse con ayuda de una ecografía para poder ver imágenes del interior del abdomen en una pantalla de vídeo. Esto ayuda al médico a ubicar la zona donde se acumula el líquido en el abdomen y a decidir dónde insertar la aguja.

  • Se inyecta anestesia local para insensibilizar la piel del abdomen en el lugar donde se introducirá la aguja.

  • Una vez insensibilizada la zona, el médico introduce cuidadosamente la aguja en el abdomen, con lo cual ésta se llena de líquido.

  • La aguja puede quitarse tras tomar solamente una pequeña muestra de líquido para que sea analizado en un laboratorio. La obtención de esta muestra tarda unos 10 a 15 minutos.

  • O bien puede conectarse un tubo a la aguja para drenar todo el exceso de líquido. El tubo puede inmovilizarse con cinta adhesiva o con grapas para evitar que desplace la aguja fuera del abdomen.

  • El tiempo que tarda el líquido en drenarse varía de una persona a otra. En la mayoría de los casos el drenaje dura aproximadamente 30 minutos. Su médico le indicará si espera que el procedimiento se demore más de lo habitual.

  • Una vez drenado todo el líquido, se quita la aguja y el tubo.

  • Se aplica presión sobre el punto de inserción para detener la salida de líquido y el sangrado.

  • Se coloca un vendaje pequeño sobre el lugar de la punción.

Después del procedimiento

Podrían trasladarlo a una sala de recuperación después del procedimiento. Si tiene dolor, le darán medicamentos para aliviarlo según lo necesite. Probablemente regresará a casa 1 o 2 horas después del procedimiento. De ser posible, coordine con un familiar o amigo adulto para que lo lleve a su casa cuando salga del hospital.

Riesgos y posibles complicaciones de la paracentesis

Este procedimiento se considera seguro, pero al igual que todos los procedimientos quirúrgicos implica ciertos riesgos, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Sangrado

  • Infección

  • Lesión a otras estructuras en el abdomen

  • Descenso rápido de la presión arterial 

La recuperación en el hogar

  • En caso necesario, el médico puede recetarle o recomendarle medicamentos contra el dolor para que los lleve a casa. Tome estos medicamentos siguiendo exactamente las indicaciones que le hayan dado. Si dejó de tomar otros medicamentos antes del procedimiento, pregunte al médico cuándo puede empezar a tomarlos de nuevo.

  • Puede quitarse el vendaje 24 horas después del procedimiento.

  • No haga demasiado esfuerzo durante las primeras 24 horas después del procedimiento. Evite la actividad física hasta que el médico se lo autorice.

Seguimiento

Programe una cita de control con su médico según le hayan indicado. Durante su visita de control, el médico revisará si se está recuperando bien. Haga saber al médico cómo se siente. También puede hablar con el médico sobre la causa de su ascitis y si necesita tratamiento adicional. 

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico si tiene alguno de estos síntomas después del procedimiento:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 ºC) o más alta.

  • Dificultad para respirar.

  • Dolor que no se alivia incluso después de tomar los medicamentos contra el dolor.

  • Dolor abdominal por una causa distinta a la punción en la piel.

  • Sangrado en el sitio de la punción.

  • Pérdida de líquido en el sitio de la punción (a menos que sea una cantidad pequeña).

  • Hinchazón en el abdomen.

  • Señales de infección en el sitio de la punción, como aumento del dolor, del enrojecimiento o de la hinchazón, calor o supuración maloliente.

  • Sangre en la orina.

  • Mareos, sensación de aturdimiento o desmayos. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.