Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Prediabetes

A usted le han diagnosticado prediabetes. Esto significa que el nivel de glucosa (azúcar) en su sangre es demasiado alto. Si usted tiene prediabetes, está en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 se diagnostica cuando el nivel de glucosa en la sangre alcanza un cierto nivel demasiado alto. En la prediabetes el nivel de glucosa todavía no es tan alto, aunque es superior al nivel normal. Es de importancia vital que haga cambios en su estilo de vida para bajar su nivel de azúcar, mejorar su salud y prevenir la diabetes. Esta hoja le dará más información sobre este tema.

Corte transversal de un vaso sanguíneo; en el interior, se ven formas que simbolizan glucosa. Muchos símbolos de glucosa indican la presencia de demasiada azúcar en la sangre. Se ven dos glóbulos debajo del vaso sanguíneo.

¿Por qué preocuparse de la prediabetes?

La diabetes es una enfermedad en la que las células tienen dificultad para usar la glucosa de la sangre a fin de obtener energía. En la prediabetes, las células empiezan a tener dificultad para usar la glucosa, con lo cual queda demasiada glucosa en la sangre. Esto puede afectar el funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos, y el problema puede empeorar si no se hacen cambios en la dieta y en el estilo de vida. En este caso puede desarrollarse diabetes tipo 2. Una vez que tiene diabetes tipo 2, se trata de un problema crónico (permanente) para el que necesitará tratamiento durante el resto de su vida. La diabetes puede dañar la salud del organismo y ciertos órganos como los ojos y los pulmones. También aumenta la probabilidad de trastornos cardíacos y puede dañar los nervios y los vasos sanguíneos.

Factores de riesgo para la prediabetes

La causa de la prediabetes no se conoce con exactitud, pero ciertos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de desarrollarla. Entre los factores de riesgo se encuentran los siguientes:

  • Antecedentes familiares de diabetes tipo 2

  • Exceso de peso

  • Tener más de 40 años de edad

  • Haber tenido diabetes gestacional

  • Falta de ejercicio físico

  • Ser de raza africana, asiática, hispana, indígena americana o de las islas del Pacífico.

Diagnóstico de la prediabetes

La prediabetes no tiene síntomas. La única manera de detectarla es mediante un análisis de sangre. Tal vez le hayan hecho una o ambas de las pruebas siguientes:

  • Prueba de glucosa en ayunas. Después de ayunar (no comer) durante 8 horas, le tomarán una muestra de sangre para analizarla. Un resultado normal de esta prueba son 99 miligramos por decilitro (mg/dL) o menos. Un resultado de 100-125 mg/dL indica prediabetes. Un resultado de 126 mg/dL o mayor indica diabetes.

  • Prueba de tolerancia a la glucosa. Su nivel de glucosa se mide antes y después de que haya bebido un líquido azucarado. Un resultado normal de esta prueba son 139 miligramos por decilitro (mg/dL) o menos. Un resultado de 140-199 mg/dL indica prediabetes. Un resultado de 200 mg/dL o mayor indica diabetes.

Tratamiento de la prediabetes

La mejor manera de tratar la prediabetes es perder el exceso de peso y aumentar la actividad física. Estos cambios ayudan a las células a utilizar mejor el azúcar en la sangre. Incluso una pérdida de peso moderada puede ser útil. Colabore con su proveedor de atención médica para establecer un plan que le permita comer mejor y hacer más actividad física. Recuerde que incluso pequeños cambios pueden tener un efecto positivo. Otros cambios en su estilo de vida podrían también reducir la probabilidad de desarrollar diabetes. Su proveedor de atención médica le puede explicar en qué consisten estos cambios.

Seguimiento

Si se deja sin tratar, la prediabetes puede convertirse en diabetes. Esta es una enfermedad seria, y es importante que tome las medidas necesarias para evitarla. Siga el plan de tratamiento que le hayan dado. Probablemente le harán otra prueba de glucosa en 12-18 meses.

Síntomas de la diabetes

La mayoría de las personas con diabetes no presentan ningún síntoma, pero avise a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes:

  • Se siente siempre muy cansado

  • Tiene mucha sed o hambre la mayor parte del tiempo

  • Necesita orinar a menudo

  • Pierde peso sin motivo aparente

  • Tiene insensibilidad u hormigueo en los dedos de las manos o de los pies

  • Tiene cortadas o hematomas (moretones) que no se curan

  • Tiene visión borrosa

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.