Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Chequeo del bebé sano: 6 meses

En el chequeo de los seis meses, el proveedor de atención médica examinará al bebé y le hará a usted preguntas sobre cómo van las cosas en casa. En esta hoja, se describen algunas de las cosas que puede esperar.

Bebé sentado en una silla alta. Hombre que alimenta a un bebé con comida sólida usando una cuchara.

Desarrollo e hitos

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre su bebé y observará al niño para hacerse una idea de su desarrollo. Para el momento de esta cita, es probable que su bebé esté haciendo algunas de las siguientes cosas:

  • Se sujeta los pies y se chupa los dedos de los pies

  • Apoya parte de su peso sobre sus piernas (por ejemplo, se queda de pie sobre su regazo mientras usted lo sostiene)

  • Se voltea

  • Se queda sentado unos segundos a la vez cuando alguien lo sienta

  • Balbucea y se ríe en respuesta a las palabras o ruidos de los demás

  • Además, a los seis meses a algunos bebés comienzan a salirles dientes. Si tiene preguntas sobre la salida de los dientes, consulte al proveedor de atención médica. 

Consejos para la alimentación

Cuando su bebé haya cumplido seis meses, comience a agregarle alimentos sólidos a la dieta. Al principio, los sólidos no sustituirán la leche materna o fórmula con que se alimenta el bebé habitualmente.

  • Por lo general, no importa cuáles son los primeros alimentos sólidos. No hay ninguna investigación vigente que indique que ir dándole los alimentos sólidos en un orden particular sea mejor para su bebé. De manera tradicional, los cereales de un solo grano se ofrecen primero, pero también es una buena opción darle frutas o vegetales de un solo tipo por vez, pisados o hechos puré.

  • La primera vez que le ofrezca alimento sólido, mézclelo en un tazón con una pequeña cantidad de leche materna o fórmula. El alimento mezclado debe tener una textura similar a una sopa espesa. Dele esta mezcla al bebé con una cuchara una vez al día durante los primeros 7 a 14 días.

  • Si le ofrece un alimento compuesto por un solo ingrediente, como la papilla para bebé hecha en casa o comprada, dele un sabor nuevo cada tres a cinco días antes de probar darle un sabor diferente. Después de cada alimento nuevo, esté atento a posibles reacciones alérgicas, tales como diarrea, salpullido o vómito. Si su bebé tiene alguno de estos síntomas, deje de darle ese alimento y consulte con el proveedor de atención médica de su bebé.

  • A los seis meses, la mayoría de los bebés que solo toman leche materna necesitarán fuentes adicionales de hierro y zinc. Es una buena idea que le dé alimentos para bebé hechos con carne, ya que esta es una fuente de hierro y zinc que se absorbe muy fácilmente.

  • Dele alimentos sólidos una vez al día durante las primeras tres a cuatro semanas. Luego auméntelos a dos veces diarias. Durante este período, siga alimentando al bebé con la misma cantidad de leche materna o fórmula que le daba antes de comenzar a darle sólidos.

  • Tenga en cuenta que hay algunos alimentos, como la miel que no deben darse a bebés de menos de 12 meses de edad. Antes, se advertía a los padres que no les dieran alimentos comúnmente alérgenos a los bebés. Pero, hoy se cree que introducir esos alimentos poco a poco cuando el bebé empieza a comer puede en realidad ayudar a reducir el riesgo de que el niño desarrolle una alergia. Hable con su proveedor de atención médica si tiene alguna pregunta. 

  • Pregúntele al proveedor de atención médica si su bebé necesita suplementos de flúor.

Consejos para la higiene

  • Es posible que las heces del bebé cambien una vez que comience a comer alimentos sólidos; pueden ser más espesas, oscuras y malolientes. Es normal. Si tiene preguntas, hágalas durante el chequeo.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica cuándo debe llevar al bebé al dentista por primera vez.

Consejos para el sueño

A los seis meses, un bebé puede dormir entre ocho y diez horas de noche sin despertarse. Sin embargo, muchos siguen despertándose una o dos veces todas las noches. Si su bebé todavía no duerme toda la noche, quizás le ayude comenzar una rutina para la hora de acostarse (lea el cuadro de más abajo). Para ayudar a su bebé a dormir profundamente y sin peligro:

  • Siga acostándolo boca arriba. Si el bebé se voltea mientras duerme, no se preocupe; no es necesario que lo vuelva a poner boca arriba.

  • No acueste al bebé en la cuna con un biberón.

  • A esta edad, algunos padres dejan que sus bebés lloren hasta dormirse. Esto es una decisión personal. Quizás le convenga hablar de esto con el proveedor de atención médica.

Consejos de seguridad

  • No deje que su bebé sujete nada que sea pequeño y pueda atragantarlo si llegase a ponérselo en la boca, como juguetes, alimentos sólidos y objetos que el niño encuentre en el suelo mientras gatea. Como regla general, si un objeto es tan pequeño como para caber en un tubo de papel higiénico, entonces, puede atragantar a su bebé.

  • Sigue siendo ideal que mantenga al bebé protegido del sol la mayor parte del tiempo. Aplique filtro solar al bebé siguiendo las instrucciones del envase.

  • En el automóvil, coloque al bebé siempre en una silla infantil orientada hacia atrás. Sujete la silla de seguridad al asiento trasero siguiendo las instrucciones del fabricante. No deje nunca a su bebé solo en el automóvil.

  • No deje al bebé sobre una superficie alta, tal como una mesa, una cama o un sofá, porque podría caerse y lastimarse. Esto será aun más probable una vez que el bebé sepa voltearse.

  • Sujete siempre al bebé con el cinturón de seguridad cuando se encuentre en la silla alta de comer.

  • En poco tiempo su bebé podría comenzar a gatear, por lo que este es un buen momento para crear un ambiente “a prueba de niños” en su hogar. Por ejemplo, ponga cierres de seguridad en las puertas de los armarios y cubra los enchufes eléctricos. Los bebés pueden lastimarse al tomar y jalar objetos. Por ejemplo, el bebé podría tirar de un mantel o un cable y hacer que le caiga algo encima. Para prevenir este tipo de accidente, haga una revisión de seguridad de todas las zonas en las que su bebé pase tiempo.

  • Los hermanos mayores pueden cargar al bebé y jugar con él siempre y cuando un adulto supervise las actividades.

  • No se recomienda usar caminadores con ruedas; las estaciones de actividades estáticas (sin movimientos) son más seguras. Si tiene alguna pregunta sobre los juguetes y equipos seguros para su bebé, consulte con el proveedor de atención médica.

Vacunas

Según las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ("CDC", por sus siglas en inglés), en esta visita su bebé podría recibir las siguientes vacunas:

  • Difteria, tétanos y tos ferina

  • Haemophilus influenzae tipo b

  • Hepatitis B

  • Influenza (gripe)

  • Antineumocócica

  • Poliomielitis

  • Rotavirus

Establezca una rutina para dormir

A estas alturas, su bebé ha crecido lo suficiente como para dormir toda la noche. Al igual que cualquier otra cosa, dormir toda la noche es una habilidad que se debe aprender. Para esto podría resultarle útil tener una rutina de sueño. Si hace las mismas cosas todas las noches, el bebé aprende cuándo ha llegado el momento de irse a dormir. Aunque quizás no obtenga resultados de inmediato, siga intentándolo. Con el tiempo, el bebé aprenderá que la hora de acostarse es también el momento de dormir. Podrían servirle los siguientes consejos:

  • Haga que los preparativos para dormir sean un momento especial para compartir con su bebé. Mantenga la misma rutina todas las noches. Escoja una hora para acostar al bebé y procure cumplirla todas las noches.

  • Haga actividades relajantes antes de dormir, como por ejemplo darle un baño tranquilo y luego un biberón.

  • Cántele al bebé o cuéntele un cuento a la hora de acostarlo. Aunque el niño sea demasiado pequeño para entender, su voz lo tranquilizará. Háblele en voz pausada y baja.

  • No espere hasta que el bebé se duerma para colocarlo en la cuna; acuéstelo cuando todavía esté despierto, como parte de la rutina.

  • Mantenga el dormitorio oscuro, silencioso y ni muy caliente ni muy frío. Ponerle música suave o grabaciones de sonidos relajantes (como las olas del mar) puede ayudar al bebé a conciliar el sueño.

 

Próximo chequeo: _______________________________

 

NOTAS DE LOS PADRES:

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.