Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Prevención de una trombosis venosa profunda después de una operación

Los días y semanas después de su operación, usted corre el máximo riesgo de que le dé una trombosis de vena profunda (TVP). Esta afección se produce cuando se forma un coágulo de sangre en una vena profunda, a menudo en la pierna. Si el coágulo se desprende y circula hasta el pulmón, pueden producirse graves problemas de salud e incluso la muerte. En esta hoja se describen varios métodos para prevenir la TVP después de una operación. Siga las instrucciones de sus proveedores de atención médica para recuperarse sin peligro.

En el centro de salud

Su médico le recetará uno o más de los tratamientos siguientes:

  • Anticoagulante. Este medicamento impide la formación de coágulos de sangre. Le administrarán un anticoagulante antes e inmediatamente después de la operación, ya sea por inyección, a través de una sonda IV o en forma de pastillas (por vía oral).

  • Medias elásticas de compresión. Estas medias quedan apretadas alrededor del tobillo y se van aflojando a medida que suben por la pierna. Este diseño permite que la sangre siga circulando hacia el corazón y tenga una menor tendencia a estancarse en las piernas, lo cual puede favorecer la formación de coágulos. Poco después de empezar a ponérselas es posible que las medias le resulten incómodas, pero después de un tiempo se acostumbrará a tenerlas puestas. Sin embargo, si las medias le causan dolor, informe enseguida al personal de enfermería.

  • Ejercicios. Unos sencillos ejercicios mientras esté en la cama o sentado en una silla le ayudarán a prevenir la TVP. Mueva los pies en círculos o de arriba abajo 10-30 veces por hora para mejorar su circulación.

  • Ambulación (salir de la cama y caminar). En cuanto usted pueda caminar después de la operación, el personal de enfermería le ayudará a salir de la cama. La movilización mejora la circulación y ayuda a prevenir los coágulos de sangre.

  • Dispositivos de compresión secuencial (llamados también dispositivos de compresión neumática intermitente). Alrededor de las piernas o los pies se enrollan unas fundas especiales, conectadas mediante unos tubos de aire a una bomba eléctrica que las infla y desinfla. Cada vez que se inflan, las fundas aprietan suavemente los músculos de las piernas o los pies; al desinflarse las fundas, los músculos se relajan. Esta acción fomenta la circulación y previene la formación de coágulos de sangre.

En su casa

Sigue siendo posible que le dé una trombosis de vena profunda después de que usted regrese a casa. Para prevenirla, siga cualquier instrucción específica que le haya dado su proveedor de atención médica además de las recomendaciones siguientes.

  • Anticoagulante. Tome este medicamento según las indicaciones. Asegúrese de saber qué alimentos y otros medicamentos pueden interactuar con su anticoagulante. Siga todas las medidas para evitar las interacciones peligrosas. Además, pregúntele a su proveedor de atención médica lo que debe hacer si se le olvida tomar una dosis.

  • Medias elásticas de compresión. Siga poniéndose estas medias, si se lo han indicado. Su proveedor de atención médica le indicará con qué frecuencia debe ponerse y quitarse las medias. Siga estas instrucciones al pie de la letra. Cada vez que se quite las medias, revísese las piernas y los pies en busca de manchas rojas o úlceras. Si ve algo sospechoso, llame a su proveedor de atención médica inmediatamente.

  • El regreso a su vida activa. La clave para prevenir la TVP después de la operación consiste en hacer la mayor cantidad posible de actividad física. Esto mejora la circulación e impide que el flujo de sangre se vuelva lo suficientemente lento como para formar un coágulo. Cada día que pasa, aumente la cantidad de actividad que hace por su casa. Cuando descanse en cama o se siente en una silla, siga haciendo los ejercicios para los pies que aprendió en el hospital.

  • Dispositivo de compresión secuencial. Es posible que su médico le indique que use este dispositivo en su casa por un tiempo. Si es así, siga las cuidadosamente las instrucciones sobre la frecuencia y la duración de sus sesiones con el dispositivo.

Cuándo debe buscar atención médica

Llame al 911 de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de pecho repentino

  • Falta de aire

  • Pulso cardíaco acelerado

  • Transpiración

  • Desmayos

  • Tos con sangre

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento o sensación de calor en la pantorrilla o el muslo

De resto, llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F o más alta

  • Indicios de problemas con su anticoagulante, como:

    • Sangre en la tos o el esputo

    • Moretones

    • Sangrado profuso o descontrolado

    • Sangre en la orina, las heces o el vómito

    • Heces negruzcas o con aspecto de alquitrán

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.