Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Disfunción del esfínter de Oddi

El esfínter de Oddi forma parte del sistema digestivo. Un esfínter es un círculo de músculo. El esfínter de Oddi rodea los extremos de los conductos que conectan la vesícula, el hígado y el páncreas a la primera parte del intestino delgado (duodeno). Este esfínter se abre para permitir que los jugos digestivos pasen por los conductos desde la vesícula, el hígado y el páncreas hacia el intestino delgado, y se cierra para evitar que los jugos vuelvan hacia los conductos.

 

En algunas personas, el esfínter se cierra (tiene espasmos) cuando no debería hacerlo. Esto se conoce como disfunción del esfínter de Oddi (“SOD”, por sus siglas en inglés). Cuando esto sucede, los jugos no pueden salir de la vejiga, el hígado y el páncreas. Estos espasmos provocan dolor en el abdomen y el regreso de los jugos puede hacer que el hígado y el páncreas se inflamen y duelan.

 

Los médicos no saben con certeza por qué se produce la disfunción del esfínter de Oddi. Suele ocurrir en personas que han tenido cirugía de bypass gástrico o de derivación gástrica para bajar de peso.

Vista frontal del hígado y el estómago. El hígado está parcialmente levantado para mostrar la vesícula biliar debajo. El páncreas puede verse detrás del estómago. Los conductos que salen de la vesícula biliar, el hígado y el páncreas se unen en el páncreas. El conducto común ingresa al intestino delgado en el esfínter de Oddi.

Síntomas de la disfunción del esfínter de Oddi

El síntoma principal de una disfunción del esfínter de Oddi es dolor abdominal grave que aparece y desaparece. En ocasiones, puede aparecer después de comer y puede durar varias horas. El dolor puede sentirse como un ataque de vesícula. Puede sentirlo en la parte superior de su abdomen, y pareciera expandirse hacia su hombro derecho. También puede que tenga náuseas y vómito. 

Diagnóstico de la disfunción del esfínter de Oddi

Una disfunción del esfínter de Oddi puede ser difícil de diagnosticar, pero si su proveedor de atención médica cree que puede tener esa afección, pueden hacerle ciertas pruebas para ver si tiene esa afección u otra.

También puede que le hagan análisis de sangre para ver si presenta enzimas que pueden indicar que hay problemas con el hígado y el páncreas.

Puede que le hagan algunas pruebas de imágenes, que permiten a su médico observar con más detalle su vesícula, su hígado, su páncreas y los conductos que los conectan. Es posible que le hagan una o más de las siguientes pruebas:

  • Ecografía, que utiliza ondas de sonido y una computadora para crear imágenes de sus órganos internos.

  • Radiografías, que emplean radiación para crear imágenes de los órganos. 

  • Tomografía computarizada (TC), que utiliza una serie de radiografías para crear una imagen tridimensional.

  • Resonancia magnética (RNM), que emplea imanes para crear una imagen del interior del cuerpo.

  • Endoscopia superior, que utiliza un tubo delgado conectado a una cámara para captar imágenes del aparato digestivo. Puede hacerse para ver si sus síntomas se deben a una úlcera o al reflujo.

  • MRCP (por sus siglas en inglés). Esta prueba emplea imanes y una tintura especial para crear imágenes de los conductos de la bilis y el páncreas.

  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (“ERCP”, por sus siglas en inglés). Esta prueba permite examinar en más detalle los conductos y el esfínter. Se introduce por la boca, hasta el estómago, un tubo flexible (llamado endoscopio) provisto de luz y una cámara en su extremo, que envía imágenes del interior del tubo digestivo a una pantalla de video. Con ayuda de estas imágenes, el endoscopio se guía por el intestino delgado hasta el esfínter de Oddi. A continuación se introduce por el endoscopio un tubo estrecho a través del cual se inyecta un colorante para que los conductos y el esfínter resulten claramente visibles en las radiografías que se toman después. En algunos casos se introduce aire por el tubo para medir la presión del músculo del esfínter. Este procedimiento de prueba se conoce como manometría.

Tratamiento de la disfunción del esfínter de Oddi

La disfunción del esfínter de Oddi puede ser difícil de tratar, y el tratamiento depende de los resultados de sus pruebas y de la gravedad de sus síntomas. Si tiene síntomas de una disfunción del esfínter de Oddi, pero sus pruebas no lo confirman, puede que le den medicamentos, tales como calmantes del dolor (analgésicos), relajantes musculares, antiespasmódicos o antidepresivos, los cuales pueden ayudar a relajar el esfínter y aliviar los síntomas.

Otro tratamiento que se indica es una esfinterectomía, que puede hacerse en ciertos casos si los síntomas son graves, suceden a menudo y causan problemas serios. Durante una esfinterectomía, el cirujano corta el esfínter de Oddi con una hoja diminuta o un alambre delgado. Este procedimiento se hace durante una ERCP, y puede ayudar a prevenir los espasmos.

 

Riesgos y complicaciones

El tratamiento o el diagnóstico de la disfunción del esfínter de Oddi, si son invasivos, pueden causar ciertos problemas. Una ERCP y una esfinterectomía pueden, en ocasiones, causar la inflamación del páncreas. Otros riesgos incluyen sangrado, infección, cicatrización de los conductos y, en casos muy raros, muerte. Hable con su proveedor de atención médica respecto de los riesgos y beneficios de estos procedimientos.

 

¿Cómo vivir con una disfunción del esfínter de Oddi?

Si le han diagnosticado una disfunción del esfínter de Oddi o si se está recuperando de una esfinterectomía, siga todas las indicaciones de su médico. Tome todos sus medicamentos, tal como le hayan indicado. Asegúrese de que su médico sepa sobre los demás medicamentos que usted esté tomando, incluyendo los medicamentos de venta libre, los suplementos y las hierbas medicinales.

Cuándo debe llamar al médico

Después del tratamiento, llame a su médico de inmediato si:

  • Sus síntomas empeoran.

  • Tiene síntomas de ictericia, como coloración amarillenta en la piel y en el blanco de los ojos. 

  • Tiene fiebre de 100.4°F (38ºC) o más.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.