Ecografía endoscópica - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Ecografía endoscópica  

La ecografía endoscópica (EUS en inglés) es una prueba que permite observar el interior del tracto gastrointestinal. Los órganos más frecuentemente examinados en esta prueba son el esófago, el estómago, el páncreas, el hígado y el recto. La ecografía endoscópica suele hacerse para detectar cánceres y masas anormales, y puede ser útil en la estadificación del cáncer (para determinar en qué etapa se encuentra un cáncer). También puede usarse para ayudar a diagnosticar ciertas enfermedades, así como para drenar quistes o abscesos.

¿En qué consiste la ecografía endoscópica?

La ecografía endoscópica muestra imágenes por ultrasonido e imágenes de video (en tiempo real) del tracto gastrointestinal. En esta prueba se usa un tubo flexible llamado endoscopio, en cuyo extremo hay una diminuta cámara de video, provista de una luz, que transmite imágenes en tiempo real a un monitor de video. El endoscopio contiene también un pequeño dispositivo de ecografía que utiliza ondas sonoras para crear imágenes y transmitirlas a un monitor.

El endoscopio tiene también una aguja en su extremo que puede usarse para tomar muestras de tejido (biopsia) a fin de analizarlas. La aguja también puede utilizarse para tomar muestras de líquido (aspiración con aguja fina).

Riesgos y complicaciones posibles de la ecografía endoscópica

  • Sangrado

  • Infección

  • Perforación del tracto digestivo

  • Riesgos relacionados con la sedación o la anestesia

Antes de la prueba  

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluyendo vitaminas, hierbas medicinales, medicamentos sin receta o cualquier tipo de anticoagulante como Coumadin, Plavix o aspirina diaria. Pregunte a su médico si tiene que dejar de tomar todos o algunos de estos medicamentos antes de la prueba.

  • Es posible que le receten antibióticos para que los tome antes o después de la prueba. Esto dependerá de la zona que se va a examinar y de lo que se hará durante la prueba. Estos medicamentos ayudan a prevenir las infecciones.

  • Siga cuidadosamente las instrucciones de preparación para la prueba a fin de obtener resultados precisos. Estas instrucciones pueden consistir en:

    • Si le van a hacer una ecografía endoscópica del tracto gastrointestinal superior (esófago, estómago, duodeno, páncreas o hígado):

      • No coma ni beba nada durante 6 horas antes de la prueba.

    • Si le van a hacer una ecografía endoscópica del tracto gastrointestinal inferior (recto):

      • Antes de la prueba, haga una preparación intestinal según le indiquen para eliminar las heces del recto. Esto puede requerir que siga una dieta de líquidos claros y tome un laxante (líquido o en pastillas) la noche anterior a la prueba, o bien que se haga uno o más enemas en la mañana del día de la prueba.

      • No coma ni beba nada durante 6 horas antes de la prueba.

      • Asegúrese de llegar a tiempo al hospital. Lleve consigo su documento de identidad y la tarjeta del seguro médico. Deje los objetos valiosos en casa. Si tiene radiografías u otros resultados de pruebas médicas, llévelos con usted.

Informe al médico  

Para su propia seguridad, informe al médico si usted:

  • Está tomando insulina. Es posible que deban cambiarle la dosis el día de la prueba.

  • Es alérgico al látex.

  • Tiene cualquier otro tipo de alergia.

  • Está tomando anticoagulantes.

Durante la prueba  

La ecografía endoscópica suele hacerse en un hospital y dura 1-2 horas. Probablemente regresará a casa poco después. Durante la prueba:

  • Usted se acostará sobre el lado izquierdo en la mesa de exploración.

  • Le pondrán pongan una sonda intravenosa (IV) en un brazo o en una mano para suministrarle líquidos y medicamentos. Para prevenir el dolor durante la prueba, le darán un sedante que le producirá sueño.

  • Si le van a hacer una ecografía endoscópica del tracto gastrointestinal superior, podrían darle anestesia local en la garganta para que se sienta más cómodo mientras el médico anestesia local en la garganta para que se sienta más cómodo mientras el médico introduce el endoscopio. A continuación, el médico introducirá suavemente el endoscopio flexible por la garganta a través de la boca o de la nariz.

  • Si le van a hacer una ecografía del tracto gastrointestinal inferior, el médico le introducirá suavemente el endoscopio flexible por el ano.

  • Durante la prueba, el endoscopio envía imágenes de vídeo y de ultrasonido en tiempo real desde el interior del cuerpo a monitores de video. Estas imágenes se usan para examinar el tracto gastrointestinal. Procedimientos especializados como el drenaje se realizan según sea necesario.

  • El médico podría explicarle los resultados poco después de la prueba. Los resultados de la biopsia tardarán varios días.

  • En la mayoría de los casos el paciente puede regresar a casa a las pocas horas de la prueba. Consiga a un familiar o amigo adulto que lo lleve a su casa cuando salga del hospital, incluso si no se siente con sueño.

Después de la prueba

  • Tal vez se sienta cansado a consecuencia de los sedantes, pero su efecto desaparecerá a lo largo del día.

  • Si le hicieron una endoscopia del tracto digestivo superior, tal vez tenga dolor de garganta durante un par de días. Esto puede aliviarse con pastillas para la irritación de garganta, disponibles sin receta.

  • Podrá comer y beber normalmente tan pronto como termine la prueba.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico en cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior

  • Falta de aire al respirar

  • Vómito con sangre, sangre en las heces, o heces negruzcas

  • Tos o ronquera que no desaparecen.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.