Dieta baja en residuos - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dieta baja en residuos

Su médico le ha recomendado una dieta baja en residuos. “Residuos” en este sentido significa los componentes de un alimento que pasan por el intestino sin digerirse, como la fibra, para transformarse en heces. Los alimentos bajos en residuos son fáciles de digerir y de absorber, y al dejar menos residuos producen menos heces, da descanso al intestino. Probablemente seguirá esta dieta durante un breve período solamente, ya que los alimentos bajos en residuos generalmente no proporcionar todos los nutrientes necesarios para mantener una buena salud. Su médico le dirá cuánto tiempo debe seguir esta dieta, y también es posible que le recomiende ciertas vitaminas para asegurar que reciba suficientes nutrientes.

Alimentos RECOMENDADOS para una dieta de bajos residuos: cereal caliente, pan blanco, galletas saladas, arroz, banana (plátano), leche, lechuga y pescado.

Razones para seguir una dieta baja en residuos

El objetivo de una dieta baja en residuos es limitar la cantidad y el tamaño de las heces. Esta dieta puede indicarse en los siguientes casos:

  • Va a recibir un tratamiento de quimioterapia o radioterapia

  • Ha tenido cirugía intestinal

  • Tiene un problema intestinal, como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o diverticulitis

Pautas generales para una dieta baja en residuos

Su médico podría darle una lista de las cosas que puede o no puede comer o beber. Lea las etiquetas de los alimentos y escoja comidas y bebidas que tengan la cantidad más baja posible de fibra. Estas son las pautas generales:

  • Pan, pasta, cereales, arroz y otras féculas (6 a 11 porciones diarias)

    • Lo que se debe elegir: pan blanco, bizcochos, muffins, panecillos; galletas saladas normales; pasta blanca; arroz blanco; crema de trigo, sémola de maíz u otros cereales cocidos; panqueques de harina blanca; copos de maíz; papas cocidas sin piel.  El contenido de fibra de estos alimentos debe ser inferior a 0.5 gramos (medio gramo) por porción.

    • Lo que se debe evitar: pan integral (de trigo o de otros granos), galletas o pasta de harina integral; pan con semillas o nueces; pan de maíz; arroz moreno; cereales de grano integral; cereales con salvado, cereales tipo granola, cereales con semillas, nueces, coco o fruta seca; papas con la piel.

  • Leche y productos lácteos (2 porciones diarias)

    • Lo que se debe elegir: leche, yogur simple (sin nueces o fruta añadida), helado, flan, queso y requesón.

    • Lo que se debe evitar: Helado y yogur con semillas o nueces, o con trozos de fruta.

  • Fruta (2 a 4 porciones diarias)

    • Lo que se debe elegir: bananas maduras; nectarinas, duraznos, albaricoques, papaya o ciruelas maduras; melón verde o anaranjado; fruta cocida o enlatada sin piel ni semillas; puré de manzana; fruta colada (sin pulpa).

    • Lo que se debe evitar: fruta cruda o seca; fresas, frambuesas o moras; uvas pasas; piña enlatada o fresca; ciruelas y jugo de ciruela.

  • Verduras (3 a 5 porciones diarias)

    • Lo que se debe elegir: verduras bien cocidas o enlatadas y sin semillas, como espinacas, berenjenas, frijoles en vaina (verdes o amarillos), zanahorias, calabaza (zapallo), remolacha (betabel); lechuga cruda; cebollas crudas; calabacín crudo.

    • Lo que se debe evitar: verduras con semillas, como salsa de tomate sin colar; chícharos (arvejas); frijoles blancos; brócoli; maíz; chirivías.

  • Carnes y proteínas (4 a 6 onzas diarias)

    • Lo que se debe elegir: carne tierna y bien cocida, incluyendo carne molida y carne de ave; pescado; huevos; tofu; mantequilla de cacahuate (maní) cremosa.

    • Lo que se debe evitar: carne dura, difícil de masticar o con cartílago; chícharos o arvejas de cualquier tipo; frijoles de cualquier tipo, garbanzos, lentejas; cacahuates (maní) y mantequilla de cacahuate no cremosa (con trozos sin moler).

  • Grasas, aceites, salsas y condimentos

    • Lo que se debe elegir: mantequilla, margarina, aceites, crema batida, crema agria, mayonesa, salsas, aderezos y condimentos cremosos (sin semillas ni trozos de fruta).

    • Lo que se debe evitar: aderezos con semillas o trozos de fruta; pepinillos en vinagre o picados.

  • Otros alimentos y bebidas

    • Lo que se debe elegir: Jell-O y pudín (simples, sin nada añadido); pretzels; galletas simples y pasteles; miel, almíbar (sirope), jalea; bebidas con cafeína como té y café (consulte primero con su médico); refrescos de soda.

    • Lo que se debe evitar: palomitas de maíz; comidas picantes; alimentos que contengan coco molido; alcohol (consulte con su médico); mermeladas o confituras; postres con semillas, nueces, coco, fruta seca, granos enteros o salvado; chocolatinas que tengan semillas o nueces.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.