Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Oligohidramnios

El líquido amniótico envuelve al bebé y lo protege durante su desarrollo (gestación). También contribuye a que sus músculos, sus pulmones y su tracto digestivo se desarrollen adecuadamente. Si su médico determina que usted tiene muy poco líquido amniótico en el útero, se trata de una afección llamada oligohidramnios. En el caso de un embarazo saludable, el problema puede no necesitar tratamiento. Siga leyendo para obtener más información.

Mujer embarazada. Puede verse el bebé dentro del útero. Es muy escaso el líquido amniótico alrededor del bebé.

Causas del oligohidramnios

Esta afección es más común durante el último trimestre del embarazo y en embarazos que se prolongan, ya que los niveles de líquido amniótico disminuyen naturalmente después de 41 semanas. Si el problema ocurre antes, puede deberse a un problema de salud de la madre o el feto, aunque a menudo las causas son desconocidas.

Diagnóstico del oligohidramnios

Para evaluar la cantidad de líquido amniótico que hay en el útero se realiza una ecografía. La ecografía utiliza ondas sonoras a fin de crear imágenes detalladas del interior de la matriz. Durante el procedimiento, se mide la cantidad de líquido amniótico, la mayoría de las veces mediante un método llamado índice de líquido amniótico (AFI, por sus siglas en inglés). Se considera que una persona tiene oligohidramnios si el AFI es menor a 5 centímetros.

Control del oligohidramnios

En muchos casos, beber abundante líquido puede ayudar a la madre a aumentar el nivel de líquido amniótico. Además, su salud y la de su bebé son evaluadas constantemente. Su proveedor de atención médica realizará ecografías periódicamente para verificar su nivel de líquido amniótico. También se pueden llevar a cabo pruebas de estrés fetal, que sirven para controlar la salud del futuro bebé. En muchos casos no se necesita tratamiento; sin embargo, si su proveedor de atención médica determina que es necesario un tratamiento, este puede incluir:

  • Reposo en cama en su casa u hospitalización: Durante este período, la salud de la madre y el feto es vigilada cuidadosamente.

  • Suministro de líquidos por vía intravenosa: Se coloca un tubo en el brazo o la mano de la madre a fin de suministrarle líquidos.

  • Amnioinfusión: Sirve para aumentar la cantidad de líquido en el útero; consiste en agregar (infundir) agua salada estéril (solución salina).

  • Inducción del parto: Se puede llevar a cabo si ya se han cumplido los nueve meses de embarazo o si el parto está demorado. Si este procedimiento es necesario, su proveedor de atención médica le brindará más información al respecto.

Seguimiento

Si usted o el feto tienen una afección que ha hecho bajar el nivel de líquido amniótico, dicha afección debe ser tratada. Su proveedor de atención médica puede brindarle más información sobre la causa de que usted tenga un bajo nivel de líquido amniótico. Además, puede analizar con usted las opciones de tratamiento.

Llame de inmediato al proveedor de atención médica si tiene alguno de estos síntomas:

  • 100.4°F (38°C) o más de fiebre

  • Cólicos fuertes o repentinos

  • Flujo vaginal

  • Contracciones regulares y rítmicas

  • Poco movimiento del bebé

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.