Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Salpingitis aguda

La salpingitis aguda es una infección de las trompas de Falopio, que transportan los óvulos desde el ovario hasta el útero. El síntoma principal de la salpingitis aguda es el dolor pélvico. Siga leyendo para aprender más sobre esta afección y saber cómo se puede tratar.

Corte transversal visto de frente de la vagina, el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. Las trompas de Falopio están inflamadas.

¿Cuál es la causa de la salpingitis aguda?

La salpingitis es causada a menudo por una infección vaginal o en el cuello del útero que, si llega hasta el útero, puede alcanzar las trompas de Falopio. La infección se puede contraer por vía sexual, como la clamidia o la gonorrea. La salpingitis aguda puede ser consecuencia de algún procedimiento médico o quirúrgico, como el parto o la introducción de un dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés), aunque es poco común. La salpingitis suele presentarse con mayor frecuencia en mujeres jóvenes sexualmente activas pero se puede presentar a cualquier edad.

La salpingitis también se conoce como enfermedad inflamatoria pélvica (PID, por sus siglas en inglés). Sin embargo, este término se refiere a la infección e inflamación de cualquiera de los órganos reproductores, mientras que “salpingitis aguda” es el término específico para referirse a la infección de los trompas de Falopio.

Diagnóstico de la salpingitis aguda

Algunas mujeres que padecen salpingitis aguda tienen síntomas como dolor en la parte inferior del abdomen y fiebre, mientras que otras no presentan síntomas. No existe una prueba que sirva para diagnosticar la salpingitis. En lugar de eso, las pruebas se realizan para descartar otros problemas. En primer lugar, su proveedor de atención médica la realizará examen pélvico y le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. Luego, lo más probable es que usted deba realizarse una o más de las siguientes pruebas:

  • Exámenes de orina: se evalúan muestras de orina para descubrir signos de infección.

  • Análisis de sangre: se evalúan muestras de sangre en el laboratorio para descubrir si hay problemas.

  • Cultivo vaginal o cervical: se extrae una muestra de mucosidad o de células de la vagina o el cuello del útero para verificar si están infectadas.

  • Ecografía pélvica: sirve para observar imágenes de sus órganos pélvicos. Durante la ecografía, las imágenes son creadas mediante ondas sonoras que no causan ningún dolor.

Tratamiento de la salpingitis aguda

Le recetarán medicamentos antibióticos para tratar la infección; si ésta es leve, usted podrá tomarlos en su casa. Tome todos los medicamentos según lo indicado hasta que la infección desaparezca y aunque se sienta mejor. En algunos casos, pueden aplicarle un medicamento mediante una inyección. Si la infección es grave, tal vez sea necesario internarse en un hospital para recibir antibióticos por vía intravenosa. En la mayoría de los casos, los antibióticos curan la infección.

Seguimiento

La salpingitis se puede curar con tratamiento adecuado. Su proveedor de atención médica seguirá su evolución para asegurarse de que no persistan los efectos de la infección y de que sus trompas de Falopio no sufran ningún daño.

Llame de inmediato al proveedor de atención médica si tiene alguno de estos síntomas:

  • Dolor pélvico que no desaparece o empeora

  • Dolor al orinar o ganas frecuentes de orinar

  • Secreción vaginal con mal olor

  • 100.4°F (38°C) o más de fiebre

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.