Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Bronquitis aguda

Si su proveedor de atención médica le diagnostica bronquitis aguda, usted debe saber que la bronquitis es una infección o inflamación de los bronquios (las vías respiratorias que hay en los pulmones). Normalmente, el aire pasa con facilidad por dichas vías; sin embargo, la bronquitis las encoge y dificulta la entrada y salida de aire de los pulmones. Esto provoca síntomas como falta de aire, tos y respiración sibilante. La bronquitis puede ser “aguda” o “crónica”. Es aguda cuando la afección aparece de repente y desaparece al poco tiempo. Es crónica cuando la afección dura mucho tiempo y a menudo vuelve a aparecer. Siga leyendo para aprender más sobre la bronquitis aguda.

Contorno de un torso humano, donde se ven la tráquea y los pulmones. Primer plano del tubo bronquial, donde pueden verse los músculos alrededor del tubo, apretándolo. Pared del tubo inflamada, y mucosidad en el tubo que bloquea la vía respiratoria.

¿Cuáles son las causas de la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda casi siempre comienza con una infección viral respiratoria, como el resfrío o la gripe. Determinados factores facilitan que el resfrío o la gripe se transformen en bronquitis; por ejemplo, ser muy joven o muy anciano, o tener problemas en el corazón o los pulmones. El hábito de fumar también aumenta las probabilidades de tener bronquitis.

Cuando se produce una bronquitis, las vías respiratorias se inflaman. Además, es posible que dichas vías se infecten con bacterias, a lo cual se le llama infección secundaria.

Diagnóstico de la bronquitis aguda

Su proveedor de atención médica lo examinará y le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. También es posible que deba realizarse un cultivo de esputo para analizar el líquido de sus pulmones y radiografías de tórax para descubrir infecciones en dicha zona.

Tratamiento de la bronquitis aguda

Por lo general, la bronquitis disminuye a medida que el resfrío o la gripe desaparecen. Puede sentirse mejor más rápidamente de la siguiente manera:

  • Tome los medicamentos según lo indicado. Le pueden recetar ibuprofeno u otros medicamentos de venta libre que le ayudarán a aliviar la inflamación de sus tubos bronquiales. Ante una infección bacteriana, quizás le receten antibióticos. Si es así, tome todos los medicamentos según lo indicado hasta que la infección desaparezca y aunque se sienta mejor.

  • Beba abundantes líquidos, como agua, jugo o sopa tibia, a fin de aflojar la mucosidad para que pueda expulsarla mediante la tos. Esto le ayudará a respirar más fácilmente. Además, los líquidos evitan la deshidratación.

  • Asegúrese de descansar mucho.

  • No fume, y no permita que nadie lo haga en su casa.

Recuperación y seguimiento

Haga un seguimiento con su médico según lo indicado. Es probable que se sienta mejor en una semana o dos; sin embargo, puede persistir una tos seca unos días más. Si después de dos semanas sigue teniendo síntomas además de la tos seca y si es propenso a tener infecciones bronquiales, hágaselo saber a su médico. Asimismo, tome medidas para evitar infecciones futuras. Dichas medidas incluyen dejar de fumar, evitar el humo del cigarrillo, lavarse las manos con frecuencia y ponerse una vacuna anual contra la gripe.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico si tiene alguno de estos síntomas:

  • 100.4°F (38°C) o más de fiebre

  • Síntomas que empeoran o nuevos síntomas

  • Dificultad para respirar

  • Síntomas que no mejoran luego de una semana o después de 3 días de tomar antibióticos

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.