Síndrome de vejiga hiperactiva (SVH) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Síndrome de vejiga hiperactiva (SVH)

Su proveedor de atención médica le ha dicho que tiene el síndrome de vejiga hiperactiva (SVH). La causa de este trastorno es desconocida, pero existen tratamientos disponibles para controlar el músculo de la vejiga y el SVH. Siga leyendo para obtener más información.

¿En qué consiste el síndrome de vejiga hiperactiva?

Corte transversal de una vejiga y una uretra. La vejiga está llena de orina. Las paredes de la vejiga se están contrayendo y empujan la orina hacia la uretra para hacerla salir del cuerpo.

El SVH provoca la contracción involuntaria del músculo de la vejiga, lo cual causa un deseo urgente de orinar, conocido como urgencia. La urgencia puede ocurrir varias veces durante el día y la noche. En algunos casos durante la urgencia tiene lugar una pérdida involuntaria de orina llamada incontinencia de urgencia,  que es la incapacidad para controlar la función de la vejiga urinaria. Hay muchos tipos de incontinencia, incontinencia de urgencia es uno de ellos. El SVH puede ser consecuencia de una enfermedad que afecta los nervios de la vejiga, como la esclerosis múltiple. Existen otros trastornos, como las infecciones de las vías urinarias o los problemas de próstata en los hombres, que también pueden causar SVH, pero a menudo la causa exacta es desconocida.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de vejiga hiperactiva?

Su proveedor de atención médica le hará un examen y le preguntará sobre sus síntomas y antecedentes de salud. También es posible que le hagan una o más de las siguientes pruebas:

  • Análisis de orina. Se toman muestras de orina y se analizan para determinar si hay problemas.

  • Diario urinario. Usted anota la cantidad de líquido que toma y la cantidad de orina que expulsa durante un período de tres días.

  • Ecografía de la vejiga para observar cómo se vacía. En la ecografía se usan ondas sonoras para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo.

  • Cistoscopia. Se introduce en la uretra (el conducto por donde pasa la orina para salir del cuerpo) un instrumento delgado y flexible llamado cistoscopio, provisto de una luz y una cámara en su extremo, que permite al proveedor de atención médica observar el tracto urinario para ver si hay problemas.

  • Estudios urodinámicos. Una batería de pruebas diseñadas para medir y registrar varios aspectos del funcionamiento de la vejiga como flujo de la orina, volumen y presiones.  

¿Cómo se trata el síndrome de vejiga hiperactiva?

El tratamiento dependerá de la causa y el grado de su SVH. Entre los tratamientos posibles se encuentran los siguientes:

  • Cambiar su rutina para orinar. Por ejemplo, su proveedor de atención médica podría sugerirle que orine tan pronto como sienta deseo de hacerlo. También es posible que deba limitar la cantidad de líquido que bebe durante el día. 

  • Ejercitar los músculos pélvicos puede ayudarle a fortalecer los músculos que se usan al orinar. Estos se llaman ejercicios Kegel y consisten en contraer los músculos de la pelvis como si quisiera detener la salida de orina, y los músculos del recto como si quisiera evitar la salida de gas. Su proveedor de atención médica podrá ayudarle a aprender cómo hacer los ejercicios Kegel.

  • Biorretroalimentación (biofeedback) para aprender a controlar el movimiento de los músculos de la vejiga. Se colocan sensores en el abdomen, los cuales convierten las señales enviadas por los músculos en líneas que aparecen en un monitor de computadora.

  • Medicamentos. Podrían darle medicamentos para relajar el músculo de la vejiga y para ayudar a reducir sus contracciones, lo cual reduce a su vez el deseo urgente de orinar. 

  • Neuromodulación. Este tratamiento podría hacerse si los medicamentos y los cambios de rutina no dan resultado. Se envían impulsos eléctricos a los nervios sacros (los nervios que afectan la zona pélvica). Estos impulsos ayudan a aliviar el SVH y la incontinencia de urgencia. 

  • Cirugía. En los casos graves podría ser necesaria una operación para agrandar la vejiga.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Con el tratamiento, el SVH puede controlarse. Se tratarán los trastornos (como la infección de las vías urinarias) que han causado el SVH. El tratamiento puede requerir que tome medicamentos durante meses o años. También es posible que deba hacer cambios en su rutina diaria. Por ejemplo, podría tener que ir al baño más a menudo de lo que cree, o tal vez deba reducir su consumo de cafeína y de alcohol, ya que estas sustancias pueden empeorar los síntomas del SVH. Su proveedor de atención médica puede darle más información.

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4°F o superior

  • No mejora con el tratamiento

  • Dificultad para orinar a causa del dolor

  • Dolor en la espalda o en el abdomen

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.