Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Obstrucción del intestino delgado

Una obstrucción del intestino delgado consiste en un bloqueo total o parcial del intestino delgado, a consecuencia del cual las heces no pueden desplazarse adecuadamente por el intestino para salir del cuerpo. Es necesario tratamiento inmediato para eliminar el bloqueo. Esto puede aliviar las molestias y también puede prevenir complicaciones serias como muerte de tejido o ruptura del intestino delgado. La obstrucción del intestino delgado puede ser mortal si se deja sin tratamiento.

Causas de la obstrucción del intestino delgado

Contorno de una figura humana que muestra el sistema digestivo, donde se destacan el intestino delgado, el intestino grueso y el recto. Detalle de una obstrucción que atrapa parte del intestino delgado. El intestino atrapado está dañado.

Las causas de la obstrucción del intestino delgado pueden ser:

  • Tejido cicatricial (adherencias). Estas pueden formarse después de la cirugía o después de una infección.

  • Hernia (debilidad o desgarro en la pared del abdomen). Esto puede hacer que una porción del intestino delgado sobresalga en forma de bulto visible bajo la piel.

  • Ciertos trastornos médicos. Entre estos se encuentra la intususcepción (que ocurre cuando una porción del intestino se desliza hacia dentro de otra) y la enfermedad de Crohn (que causa inflamación y lesiones en el tracto digestivo).

  • Crecimiento anormal de tejido (tumores). Los tumores pueden formarse en el interior o en el exterior del intestino delgado, y suelen ser consecuencia de cáncer.

Síntomas de la obstrucción del intestino delgado

Algunos de los síntomas frecuentes son:

  • Cólicos y dolor en el abdomen

  • Hinchazón y sensación de inflamiento o abotagamiento en el abdomen

  • Náuseas y vómito

  • Incapacidad de expulsar gas

  • Incapacidad de defecar (estreñimiento)

  • Diarrea

Diagnóstico de la obstrucción del intestino delgado

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud. También le harán un examen médico y posiblemente ciertas pruebas para confirmar el problema. Algunas de estas pruebas pueden consistir en: 

  • Pruebas con imágenes. Estas pruebas proporcionan imágenes del intestino delgado. Entre las más comunes se encuentran las radiografías y la tomografía computada (CT por sus iniciales en inglés).

  • Análisis de sangre. Para determinar si hay infección u otros problemas como deshidratación.

  • Serie gastrointestinal superior y del intestino delgado. Se toman radiografías del tracto digestivo superior, desde la boca hasta el intestino delgado inclusive. Se usa un líquido de contraste para revestir el interior del tracto digestivo superior de forma que aparezca claramente en las radiografías.

Tratamiento de la obstrucción del intestino delgado

El tratamiento se lleva a cabo en un hospital, y parte del mismo puede consistir en lo siguiente: 

  • No se da comida ni bebida por la boca, para permitir que repose el intestino.

  • Le colocarán una sonda intravenosa en una vena del brazo o de la mano. La sonda intravenosa se usa para administrar líquidos. También puede usarse para administrar medicamentos, los cuales pueden ser necesarios para aliviar el dolor, las náuseas y otros síntomas, así como para tratar o prevenir las infecciones.

  • Se introduce un tubo blando, delgado y flexible (llamado sonda nasogástrica) a través de la nariz hasta el estómago. Este tubo se usa para eliminar el exceso de gas y líquido del estómago y del intestino. Esto ayuda a aliviar los síntomas como el dolor y la hinchazón.

  • En los casos más graves, como cuando el intestino delgado está completamente obstruido, o casi, se realiza cirugía. Durante la cirugía se elimina el bloqueo. También es posible que eliminen ciertas partes del intestino si hay muerte de tejido. Pueden hacerse también otras reparaciones, según cuál sea la causa del bloqueo. El médico le dará más información sobre la cirugía en caso de que resulte necesaria.

  • Usted permanecerá en observación en el hospital hasta que le mejoren los síntomas. Su médico le avisará cuándo puede regresar a casa.

Problemas de largo plazo      

Después del tratamiento, muchas personas se recuperan sin efectos duraderos. Si se ha eliminado una parte larga del intestino, existe una mayor probabilidad de problemas digestivos de por vida, como evacuaciones irregulares. Colabore con su médico para averiguar cuáles son las mejores maneras de controlar los síntomas que pueda tener a fin de proteger su salud.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Hinchazón o cólicos (retortijones) abdominales que no desaparecen

  • Incapacidad de defecar o expulsar gas

  • Náuseas o vómito (especialmente si el vómito tiene el aspecto o el olor de heces)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.