Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Úlcera péptica sangrante: Tratamiento

Usted tiene una úlcera péptica. Este tipo de úlcera consiste en una lesión en el revestimiento interno del estómago o del duodeno (la primera parte del intestino delgado). La úlcera está sangrando o tiene un riesgo alto de producir sangrado. Esto significa que necesita tratamiento inmediato. El tratamiento puede incluir medicamentos y endoscopia o cirugía. Su médico colaborará con usted para decidir cuáles son los tratamientos más adecuados para su caso. Siga leyendo para obtener más información sobre cada tipo de tratamiento.

Tratamiento con medicamentos

Corte transversal de estómago y duodeno. Se ve una llaga sangrante en el recubrimiento del estómago que es una úlcera péptica que sangra.

Le recetarán medicamentos como parte del tratamiento. Estos medicamentos pueden consistir en:

  • Antibióticos. Para eliminar la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) si está presente. (La infección por H. pylori es la causa más común de úlcera péptica.)

  • Inhibidores de la bomba de protones. Estos medicamentos bloquean la producción de ácido en el estómago.

  • Bloqueadores de los receptores H2. Reducen la producción de ácido en el estómago.

  • Subsalicilato de bismuto. Ayuda a proteger el revestimiento del estómago y del duodeno contra el ácido.

Al tomar medicamentos, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Cada medicamento tiene sus riesgos y efectos secundarios. El médico le dará más información acerca de esto para los medicamentos que le haya recetado.

  • El tratamiento con antibióticos durará entre 7 y 14 días. Otros tipos de medicamentos pueden requerir más tiempo. Asegúrese de tomar todos los medicamentos siguiendo exactamente las instrucciones que le hayan dado. No deje de tomar los medicamentos aunque ya se sienta mejor.

  • Durante el tratamiento, evite los antiinflamatorios no esteroides como la aspirina y el ibuprofeno. El sobreuso de estos medicamentos es otra causa posible de úlceras, y su uso puede empeorar los síntomas.

  • El médico también podría indicarle que evite el tabaco, el alcohol y la cafeína, ya que pueden empeorar los síntomas o dificultar la curación de la úlcera. 

Tratamiento con endoscopia o cirugía

Además de los medicamentos, su tratamiento podría incluir endoscopia o cirugía. Esto es lo que puede esperar en cada caso:

  • Antes del tratamiento. Tal vez le ordenen que no coma ni beba nada durante al menos 6 horas antes del tratamiento. Asimismo, deberá dejar de tomar medicamentos como aspirina u otros antiinflamatorios no esteroides. 

  • Durante el tratamiento. Se coloca una aguja en una vena de la mano o del brazo. Esta aguja se conecta a un tubo llamado sonda intravenosa a través de la cual pueden administrarse líquidos así como medicamentos para prevenir el dolor, como sedantes o anestesia.Según cuál sea el tipo de medicamentos que se usen, es posible que tenga sueño o que esté dormido durante el tratamiento.A continuación el médico tratará la úlcera mediante uno de los siguientes procedimientos:

    • Endoscopia. En este procedimiento se usa un tubo delgado y flexible, llamado endoscopio, que tiene una cámara pequeña en su extremo para que el médico pueda ubicar la úlcera. En primer lugar se anestesia la garganta con un spray o un líquido para hacer gárgaras. A continuación se introduce el endoscopio en la boca y se guía hacia el estómago o el duodeno. Se usa aire para expandir el tracto digestivo. Una vez localizada la úlcera, se introducen instrumentos a través del endoscopio para detener el sangrado (si lo hay). Estos instrumentos pueden consistir en pinzas o dispositivos que usan calor o electricidad. En algunos casos se inyecta directamente alcohol o adrenalina (epinefrina) en la úlcera para ayudar a reducir el sangrado. Cuando el sangrado se detiene, se quita el aire y se retira también el endoscopio y los instrumentos.

    • Cirugía. La cirugía puede hacerse de distintas maneras. En la cirugía abierta se hace una incisión en el abdomen para tener acceso a la úlcera. Esto permite al cirujano ver la úlcera y tratarla directamente. En la laparoscopia, se practican pequeñas incisiones en el abdomen y se introduce un laparoscopio con una cámara diminuta a través de una de estas incisiones. Las imágenes del interior del abdomen se muestran en una pantalla para que el médico pueda ubicar la úlcera. A continuación se introducen instrumentos a través de las otras incisiones para tratar la úlcera. También es posible que se dé tratamiento a los nervios cercanos, los vasos sanguíneos y ciertas partes del estómago. Una vez concluida la cirugía, se cierran las incisiones y se retiran los instrumentos que se hayan usado.

  • Después del tratamiento. Lo llevarán a una sala de recuperación o a una unidad de cuidados intensivos. Las enfermeras vigilarán su estado. Cuando su estado se haya estabilizado, lo trasladarán a una habitación del hospital. Le darán medicamentos para ayudarle a controlar el dolor y aliviar los síntomas, y es posible que le hagan ciertas pruebas para determinar si la úlcera sigue sangrando. Permanecerá en el hospital hasta que el médico confirme que no haya ningún problema serio. Antes de abandonar el hospital, asegúrese de que tenga todas las recetas e instrucciones necesarias para el cuidado en su casa, así como el número de teléfono de su médico o del hospital en caso de que tenga problemas o preguntas después del tratamiento.

Riesgos y complicaciones posibles de la endoscopia y de la cirugía

En la endoscopia:

  • Sangrado

  • Perforación en el tracto digestivo superior (esófago, estómago o duodeno)

  • Riesgos relacionados con los sedantes o la anestesia

En la cirugía:

  • Sangrado

  • Infección

  • Daños a los órganos y vasos sanguíneos cercanos

  • Problemas digestivos de largo plazo como evacuaciones irregulares

  • Riesgos relacionados con la anestesia

  • Muerte

Visitas de control

Vaya a todas las visitas de control programadas con su médico. Estas visitas son necesarias para revisar su estado de salud y el progreso de su recuperación.

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho (llame al 911)

  • Fiebre de 100.4°F o superior

  • Aumento del enrojecimiento, dolor, hinchazón o supuración de alguna de las incisiones

  • Dificultad para tragar o dolor de garganta que no desaparece al cabo de 2 días.

  • Dolor abdominal que no desaparece

  • Heces negruzcas o manchadas de sangre

  • Náuseas y vómito

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.