Íleo - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Íleo

El íleo ocurre cuando hay un problema de motilidad en el intestino delgado o en el intestino grueso. La motilidad es el proceso mediante el cual los desechos alimenticios o heces se desplazan por el tubo digestivo. Si la motilidad es normal, los músculos de las paredes intestinales se contraen para desplazar las heces. Los músculos reciben señales a través de los nervios que les indican cuándo deben contraerse. Cuando hay íleo, la motilidad se hace más lenta o se detiene completamente. En consecuencia, las heces no pueden moverse por el intestino para salir del cuerpo. Esto puede producir malestar abdominal y otros síntomas. Para restablecer la motilidad y aliviar los síntomas es necesario tratamiento.

Causas del íleo

Contorno de una figura humana que muestra el sistema digestivo, donde se destacan el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el recto.

El íleo puede tener las siguientes causas:

  • Cirugía abdominal

  • Ciertas infecciones, como la del peritoneo (el revestimiento del abdomen)

  • Lesión en los vasos sanguíneos que suministran sangre al abdomen

  • Desequilibrio electrolítico, como niveles demasiado bajos de sodio o potasio

  • Ciertos medicamentos, como los analgésicos fuertes

  • Ciertas enfermedades renales o pulmonares

  • Ciertos problemas médicos como la fibrosis quística

Síntomas de íleo

Los síntomas más comunes de íleo son los siguientes:

  • Hinchazón o sensación de inflamiento o abotagamiento en el abdomen

  • Náuseas y vómito

  • Cólicos (retortijones) abdominales

  • Falta de apetito

  • Incapacidad de mantener la comida en el estómago sin vomitarla

  • Incapacidad de defecar o expulsar gas

Diagnóstico del íleo

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud. También le harán un examen médico y, si se sospecha que hay íleo, podrían hacerle ciertas pruebas para confirmar el problema. Entre estas pruebas se encuentran las siguientes:

  • Pruebas con imágenes. Estas pruebas proporcionan imágenes del intestino. Entre las más comunes se encuentran las radiografías y la tomografía computarizada (CT por sus iniciales en inglés). 

  • Análisis de sangre. Para determinar si hay infección u otros problemas como deshidratación.

  • Serie gastrointestinal superior. Se toman radiografías del tracto digestivo superior, desde la boca hasta el intestino delgado. Se usa un líquido de contraste para revestir el interior del tracto digestivo superior de forma que aparezca claramente en las radiografías.

Tratamiento del íleo

En la mayoría de los casos el íleo se resuelve por sí solo. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas hasta que la motilidad regrese a su nivel normal. El tratamiento se lleva a cabo en un hospital, y parte del mismo puede consistir en lo siguiente: 

  • No se da comida ni bebida por la boca, para permitir que repose el intestino.

  • Le colocarán una sonda intravenosa en una vena del brazo o de la mano La sonda intravenosa se usa para administrar líquidos y alimento. La sonda también puede usarse para administrar medicamentos en caso de que sean necesarios para mejorar la motilidad, aliviar el dolor o tratar las infecciones subyacentes o problemas que pueda haber.

  • Se introduce un tubo blando, delgado y flexible (llamado sonda nasogástrica) a través de la nariz hasta el estómago. Este tubo se usa para eliminar el exceso de gas y líquido del estómago y del intestino, lo cual ayudará a aliviar los síntomas como el dolor y la hinchazón.

  • Usted permanecerá en observación en el hospital hasta que le mejoren los síntomas.Su médico le dirá cuándo se encuentra suficientemente recuperado para regresar a casa, lo cual suele tardar pocos días.

  • En algunos casos, poco frecuentes, pueden ocurrir problemas. Pueden hacerse otros tratamientos como cirugía. El médico le dará más detalles sobre otros tratamientos en caso de que sean necesarios.

Problemas de largo plazo      

La mayoría de las personas se recuperan por completo después del tratamiento. En algunos casos deberá volver al médico para una visita de control. 

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F o superior

  • Hinchazón o dolor abdominal que no desaparecen

  • Incapacidad de defecar o expulsar gas

  • Náuseas y vómito

  • Se siente lleno muy pronto tras tomar solamente pequeñas cantidades de comida o bebida

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.