Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Preparación de la casa para la seguridad de los niños

Es importante que su casa sea un lugar seguro para los niños. Recuerde que cada año miles de niños resultan heridos o muertos en accidentes domésticos. Pero con un poco de cuidado, muchos accidentes pueden prevenirse. Esta hoja le da consejos sobre cómo mantener todas las áreas de su casa seguras para los niños.Niño que sube una cómoda pisando sobre los cajones abiertos para alcanzar un oso de peluche que está arriba. Una correa de pared para muebles sujeta la cómoda con seguridad a la pared. Primer plano de la correa de pared.

Esté preparado para las emergencias

Mantenga una lista de números de emergencia cerca de todos los teléfonos en su casa. Esta lista debe incluir la dirección de su casa y los números de emergencia, como el del centro de control de envenenamientos (800-222-1222). Considere también la posibilidad de aprender primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP), y mantenga a la mano los materiales necesarios para dar primeros auxilios.

Consejos generales

  • Trate de identificar los posibles peligros de su casa desde el punto de vista de un niño. Póngase en posición de gatear, con las rodillas y las manos en el suelo, y piense en las cosas que podrían atraer la curiosidad del niño.

  • Utilice protectores para todos los enchufes que no estén siendo utilizados. Mantenga los aparatos eléctricos desenchufados cuando no los esté usando.

  • Asegúrese de que no haya cables eléctricos debajo de las alfombras.

  • Mantenga las habitaciones libres de juguetes pequeños, bolsas de plástico, globos y otros artículos con los que el niño podría ahogarse o atragantarse.

  • Mantenga todos los fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.

  • Use trabas en las ventanas para que no puedan abrirse más de 4 pulgadas. De ser posible, abra las ventanas solamente por la parte de arriba.

  • Vacíe los baldes de agua cuando no los esté usando, y póngalos de lado. Un niño pequeño puede ahogarse incluso en una pulgada de agua.

  • No guarde armas de fuego en ningún lugar dentro de la casa. Si le resulta necesario tener un arma de fuego, guárdela en un lugar cerrado con llave, así como los materiales asociados, siempre que no la esté usando. Guarde el arma de fuego y las balas en sitios separados.

  • Instale alarmas de humo en todos los niveles de su casa, incluso en el sótano y en la parte exterior de todos los dormitorios.

    • Pruebe las alarmas de humo una vez al mes y cambie las pilas una vez al mes o cuando suene la alarma de pila descargada.

    • No desconecte las alarmas contra incendios, ni siquiera por un período breve.

  • Instale detectores de monóxido de carbono cerca de los dormitorios.

    • Recuerde que el monóxido de carbono es un gas invisible que no tiene olor ni sabor, y que puede ser mortal. Este gas puede producirse cuando las estufas o los equipos de calefacción no funcionan correctamente.

    • Pruebe los detectores de monóxido de carbono cada mes.

    • Considere la posibilidad de comprar un detector que sea una combinación de alarma de humo / monóxido de carbono.

  • Para los niños pequeños:

    • No ponga al bebé en una andadera con ruedas, ya que este tipo de andaderas pueden ser peligrosas, especialmente cerca de escaleras.

    • Cierre la parte de arriba de las escaleras con una puerta o barrera de seguridad para bebés. De ser posible, instale barreras de seguridad tanto en la cima como en el fondo de las escaleras. Asimismo, cubra las escaleras con alfombra y manténgalas despejadas de obstáculos que pudieran provocar una caída.

    • Si usa un corral de bebé, asegúrese de que las paredes no presenten ningún peligro. El corral de bebé debe tener paredes de malla (con un espacio de menos de ¾ de pulgada entre los hilos) o tablillas verticales (con un espacio de menos de 2⅜ pulgadas entre las tablillas).

Cocina

  • Mantenga los cuchillos, tijeras y otros utensilios afilados fuera del alcance de los niños.

  • Cocine en los hornillos de la parte de atrás de la estufa siempre que le sea posible. Mantenga las asas y mangos de las ollas y sartenes orientados hacia la parte de atrás de la estufa.

  • Tenga un extinguidor de incendios en la cocina y asegúrese de que todos los adultos en la casa sepan cómo usarlo.

  • Guarde cuidadosamente todas las sustancias tóxicas como los productos de limpieza, medicamentos y vitaminas. Manténgalos en sus envases o recipientes originales y ciérrelos en un armario fuera del alcance de los niños.

  • Si su hijo usa una silla alta, sujételo siempre con el cinturón de la silla.

  • No use manteles en la mesa. Los niños pequeños pueden tirar del mantel y hacer que se caigan los platos y otros artículos sobre sus propias cabezas.

Cuarto de baño

  • Ponga alfombras de baño antirresbalantes en el suelo y en la bañera para prevenir las caídas.

  • Guarde los medicamentos y los cosméticos en recipientes cerrados fuera del alcance de los niños.

  • Mantenga los secadores de pelo y otros aparatos eléctricos desenchufados y fuera del alcance de los niños. Asegúrese de que todos los aparatos eléctricos de baño tengan un interruptor de circuito con pérdida a tierra (lo tienen si el enchufe tiene dos botones marcados “set” y “reset”).

  • Supervise siempre a los niños cuando estén en el baño para prevenir el riesgo de ahogamiento. Preste atención especial cuando estén en la bañera. Nunca deje a un niño solo en el agua, y vacíe el agua del lavabo o de la bañera cuando hayan terminado.

  • Mantenga su calentador de agua a un máximo de 120°F para prevenir las quemaduras. Recuerde que la piel de un niño es más sensible al calor que la de un adulto y puede quemarse con más facilidad.

  • Use cierres para el asiento del inodoro a fin de prevenir el riesgo de ahogamiento de los niños pequeños.

  • Use un cubridor para la perilla (pomo) de la puerta del baño de forma que sea necesario apretarlo para abrir la puerta, lo cual es difícil para un niño pequeño.

La habitación de su hijo

  • Mantenga pañales nuevos al alcance de la mano junto a la mesa para cambiar los pañales. Nunca deje al niño desatendido en la mesa para cambiar pañales y si la mesa tiene una correa de sujeción, úsela.

  • Mantenga los cordones de las cortinas fuera del alcance de los niños, ya que podrían estrangularse con ellos.

  • Asegúrese de que la caja para guardar los juguetes no tenga una tapa que pudiera dejar atrapado al niño. Instale un dispositivo de seguridad que mantenga la tapa abierta, o bien quite la tapa.

  • Mantenga la cama alejada de las ventanas.

  • Use literas sólo para los niños mayores.

  • Siga estos consejos para la seguridad de la cuna de su hijo.

    • Quite los juguetes, almohadas y animales de peluche. Quite también las almohadillas y las mantas sueltas. Todos estos artículos podrían ayudar al niño a salir de la cuna y además pueden entrañar riesgo de asfixia.

    • Asegúrese de que las tablillas de la cuna no estén separadas más de 2⅜ pulgadas entre sí. Si la separación es mayor, la cabeza del niño podría quedar atrapada entre ellas.

    • Revise bien la cuna para ver si hay objetos pequeños con los que el niño pudiera atragantarse.

Sala familiar

  • Cubra los bordes y esquinas de los muebles para evitar las lesiones.

  • Sujete los televisores grandes y otros muebles pesados con una correa para impedir que se caigan. El televisor debe estar sobre una mesa del tamaño apropiado.

  • Coloque una barrera alrededor de las chimeneas y otras fuentes de calor.

  • Mantenga los cordones de las cortinas fuera del alcance de los niños.

  • Intente mantener los cables eléctricos fuera del alcance de los niños, y asegúrese de que no estén gastados.

  • No ponga muebles cerca de las ventanas para evitar que los niños se suban a ellos con peligro de caerse por la ventana.

  • Mantenga todas las plantas domésticas fuera del alcance de los niños.

  • Quite las alfombras sueltas o bien sujételas al suelo.

Seguridad para niños de todas las edades

Los requisitos de seguridad del niño cambiarán a medida que va creciendo. En general, los bebés necesitan protección contra objetos que puedan representar peligro. A partir de un año y hasta la edad preescolar, necesitan supervisión. Y los niños en edad escolar necesitan aprender cómo mantener su seguridad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.