Cómo mantener las sustancias tóxicas fuera del alcance de los niños - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo mantener las sustancias tóxicas fuera del alcance de los niños

Tal vez usted piense que el envenenamiento es algo que no podría ocurrir en su familia; pero no es así. De hecho, un niño se envenena en Estados Unidos cada 30 segundos. Muchos productos y sustancias de uso doméstico pueden ser tóxicos o venenosos. Estas son tres cosas importantes que usted puede hacer por la seguridad de sus hijos: Mujer sobre una escalera que coloca una botella con pulverizador en un armario alto sobre la pared. Hay otras botellas en el armario. El armario tiene un cerrojo en el picaporte.

  • Mantenga todas las sustancias tóxicas cerradas en un lugar fuera del alcance de los niños.

  • Enseñe a sus hijos a mantenerse alejados de las sustancias tóxicas.

  • Esté preparado para las emergencias. Anote el número de teléfono del centro de control de envenenamientos (800-222-1222) cerca de todos los teléfonos.

Siga leyendo para obtener más información sobre los envenenamientos y cómo prevenirlos.

Ayude a los demás a mantener a los niños fuera de peligro

Asegúrese de mostrar esta hoja a los abuelos y otras personas que se ocupan de los niños para ayudarles a preparar sus casas “a prueba de envenenamiento”. Muchos cuidadores no están bien informados acerca de los peligros de los productos tóxicos y cómo evitarlos.

Cómo se producen los envenenamientos

Los envenenamientos pueden ocurrir por muchas razones:

  • A los niños pequeños les gusta explorar, y a menudo ponen cosas en la boca.

  • Ocurre con frecuencia que los niños consiguen acceso a cosas que los padres suponían fuera de su alcance. Por ejemplo, un niño puede arreglárselas para alcanzar objetos que están en sitios altos o en armarios abiertos.

  • Los niños imitan a menudo el comportamiento de los adultos. Por eso, a veces podrían intentar probar un producto, por ejemplo un medicamento, sin ser conscientes del peligro que implica.

  • Los niños se sienten atraídos por los colores fuertes y los olores agradables. Esto puede ser peligroso cuando, por ejemplo, el niño ignora que un producto de limpieza con olor a limón no es algo que se pueda beber.

  • En cantidades iguales, una sustancia tóxica es más peligrosa en un niño que en un adulto porque el niño tiene un cuerpo más pequeño y el efecto es mayor.

Prevención de los envenenamientos

Lo siguientes consejos pueden ayudarle a prevenir envenenamientos en su casa.

  • Guarde los productos y sustancias tóxicas fuera del alcance de los niños. Manténgalos en un armario cerrado.

  • Guarde los productos en sus envases o recipientes originales. Nunca transfiera productos de un recipiente a otro, especialmente a recipientes utilizados para guardar alimentos o bebidas, ya que esto puede confundir a los niños. También puede causar problemas a la hora de identificar el producto responsable en caso de envenenamiento.

  • Compre productos que vengan en envases o recipientes a prueba de niños. Pero recuerde que ningún recipiente es completamente “a prueba de niños” aunque tenga un cierre de seguridad.

  • Seleccione bien los productos que compra. Escoja el producto menos tóxico para cada objetivo determinado. Por ejemplo, evite los productos concentrados, ya que son mucho más peligrosos que los que vienen listos para usar.

  • Nunca mezcle distintos productos de limpieza, especialmente aquellos que contienen amoniaco, ya que pueden producir vapores peligrosos.

  • Lea las etiquetas para saber qué productos son tóxicos y siga las instrucciones de seguridad impresas en las mismas.

  • No lleve en el bolso sustancias peligrosas como medicamentos o vitaminas, ya que los niños a menudo sacan cosas de los bolsos.

Productos domésticos que debe vigilar

A continuación se da una lista de productos de uso doméstico que pueden presentar peligro de envenenamiento para los niños.

  • Medicamentos y vitaminas. Casi la mitad de los envenenamientos en niños se producen a causa de medicamentos.

    • Manténgalos fuera del alcance de los niños en un armario cerrado con llave.

    • Mantenga todos los medicamentos en un lugar donde los niños no puedan alcanzarlos, aunque tengan tapas o cierres de seguridad.

    • Cierre siempre el recipiente y la tapa de seguridad después de tomar un medicamento.

    • No deje los medicamentos en lugares donde el niño pueda tener acceso a ellos, como por ejemplo en los mostradores de la cocina, en su bolso o en la mesita de noche.

    • No tome medicamentos en presencia de los niños.

    • Preste atención cuando le dé medicamentos a un niño. Lea la etiqueta y asegúrese de que le está dando el producto y la dosis correctos.

    • No permita nunca que los niños pequeños tomen los medicamentos por sí solos.

    • Antes de darle un medicamento a un niño, asegúrese de que no lo haya hecho ya algún otro miembro de la familia.

    • Deseche los medicamentos vencidos de forma segura. No los tire a la basura ni los vacíe por el inodoro o por el desagüe de un lavabo. Ponga los medicamentos líquidos o pastillas en una bolsa de plástico (si se trata de pastillas, tritúrelas primero). Agregue arena para gatos, desechos de café o materiales similares para evitar que los niños o los animales domésticos puedan comerlo. A continuación póngalo en la basura. Para más sugerencias, pregunte a su farmacéutico o a la compañía local de recogida de basuras. O bien visite www.smarxtdisposal.net.

    • No le dé a entender a los niños que los medicamentos o las vitaminas son como dulces o caramelos, ya que esto podría estimular su deseo de probarlos. Tenga cuidado especial con las vitaminas prenatales. Estas vitaminas contienen mucho hierro, y una sobredosis de hierro puede ser mortal para un niño.

  • Sustancias de uso doméstico

    • Guarde los productos de limpieza, insecticidas, pintura y otras sustancias peligrosas en un lugar seguro. Póngalos fuera del alcance de los niños en un armario cerrado con llave.

    • Guarde en un lugar seguro todas las sustancias peligrosas, tanto en casa como en el garaje.

  • Alcohol

    • Recuerde que la intoxicación por alcohol puede ocurrir a causa de cualquier sustancia que contenga alcohol. Esto incluye las bebidas alcohólicas, los enjuagues bucales, perfumes, e incluso algunas esencias o extractos, como la esencia de almendras.

    • Mantenga todas las sustancias que contengan alcohol fuera del alcance de los niños.

  • Plantas domésticas

    • Evite las plantas venenosas, como los lirios y los narcisos. Visite www.poison.org/prevent/plants.asp para obtener más información.

    • Si tiene plantas venenosas en casa, manténgalas fuera del alcance de los niños. Y recuerde que todas las plantas presentan peligro de atragantamiento para niños menores de 3 años.

    • Explique a los niños que las plantas decorativas no son comida y que no deben comerlas.

  • Monóxido de carbono

    • Instale detectores de monóxido de carbono en su casa. El monóxido de carbono es un gas invisible que no tiene olor ni sabor. Es una de las causas principales de envenenamiento en Estados Unidos, y puede ser mortal.

    • Asegúrese de que todos los electrodomésticos que queman combustible se encuentren en buen estado de funcionamiento. Los electrodomésticos en mal estado, como las estufas, hornos o calefactores portátiles pueden emitir monóxido de carbono. Asegúrese también de que las chimeneas y las calderas de calefacción estén adecuadamente ventiladas y que sean inspeccionadas una vez al año.

    • Recuerde que el monóxido de carbono puede causar síntomas parecidos a los de la gripe, como náuseas, mareos y dolor de cabeza. Si varios miembros de su familia tienen estos síntomas al mismo tiempo, salgan inmediatamente de la casa para respirar aire fresco. A continuación llame al 911 o los servicios de emergencia.

  • Plomo

    • Anteriormente solía usarse plomo en la pintura. Averigüe si la pintura de su casa contiene plomo.

    • En caso afirmativo, contrate a profesionales para quitar esa pintura y reemplazarla por pintura sin plomo.

    • Quite todos los trozos de pintura suelta o despegada para que los niños no puedan ponerlos en la boca.

    • Si cree que alguno de sus niños puede haber tragado pintura con plomo, hable con su médico para que le hagan un análisis al niño a fin de determinar si sufre intoxicación por plomo.

Preparación para una emergencia por envenenamiento

Estar preparado para un caso de envenenamiento puede ahorrarle tiempo muy valioso. Siga estos consejos para estar bien preparado:

  • Tenga disponible en todo momento la información de contacto para casos de emergencia.

    • Anote el número de teléfono del centro nacional para envenenamientos (800-222-1222) cerca de todos los teléfonos de su casa. Anote también la dirección de su casa, ya que puede ser fácil olvidarla en casos de emergencia.

    • Programe los números de emergencia en el sistema de discado automático de su teléfono.

    • Pegue la información para casos de emergencia en el refrigerador. Los socorristas de emergencia buscarán la información en ese lugar. Incluya todos los detalles sobre medicamentos de largo plazo y alergias para cada miembro de la familia. Incluya también los números de contacto de sus familiares para casos de emergencia.

  • Eduque a su hijo acerca de los envenenamientos y cómo responder en caso de emergencia (vea el cuadro a continuación).

  • En caso de envenenamiento, es importante que usted sepa el nombre del producto o sustancia que lo produjo cuando llame al centro de control de envenenamientos. De ser posible, tenga el envase o caja del producto con usted cuando llame.

Eduque a los niños acerca de los envenenamientos

Educar a los niños acerca de los productos tóxicos y sus peligros puede ayudar a prevenir un desastre. Dígale a los niños lo siguiente:

  • Ciertos productos y sustancias pueden hacerles daño. Explíqueles que no deben tocar nunca esos productos.

  • Todos los derrames o salpicaduras de productos químicos u otras sustancias peligrosas deben ser manipulados por adultos.

  • Hágales memorizar la dirección de su casa tan pronto como puedan aprenderla.

  • Enséñeles a llamar al 911 o a los servicios de emergencia y control de envenenamientos. Desenchufe el teléfono y haga que los niños practiquen esas llamadas.

Para obtener más información, visite www.poison.org.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.