Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Los trastornos del cuello: Cómo aliviar los síntomas

El primer objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Su proveedor de atención médica podrá recomendarle ciertos tratamientos de autocuidado, como descanso, aplicación de hielo y calor, medicamentos y ejercicios. Su proveedor de atención médica también podría recomendarle que vaya a un fisioterapeuta para que le enseñe cómo cuidar y fortalecer su cuello.

Mujer recostada en una tina.

Tratamientos autoadministrados

El dolor puede cesar rápidamente o durar cierto tiempo; en cualquier caso, usted querrá sentir alivio lo antes posible. Su proveedor de atención médica le dirá qué tratamientos puede poner en práctica en su casa para aliviar el dolor.

  • Acostarse por corto tiempo reducirá la presión que la cabeza ejerce sobre el cuello.

  • El hielo y el calor pueden disminuir el dolor. Para bajar la hinchazón, aplíquese sobre el cuello una compresa de hielo envuelta en una toalla delgada durante 15 minutos. Para relajar los músculos doloridos, aplique una toalla mojada en agua caliente sobre la zona afectada, o bien báñese o dúchese en agua caliente.

  • Los medicamentos de venta sin receta como el ibuprofeno,  el naproxeno y la aspirina pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón. El acetaminofén puede ayudar a aliviar el dolor. Use estos medicamentos exactamente de la forma indicada.

  • Los ejercicios pueden ayudarle a relajar los músculos y evitar la rigidez. Para prepararse, colóquese una toalla mojada en agua caliente alrededor del cuello y de los hombros durante 5 minutos. Quite la toalla y a continuación haga los ejercicios recomendados por su proveedor de atención médica.

Fisioterapia

Si los tratamientos autoadministrados no le alivian el dolor de cuello, su proveedor de atención médica podría sugerirle una o más sesiones de fisioterapia. La fisioterapia la realiza un especialista capacitado para tratar lesiones. Su fisioterapeuta le enseñará cómo fortalecer los músculos, mejorar la alineación de la columna y moverse correctamente. Algunos métodos de tratamiento usados en fisioterapia son:

  • Calor. Es posible que le apliquen calor en el cuello con una almohadilla cervical.

  • Ejercicios. Su fisioterapeuta le enseñará ejercicios para ayudarle a fortalecer el cuello y aumentar su amplitud de movimiento.

  • Movilización de las articulaciones. El fisioterapeuta le masajea suavemente las vértebras para ayudar a restablecer la amplitud de movimiento en las articulaciones del cuello y disminuir el dolor cervical.

  • Movilización de los tejidos blandos. El fisioterapeuta masajea y estira los músculos del cuello y de los hombros.

  • Estimulación eléctrica. Se envían impulsos eléctricos al cuello para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.

  • Educación en asuntos de mecánica corporal. El fisioterapeuta le enseña maneras de colocar y mover el cuerpo para proteger el cuello.

Otros tratamientos

Si la fisioterapia no le alivia el dolor de cuello, su proveedor de atención médica podría sugerirle otros tratamientos. Por ejemplo, ciertos medicamentos o inyecciones pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. En algunos casos podría ser necesario someterse a una operación para tratar los problemas del cuello.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.