Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La retinopatía diabética: Evaluación de sus ojos

La retinopatía diabética  ocurre cuando la diabetes daña los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo. Esto puede producir pérdida de visión. Para detectarla a tiempo, hágase un examen ocular completo con las pupilas dilatadas al menos una vez al año. Las mujeres embarazadas deben hacerse este examen más a menudo. Durante el examen, el médico repasará sus antecedentes clínicos, le examinará los ojos y le revisará la visión.

Proveedor de atención médica que le examina los ojos a una mujer con una lámpara de hendidura.

Sus antecedentes clínicos

Es posible que el oculista le haga las siguientes preguntas:

  • El tipo de diabetes que usted tiene, sus antecedentes, los tratamientos que recibe (por ejemplo, insulina) y el método que usa para vigilar el nivel de azúcar en la sangre

  • La salud de su familia, incluyendo si alguno de sus parientes ha tenido diabetes o retinopatía diabética

  • Cualquier enfermedad, operación u otros procedimientos médicos que haya tenido

  • Cualquier tipo de medicamentos, hierbas medicinales o suplementos que use, incluso los que se compran sin necesidad de receta médica

Su examen de la vista

Su oftalmólogo le hará leer un cartel con letras de distintos tamaños y usará otros instrumentos para evaluarle la visión. A continuación le examinará los ojos en busca de indicios de enfermedad. Le pondrán gotas en los ojos para dilatar (agrandar) sus pupilas. A continuación podrían hacerle una o más de las pruebas siguientes:

  • Una tonometría para medir la presión del líquido presente en el interior del ojo.

  • Un examen con lámpara de hendidura para que el médico pueda ver las estructuras de su ojo.

  • Una ecografía (ultrasonido) para crear una imagen del ojo usando ondas sonoras. La ecografía puede realizarse si se encuentra sangre en el humor vítreo (una sustancia gelatinosa y transparente que llena el interior del ojo).

  • Una tomografía de coherencia ocular (OCT, por sus siglas en inglés) para crear una imagen en tres dimensiones de la retina utilizando ondas de luz. Esto muestra si hay un escape de líquido a ciertas partes del ojo. También puede medir el grosor de la retina.

La angiografía fluoresceínica

Esta prueba puede llevarse a cabo para revisar el estado del revestimiento interno del ojo (retina). También se revisan los diminutos vasos sanguíneos (capilares) que llevan la sangre a la retina. Durante la prueba:

  • Le tomarán fotografías de la retina.

  • Se inyecta una tintura o colorante inocuo en la sangre a través del brazo o la mano. El colorante se desplaza hasta los capilares del ojo.

  • A continuación le tomarán fotografías adicionales de la retina. El colorante resalta los capilares en las fotografías.

Es posible que sienta una breve náusea durante el procedimiento. Después de la prueba, la piel, los ojos y la orina podrían tener una coloración amarillenta durante algunas horas.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.