Ultralente Insulin - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Inyección de Insulina Ultralenta

¿Qué es la inyección de insulina ultralenta?

NOTA: Muy pocas personas utilizan la insulina ultralenta. Por razón, no se fabrica en los EE.UU., pero será disponible hasta el fin del año 2005. Si usted utiliza insulina ultralenta, consulte al profesional que extiende sus recetas para cambiar su terapia de insulina.

La INSULINA ULTRALENTA (Humulin® U) es una insulina de origen humano. La insulina es una hormona que el páncreas produce naturalmente. La insulina disminuye la cantidad de azúcar en la sangre. Manteniendo un nivel de azúcar en la sangre normal previene o reduce complicaciones prolongadas diabéticas incluyendo el daño a los vasos sanguíneos, ojos, riñones o nervios. La insulina ultralenta es una insulina de acción prolongada que normalmente se administra una o dos veces al día. La duración de acción de la insulina puede variar en diferentes personas y a tiempos diferentes en la misma persona. La duración de acción de la insulina también puede variar dependiendo del lugar de la inyección, temperatura del cuerpo y su actividad física. La insulina ultralenta es disponible sin una receta médica. Una receta para obtener jeringas de insulina puede ser o no ser requerida por el estado en donde vive.

Hay diferentes tipos de insulina disponible. Cada tipo de insulina tiene un comienzo de acción y duración diferente en el cuerpo. Necesita aprender cuales son los tipos que está utilizando y cómo usted debe administrarlos y cómo cada tipo actúa en su cuerpo. La insulina ultralenta está marcada con una letra U grande y negra. La insulina es de origen de res, cerdo o humano. La insulina de res no se fabrica en los EE.UU. debido a la preocupación de los tejidos de res propagando ciertas infecciones. Muy pocos pacientes en los EE.UU. utilizan la insulina de cerdo. Por esta razón, la insulina de cerdo no será fabricada en los EE.U., pero será disponible hasta el fin del año 2005. Si usted utiliza la insulina de cerdo, consulte a quien extiende sus recetas para cambiar su terapia de insulina.

No cambie de tipo de insulina que está utilizando sin consultar a quien extiende sus recetas. Si usted necesita cambiar el tipo de insulina que está utilizando, debe realizar que podrá ser necesario supervisar su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia y puede necesitar ajustar la dosis antes de que usted esté estabilizado con el nuevo tipo. Cuídese de aprender y reconocer los síntomas de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) y sepa como tratar estas reacciones.

¿Qué debe saber mi profesional de la salud antes de recetarme insulina ultralenta?

Necesita saber si usted presenta alguno de los siguientes problemas o situaciones:

  • problemas de la glándula suprarrenal o pituitaria

  • diarrea

  • fiebre o infección

  • lesión o trauma

  • enfermedad renal

  • enfermedad hepática

  • náusea, vómito

  • cirugía reciente

  • enfermedad tiroidea

  • una reacción alérgica o inusual a la insulina, a los productos de res o cerdo, a otros medicamentos, alimentos, colorantes o conservantes

  • si está embarazada o buscando quedar embarazada

  • si está amamantando a un bebé

¿Cómo debo utilizar este medicamento?

La insulina es para inyección por debajo de la piel. Utilizar exactamente como indicado. No utilice más insulina de la recetada. No utilice su medicamento con más o menos frecuencia de lo recetado. Es importante seguir las instrucciones de quien extiende sus recetas o su profesional de la salud. Le enseñarán como inyectar la insulina. Le enseñarán como administrar las dosis para las comidas. Le enseñarán también como ajustar las dosis para actividades o enfermedades.

Siempre chequee el aspecto de su insulina antes de utilizar. La insulina ultralenta debe ser blanca y turbia. No utilice la insulina ultralenta si la solución no es turbia de modo uniforme después de mezclar. Para mezclar, ruede el frasco con cuidado 10 veces en sus manos. Asegúrese de seguir las instrucciones de mezclar antes de cada inyección.

¿Qué sucede si me olvido de una dosis?

Es importante de no olvidar una dosis. Su profesional de la salud o el profesional que extiende sus recetas debe hablar con usted acerca de algún plan para dosis olvidas. Si olvida una dosis, siga su plan. No use dosis dobles. Reconozca los síntomas de bajo y alto nivel de azúcar en la sangre y asegúrese de que un miembro de la familia o un amigo puede reconocer estos síntomas. Comuníquese con el profesional que extiende sus recetas o su profesional de la salud de inmediato si tiene algún problema.

¿Con qué puede interactuar la insulina ultralenta?

  • otros medicamentos para la diabetes

Muchos medicamentos pueden alterar (aumentar o reducir) el nivel de azúcar en la sangre, tales como:

  • bebidas alcohólicas

  • inhibidores de la ECA (enzima convertidora de la angiotensina), a menudo usados para tratar la alta presión sanguínea o problemas cardiacos (como, por ejemplo, captopril, enalapril, lisinopril)

  • inhibidores de la proteasa antirretrovíricos (como, por ejemplo, indinavir, ritonavir, saquinavir)

  • aspirina y medicamentos tipo aspirina

  • beta-bloqueantes, a menudo usados para la alta presión sanguínea o problemas cardiacos (como, por ejemplo, atenolol, metoprolol, propranolol)

  • ciertos medicamentos usados para la depresión mental, trastornos psicóticos o emocionales

  • cromo

  • cisapride

  • clonidina

  • ciclosporina

  • danazol

  • diazóxido

  • disopiramida

  • epinefrina

  • hormonas femeninas, como estrógenos, progestinas o píldoras anticonceptivas

  • fenofibrato

  • gemofibrozil

  • glucagón

  • hormona del crecimiento (somatropin)

  • guanetidina

  • isoniazida

  • litio

  • metoclopramida

  • hormonas masculinas o esteroides anabólicos

  • medicamentos para suprimir el apetito o para bajar de peso

  • medicamentos para alergias, asma, resfríos o tos

  • niacina

  • nicotina (incluyendo la nicotina de los parches y los chicles)

  • pentamidina

  • pentoxifilina

  • fenitoína

  • propoxifeno

  • antibióticos quinolónicos, medicamentos usados para infecciones (como, por ejemplo, ciprofloxacina, levofloxacino, norfloxacino)

  • algunos suplementos dietéticos a base de hierbas

  • medicamentos esteroideos como la prednisona o la cortisona

  • sulfonamidas, medicamentos para infecciones (como, por ejemplo, Azulfidine®, Bactrim®, Gantrisin® Septra®)

  • tacrolimo

  • hormonas tiroideas

  • diuréticos (píldoras de agua)

Algunos medicamentos pueden disimular los síntomas de advertencia de bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Tendrá que controlar atentamente su nivel de azúcar en la sangre si está tomando algunos de estos medicamentos, tales como:

  • beta-bloqueantes, a menudo usados para la alta presión sanguínea o problemas cardiacos (como, por ejemplo, atenolol, metoprolol, propranolol)

  • clonidina

  • guanetidina

  • reserpina

Explique al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud todos los otros medicamentos que esté tomando, incluyendo los medicamentos de venta libre, suplementos nutritivos o productos a base de hierbas. Si usted consume bebidas con cafeína o alcohol de manera frecuente, si fuma o si utiliza drogas ilegales, indíqueselo también a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud. Estas sustancias pueden afectar el modo en que actúan sus medicamentos. Antes de comenzar a tomar cualquiera de sus medicamentos o de dejar de hacerlo, consulte a su profesional de la salud.

¿A qué debo estar atento al tomar insulina ultralenta?

Visite al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud para chequear su evolución periódicamente. Para controlar su diabetes correctamente utilice la insulina regularmente y siga una dieta y horario de ejercicio habitual. La diabetes no se puede curar. El cuidadoso control diario de azúcar en la sangre puede retrasar o prevenir muchas de las complicaciones prolongadas diabéticas.

Peligrosos niveles altos o bajos de azúcar en la sangre pueden suceder cuando las comidas y la insulina no están espaciadas correctamente. Es importante de chequear y anotar regularmente sus niveles de glucosa de la sangre y de cetonas en la orina. A veces es difícil distinguir la diferencia entre bajo y alto nivel de azúcar en la sangre (refiérase a los efectos secundarios). Utilice un medidor de glucosa (un dispositivo de medición para la glucosa o azúcar en la sangre), cuando sea posible, antes de tratar alto o bajo nivel de azúcar en la sangre.

Siempre lleve consigo una fuente rápida de azúcar por si acaso experimenta síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Ejemplos incluyen caramelos duros o tabletas de glucosa.

Asegúrese que tiene la jeringa correcta para el tipo de insulina que esté utilizando. Trate de no cambiar de marca o tipo de jeringa de insulina a menos que así lo indica el profesional que extiende sus recetas o su profesional de la salud. Utilice la jeringa sola una vez. Deseche la jeringa y aguja en un envase cerrado para prevenir pinchazos accidentales de agujas.

No cambie de marcas o tipos de insulina sin consultar con quien extiende sus recetas o su profesional de la salud. El cambiar de marcas o tipos puede causar un alto o bajo nivel peligroso de azúcar en la sangre.

Siempre lleve a mano un suministro adicional de insulina, jeringas y agujas.

Use una pulsera o cadena de identificación alerta médica y lleve una tarjeta de identificación con su nombre, dirección, condición, medicamentos y nombre y dirección de su profesional de la salud.

Si desarrolla resfrío, diarrea, vómitos u otra infección o enfermedad, debe comunicarse con su profesional de la salud o con quien extiende sus recetas. Si se encuentra enfermo puede necesitar cambios en su dosificación. Tal vez sea necesario evaluar su enfermedad. Consulte al profesional que le extiende sus recetas o su profesional de la salud acerca de lo que debe hacer si se enferma. No deje de utilizar su insulina, consulte con su profesional de la salud o quien extiende sus recetas para asesoramiento.

Si usted ha fumado por mucho tiempo y para repentinamente, puede necesitar un cambio en la dosis de insulina. Consulte antes con su profesional de la salud o quien extiende sus recetas.

Muchos productos de venta libre para tos o resfrío contienen azúcar o alcohol. Estos pueden afectar el control de la diabetes y pueden alterar los resultados de los análisis utilizados para supervisar el azúcar en la sangre. Evite el alcohol. Evite productos que contienen alcohol o azúcar.

Si va a someterse a una operación, asegúrese de informar a sus profesionales de la salud que está tomando insulina.

¿Qué efectos secundarios puedo tener a utilizar la insulina ultralenta?

Aprenda cómo y cuando debe controlar el nivel de azúcar en la sangre y lo que debe hacer si sucede alto o bajo nivel de azúcar. Efectos secundarios que debe informar a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud tan pronto como sea posible:

Síntomas de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre):

  • ansiedad o nerviosismo, confusión, dificultad para concentrarse, hambre, palidez, náuseas, fatiga, sudoración, dolor de cabeza, palpitaciones, entumecimiento de la boca, hormigueo en los dedos, temblores, debilidad muscular, visión borrosa, sensación de frío, bostezos incontrolables, irritabilidad, pulso cardiaco rápido, respiración superficial y pérdida del conocimiento. Aprenda a reconocer sus propios síntomas de hipoglucemia. Sus síntomas pueden ser diferentes que otros. Si no está seguro acerca de sus síntomas de hipoglucemia, controle su nivel de azúcar en la sangre con frecuencia para aprender a reconocer los síntomas. La hipoglucemia, si es grave, puede hacer que no esté consciente de sus acciones o de lo que lo rodea, por lo tanto debe informar a otros qué hacer si usted no puede responder por sí mismo en caso de una reacción severa. El profesional que extiende sus recetas o su profesional de la salud le enseñarán como tratar la hipoglucemia. Siempre lleve consigo fuentes rápidas de azúcar, tales como caramelos o tabletas de glucosa.

Los síntomas de alto nivel de azúcar en la sangre (hiperglucemia):

  • mareos, boca seca, piel seca enrojecida, aliento con olor a frutas, pérdida del apetito, náuseas, dolores estomacales, sed inusual, frecuentes descargas de orina

La insulina también puede causar reacciones alérgicas raras pero severas en algunos pacientes, incluyendo:

  • erupción cutánea o picazón severa (urticarias)

  • dificultad al respirar

Efectos secundarios que, por lo general, no requieren atención médica (debe informarlos a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud si persisten o si son molestos):

  • aumento o disminución de los tejidos de grasas debajo de la piel, debido a usar demasiado un lugar de inyección en particular

  • picazón, ardor, hinchazón o erupción en el lugar de inyección

¿Dónde puedo guardar mi medicina?

Manténgala fuera del alcance de los niños.

Guarde los frascos de insulina sin abrir en el refrigerador a una temperatura de entre 2 y 8 grados C (36 y 46 grados F). No la congele o utilice si la insulina ha estado congelada. Los frascos abiertos (frascos que esté utilizando actualmente) pueden guardarse en el refrigerador o a temperatura ambiente, aproximadamente a 25 grados C (77 grados F) o más fresco. Mantener su insulina a temperatura ambiente disminuye la cantidad de dolor que experimenta durante la inyección. Puede utilizar la insulina hasta la fecha de vencimiento que se indica en el frasco. Puede haber una disminución en el efecto de la insulina después de estar guardado a temperatura ambiente por más de un mes. Si nota cambios en sus concentraciones de azúcar en la sangre, puede necesitar un nuevo frasco de insulina.

Proteger de la luz y calor excesivo. Deseche todo el medicamento que no haya utilizado, después de la fecha de vencimiento o después que haya pasado el tiempo especificado para guardar a temperatura ambiente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.