Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Altamisa o Tanacetum parthenium en sus formas de dosificación oral

¿Qué es la altamisa?

La ALTAMISA o Tanacetum parthenium (Migraban™, Migracare®, Migra-Lieve™, MygraFew™, MygraFree™, Nomigraine™, PharmAssure Migraplex™, Tanacet™ entre otros) es un suplemento dietético (remedio a base de hierbas) que se promociona por su capacidad para disminuir la frecuencia de episodios de migrañas. Existe cierta evidencia que sugiere que esta hierba puede ser útil para este fin. La altamisa no ayuda a aliviar un ataque de migraña agudo. La altamisa se utiliza ocasionalmente para los síntomas de la artritis, pero no se conoce su eficacia para este fin. La altamisa tampoco está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) para ningún fin. Las personas que sufren migrañas o artritis deben consultar a un profesional de la salud con suficiente experiencia en el tratamiento de estas enfermedades y pedir su consejo y supervisión antes de usar altamisa para tratarse a sí mismas. Hay muchos productos con altamisa disponibles.

¿Qué debe saber mi profesional de la salud antes de recetarme altamisa?

Es importante que le explique a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud que está usando altamisa. Algunas hierbas tienen efectos potentes y pueden interactuar con otros medicamentos que usted esté tomando.

Se recomienda que hable con su profesional de la salud ANTES de tomar altamisa si usted presenta alguno de los siguientes problemas o situaciones:

  • trastorno sanguíneo o de sangrado como hemofilia o problemas de coagulación

  • fiebre del heno o alergias cutáneas

  • lesión de la cabeza

  • enfermedad renal

  • enfermedad hepática

  • derrame cerebral

  • toma medicamentos para diluir la sangre

  • una reacción alérgica o inusual a la altamisa, otras hierbas, plantas, medicamentos, alimentos, colorantes o conservantes

  • si está embarazada o buscando quedar embarazada

  • si está amamantando a un bebé

¿Cómo debo utilizar este medicamento?

La altamisa se ingiere generalmente por vía oral (es decir, se traga). Siga las instrucciones de la etiqueta del paquete o consulte a su profesional de la salud.

Comuníquese con su pediatra o con su profesional de la salud para informarse acerca del uso de esta hierba en niños. Puede requerir atención especial.

¿Qué sucede si me olvido de una dosis?

Si saltea una dosis, sencillamente siga tomando el medicamento según el plan. Sin embargo, no tome dosis dobles para recuperar dosis salteadas.

¿Con qué puede interactuar la altamisa?

  • medicamentos antiinflamatorios (los AINE), como el ibuprofeno que se utiliza para tratar la fiebre, el dolor de cabeza, el dolor o la inflamación

  • aspirina

  • clopidogrel

  • cilostazol

  • dalteparina, enoxaparina u otros medicamentos inyectables para diluir la sangre

  • dipiridamol

  • heparina

  • productos a base de hierbas, como danshen, dong quai, píldoras de ajo, jengibre, ginkgo biloba, castaño de Indias, corteza de sauce blanco entre otros

  • medicamentos que se utilizan para el tratamiento de un ataque de migraña agudo como los medicamentos de tipo ergotínico (como, por ejemplo, Cafergot® o Migranal®), o eletriptán (Relpax®), naratriptán (Amerge®), rizatriptán (Maxalt®, Maxalt-MLT™), sumatriptán (Imitrex®) y zolmitriptán (Zomig®)

  • medicamentos utilizados para prevenir las migrañas como metisergida (Sansert®) o propranolol (Inderal®)

  • ticlopidina

  • warfarina

Se desconocen las interacciones de muchas hierbas con otros medicamentos. Es por eso que siempre se debe proceder con cuidado al combinar remedios a base de hierbas con medicamentos tradicionales. Si toma otros medicamentos, consulte a su profesional de la salud antes de tomar altamisa.

Explique al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud todos los otros medicamentos que esté tomando, incluyendo los medicamentos de venta libre, suplementos nutritivos o productos a base de hierbas. Si usted consume bebidas con cafeína o alcohol de manera frecuente, si fuma o si utiliza drogas ilegales, indíqueselo también a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud. Estas sustancias pueden afectar el modo en que actúan sus medicamentos. Antes de comenzar a tomar cualquiera de sus medicamentos o de dejar de hacerlo, consulte a su profesional de la salud.

¿A qué debo estar atento al tomar altamisa?

Pueden transcurrir varias semanas de uso de la altamisa antes de que observe mejorías en sus síntomas. También debe consultar a su profesional de la salud antes de usar la altamisa por un período prolongado.

Como la altamisa deriva de una planta, es posible que se produzcan reacciones alérgicas. Deje de utilizar esta hierba si experimenta sarpullido o urticaria. Puede ser necesario que consulte o informe a su profesional de la salud si se presentan estos efectos. Infórmele a su proveedor de atención médica inmediatamente sobre cualquier efecto secundario inusual.

Deberá visitar a un médico si su problema no mejora. Busque asistencia médica si su dolor de cabeza ha empeorado durante los últimos días o semanas; si sus dolores de cabeza aparecen de manera repentina; si siente debilidad, entumecimiento en un brazo o pierna o cambios en la visión o audición; si los analgésicos de venta libre no alivian el dolor de cabeza; si observa cambios en la memoria o en el estado de ánimo con estos dolores de cabeza o si el dolor de cabeza está acompañado por rigidez en el cuello, sarpullido, náuseas, vómito, fiebre, problemas para respirar o un antecedente de lesión de la cabeza.

Si ha tomado altamisa en forma periódica durante un período prolongado, es posible que deba disminuir el consumo de esta hierba lentamente. Es posible que experimente dolores de cabeza o tensión, dificultad para dormir, dolor muscular/articular o fatiga cuando suspenda el uso de esta hierba.

Las diferentes marcas de altamisa pueden contener cantidades distintas del ingrediente activo. Por lo tanto, trate de utilizar siempre la misma marca. Se recomienda utilizar una marca de un fabricante confiable. Es más probable que las diversas dosis de un producto estandarizado contengan la misma cantidad de hierba. Su profesional de la salud o su farmacéutico pueden ayudarle a encontrar un producto confiable.

Si va a someterse a una operación quirúrgica o un tratamiento dental, informe a su dentista, cirujano o anestesista que está utilizando altamisa. En algunos casos, es posible que deba suspender el suplemento de altamisa antes de la operación.

¿Qué efectos secundarios puedo tener al utilizar altamisa?

Efectos secundarios que debe informar a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud tan pronto como sea posible:

  • cualquier sangrado o magulladuras inusuales

  • dificultad para respirar, falta de aliento o sibilancias

  • latidos cardiacos irregulares o palpitaciones

  • picazón

  • irregularidad menstrual o sangrado vaginal inusual

  • erupción cutánea o ampollas

  • llagas o ampollas en la boca, los ojos, labios o nariz

  • hinchazón de cualquier área de los labios, garganta, lengua, piel o cuerpo

Efectos secundarios que, por lo general, no requieren atención médica (debe informarlos a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud si persisten o si son molestos):

  • descompostura estomacal leve

  • nerviosismo

  • sabor desagradable en la boca

¿Dónde puedo guardar mi medicina?

Manténgala fuera del alcance de los niños.

Guárdela a temperatura ambiente, protegida del calor y de la humedad. Deseche toda hierba sin utilizar después de su fecha de vencimiento. Si no tiene fecha de vencimiento, deseche todo producto sin utilizar luego de 9 meses, ya que generalmente los productos con altamisa tiene un tiempo de conservación muy corto.

INFORMACIÓN GENERAL SOBRE SUPLEMENTOS DIETÉTICOS:

Los suplementos dietéticos incluyen aminoácidos, vitaminas, minerales, hierbas, productos botánicos y otras sustancias derivadas de las plantas y extractos de dichas sustancias. Estos productos son fáciles de identificar ya que deben indicar "Suplemento dietético" en su etiqueta. La etiqueta de la mayor parte de estos productos presenta un panel de información específica sobre el suplemento. Los suplementos no son medicamentos y no están regulados como lo están los productos farmacéuticos. Tenga en cuenta que los suplementos dietéticos no están sujetos a normas estrictas de control de calidad. Puede haber diferencias en la potencia y en la pureza de estos productos. Es posible que no existan datos científicos para respaldar el uso de un suplemento dietético para una dolencia o enfermedad en particular. El propósito de este producto no es diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedad alguna.

La Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) sugiere lo siguiente para la protección de los consumidores:

  • Lea siempre los prospectos y las etiquetas del producto y siga sus instrucciones.

  • "Natural" no significa que un producto sea seguro para el consumo humano.

  • Busque productos que contengan ingredientes con la inscripción "USP". Esto indica que el fabricante siguió las normas de la Farmacopea de los EE.UU.

  • Es más probable que los suplementos producidos o distribuidos por compañías de alimentos o medicamentos reconocidos a nivel nacional estén sujetos a controles más estrictos, ya que estas empresas tienen normas establecidas para sus demás productos. Puede escribir a la empresa para solicitar más información acerca del modo en que se fabrica el producto.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.