Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Mal De Altura [Altitude Sickness]

El mal de altura, también conocido como mal de montaña, ocurre cuando una persona viaja a lugares con una altitud superior a la que su cuerpo está acostumbrado. La densidad del aire disminuye a medida que aumenta la altitud, y en consecuencia el cuerpo obtiene menos oxígeno en cada respiración. Este problema suele afectar a las personas que viajan a una altitud de 8,000 pies o más. Algunos de los síntomas frecuentes son:

  • Dolor de cabeza

  • Falta de apetito

  • Náuseas y vómito

  • Cansancio

  • Mareos

  • Dificultad para dormir

En los casos más graves, los pulmones o el cerebro pueden verse afectados. Los síntomas pueden consistir en dolor de pecho, dificultad para respirar, confusión, dificultad para caminar y ritmo cardíaco demasiado rápido. A medida que empeora el mal de altura, la persona puede llegar a perder el conocimiento y entrar en coma.  

En los casos más leves el problema suele resolverse descendiendo a una elevación más baja y descansando. En los casos más graves, la persona debe trasladarse a una altitud inferior a 1,500 pies lo más rápido posible y de forma segura para recibir atención de emergencia. El tratamiento consiste en la administración de oxígeno adicional y posiblemente otros medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas. Si no es posible regresar a una altitud más baja, puede usarse una cámara hiperbárica portátil. Una vez que los síntomas hayan mejorado y la persona se haya estabilizado, podrá ser dada de alta.

Autocuidado

Medicamentos: Es posible que le receten medicamentos para ayudarle a aliviar ciertos síntomas como el dolor de cabeza y las náuseas. Tome estos medicamentos siguiendo las indicaciones que le hayan dado.

Cuidados Generales:

  • Descanse hasta que deje de tener síntomas. Si los síntomas continúan, no se desplace a un lugar más elevado.

  • Tome abundante agua para prevenir la deshidratación. Evite la cafeína y el alcohol, ya que pueden causar más pérdida de líquidos y empeorar los síntomas.

  • Coma abundantes alimentos ricos en carbohidratos.

  • Si reanuda su viaje:

    • Hágalo de forma que no aumente la altitud más de 1,000 pies por día, para que su cuerpo tenga tiempo de adaptarse al cambio.

    • Duerma a una altitud inferior a la elevación más alta que alcanzó durante el día.  

    • Si piensa seguir viajando a una altitud elevada, deténgase para descansar durante un día cada 2 a 3 días como mínimo.

    • Manténgase atento a sus síntomas. Si nota que reaparece cualquiera de los síntomas de mal de altura, deténgase de inmediato y descanse, o bien descienda a una altitud más baja.

    • Pregúntele al médico si puede recetarle medicamentos para ayudar a prevenir el mal de altura.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Dolor de cabeza que no mejora con los medicamentos

  • Señales de deshidratación, como resecamiento de la boca, poca orina u orina muy oscura

  • Náuseas o vómito frecuentes (incapacidad de retener líquidos en el estómago)

  • Tos seca persistente, dolor de pecho o dificultad para respirar

  • Piel descolorida con un tono azulado (cianosis), grisáceo o pálido

  • Tos con sangre

  • Aumento del sueño y del cansancio

  • Debilidad, mareo o desmayos.

  • Confusión

  • Dificultad para caminar

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.