Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Torcedura del tobillo (Adulto) [Ankle Sprain, (Adult)]

Una torcedura (o esguince) de tobillo es una distensión o un desgarro de los ligamentos que conforman el tobillo, sin que haya fractura de huesos.

Una torcedura de tobillo es una lesión común tanto en niños como en adultos, y ocurre cuando el tobillo se gira o se mueve de una manera inapropiada. Esto puede ser a causa de una lesión deportiva, o por algo tan simple como caminar por una superficie desnivelada.

Los ligamentos están hechos de tejido conectivo. Normalmente los ligamentos se estiran hasta cierto punto y regresan a su posición normal. Una torcedura ocurre cuando un ligamento es forzado a estirarse más de lo normal. Una torcedura grave puede desgarrar los ligamentos. Si usted ha tenido una torcedura grave, debió haber sentido o escuchado que algo se soltó cuando se lesionó.

A las torceduras de tobillo se les clasifica en grados dependiendo de si son leves, moderadas o graves:

  • Grado 1. Es una torcedura menor con estiramiento y daño del ligamento leves.

  • Grado 2. Es una torcedura moderada en la que el ligamento de ha desgarrado parcialmente.

  • Grado 3. Es la torcedura más grave en la que el ligamento se desgarra por completo.

Cuidados en el hogar

  • Para una torcedura de grado 1: descanse, aplíquese hielo y compresión y eleve el tobillo (eat técnica se llama en inglés "RICE" [Rest, Ice, Compression, and Elevation]).

    • Descanse el tobillo. No camine apoyándose en él.

    • Debe usar hielo de inmediato para ayudar a controlar la hinchazón. Coloque la bolsa de hielo sobre la zona lesionada durante 20 minutos. Haga esto cada 3 a 6 horas durante las primeras 24 a 48 horas. Siga utilizando el hielo para aliviar el dolor y la hinchazón cuando sea necesario. Para hacer una bolsa de hielo, ponga unos cubos en una bolsa de plástico que se selle en la parte de arriba. Envuélvala en una toallita o un paño limpio. Nunca ponga el hielo o la bolsa de hielo directamente sobre la piel. La bolsa de hielo puede ponerse encima del yeso, el vendaje o la férula. Conforme el hielo se derrita, tenga cuidado de no mojar el hielo, el vendaje o la férula. Si tiene puesta una bota, ábrala para aplicarse la bolsa de hielo a no ser que su proveedor de atención médica le diga lo contrario.

    • Los dispositivos de compresión ayudan a controlar la hinchazón, a prevenir que el tobillo se mueva y a darle soporte al tobillo lesionado. Estos dispositivos incluyen vendas, vendajes y envoltorios.

    • Eleve o alce su tobillo por encima del nivel de su corazón cuando se siente o se acueste. Esto es muy importante durante las primeras 48 horas.

    • Siga el método “RICE” para las torceduras de grado 2. Este tipo de torceduras tardarán más tiempo en sanar. Es posible que su proveedor le pida que use una férula o un yeso para evitar que el tobillo se mueva.

    • Si usted tiene una torcedura de grado 3, tendrá el riesgo de inestabilidad en el tobillo durante el largo plazo. En raras ocasiones, se requiere una cirugía. Es posible que su proveedor le coloque un yeso corto o una bota para caminar durante 2 a 3 semanas.

    • Después de 48 horas, podría ser útil aplicarse calor durante 20 minutos varias veces al día. Puede hacer esto con una almohadilla calefactora o una compresa de agua caliente. O puede alternar entre el hielo y la fuente de calor. Nunca aplique calor directamente a la piel. Siempre envuelva la almohadilla o la compresa en una toalla o paño delgado.

    • Para controlar el dolor puede usar analgésicos de venta sin receta (AINE o antiinflamatorios no esteroides), a no ser que le hayan recetado otro medicamento. Si tiene una enfermedad crónica del hígado o los riñones, o si alguna vez ha tenido una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, hable con su proveedor antes de usar estos medicamentos.

    • Siga los ejercicios de rehabilitación que le dé su proveedor. Estos pueden ayudarle a ser más flexible y a mejorar su equilibrio y coordinación, lo que puede ayudar a prevenir problemas del tobillo a largo plazo.

Prevención

Para ayudar a prevenir las torceduras de tobillo, es importante tener una buena fortaleza, equilibrio y flexibilidad. Asegúrese de:

  • Siempre hacer calentamiento antes de hacer ejercicio o  algo que implique mucha actividad

  • Tenga cuidado al caminar o correr por superficies desniveladas o agrietadas

  • Use zapatos que estén en buenas condiciones

  • Escuche las señales de su cuerpo cuando tenga dolor o esté cansado

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica o como le indiquen. Vigile cualquiera de las señales que se enumeran a continuación.

Si sus síntomas no mejoran o empeoran, hable con su proveedor. Es posible que deban tomarle radiografías.

Cuándo buscar cuidado médico

Llame a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más, o como le indiquen

  • La lesión no parece estar sanando

  • Regresa la hinchazón

  • El yeso tiene un mal olor

  • La tablilla o férula se moja o se ablanda

  • La tabilla o férula de fibra de vidrio se moja y no se seca durante 24 horas  

  • Aumenta el dolor o la hinchazón, o hay enrojecimiento

  • Los dedos de los pies se ponen fríos, azulados, adormecidos o con hormigueo

  • La piel está descolorida (se ve azulada, morada o grisácea), tiene ampollas o está irritada

  • Se vuelve a lesionar el tobillo

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.