Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Primeros auxilios para una lesión causada por el frío

La exposición prolongada al frío puede dañar los tejidos del cuerpo. La congelación es una lesión por temperaturas bajo cero. La congelación mínima es una forma leve de congelación. Los lugares que resultan afectados con más frecuencia por las lesiones debidas al frío son los dedos de las manos, los dedos de los pies, las mejillas, la barbilla, las orejas y la nariz. Si se coloca hielo directamente sobre la piel y se deja por demasiado tiempo, también puede causar una lesión.

Los síntomas de congelación incluyen:

  • Piel blanca, gris o azul blanquecina

  • Piel fría y dura

  • Pérdida de la sensibilidad en una parte del cuerpo

  • Descamación de la piel

  • Ampollas transparentes o llenas de líquido

  • Piel negra (grave)

Los síntomas de congelación mínima son más leves e incluyen dolor, entumecimiento y piel pálida. 

¿Qué hacer en caso de una lesión causada por el frío?

Si se presenta cualquiera de estos síntomas de lesión:

  • ¡Vaya al hospital lo antes posible!

  • Proteja la zona afectada para que no se dañe más envolviéndola con ropa, cobijas, toallas o periódico secos.

Si no es posible llegar pronto al hospital o si los síntomas son muy leves, comience a recalentar la zona afectada. Esto se puede hacer de dos maneras:

  • Agua tibia: Coloque la parte afectada en agua tibia a 98 - 102° F (37 - 39° C). Use agua que se sienta tibia pero cómoda sobre una parte de la piel que no esté afectada.

  • Calor corporal: Sostenga la parte afectada debajo de una axila o con una mano tibia.

Para prevenir que la lesión empeore:

  • No vuelva a calentar la parte congelada si hay posibilidad que se pueda congelar de nuevo antes de llegar al hospital. El recongelamiento causa un daño mayor.

  • No friccione la parte afectada con nieve, sus manos ni cualquier otra cosa. La fricción aumenta el daño a los tejidos.

  • No use calor de una estufa, un radiador, un fuego abierto o un cojín eléctrico. La piel se puede quemar fácilmente.

  • No fume ni beba alcohol.

Vaya al hospital lo antes posible para una evaluación. La congelación suele causar la muerte de zonas de la piel y de tejidos. Esto puede requerir hacer una cirugía para quitar lo dañado y prevenir una infección.

La prevención de una lesión causada por el frío

Para prevenir lesiones en los tejidos debidas al frío, tome las siguientes medidas:

  • Vista una cantidad suficiente de capas de ropa como para mantenerlo abrigado. Cubra las partes expuestas del cuerpo para protegerlas del tiempo frío.

  • Coma lo suficiente cuando esté al aire libre con tiempo frío.

  • Evite el alcohol y fumar. La piel se vuelve más sensible al frío.

  • Evite mojarse.

  • Lleve suministros de emergencia cuando vaya a pasar tiempo al aire libre.

  • Si usa una compresa de hielo, envuélvala en una toalla fina, y úsela únicamente por hasta 15 minutos cada una a dos horas. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.