Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Venas varicosas [Varicose Veins]

[image]

Las venas varicosas o várices son venas hinchadas y agrandadas, que usualmente se encuentran en las piernas. Por lo general tienen una coloración morada o azulada, y pueden sobresalir por encima de la piel.

Normalmente, las venas regresan la sangre de las diferentes partes del cuerpo hasta el corazón. Las venas de las piernas tienen válvulas en un solo sentido para prevenir que la sangre se devuelva. Cuando estas válvulas están debilitadas o dañadas, la sangre se acumula en las venas, lo que puede hacer que algunas de ellas se hinchen y sobresalgan convirtiéndose en venas varicosas o várices.

Síntomas

Las venas varicosas pueden o no causar síntoma. Si los síntomas ocurren, pueden incluir:

  • Piernas que se sienten cansadas, adoloridas, pesadas o que pican

  • Calambres en los músculos de las piernas

  • Cambios en la piel, como descoloración, resequedad, enrojecimiento o salpullidos (en los casos más severos, también pueden presentarse unas llagas en la piel llamadas úlceras varicosas en las piernas)

Factores de riesgo

Existen una variedad de factores que aumentan los riesgos de las várices. Estos pueden incluir:

  • Ser mujer

  • Ser de edad madura

  • Sentarse o pararse durante períodos largos

  • Tener sobrepeso

  • Estar embarazada

  • Tener un historial familiar de várices

El tratamiento comienza con simples medidas de autoayuda (ver abajo). Si estas no ayudan, hay muchos procedimientos que pueden hacerse para encoger o remover las várices. De ser necesario, su proveedor de atención médica le dará más información.

Cuidados en el hogar

  • Si le recetan medias de compresión, úselas como le indiquen. Estas pueden ayudar a mejorar el flujo de sangre.

  • El ejercicio ayuda a fortalecer los músculos de las piernas y mejorar el flujo de sangre. Para obtener el máximo beneficio, elija ejercicios como caminar, nadar o montar en bicicleta. También trate de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

  • Alzar (levantar) las piernas permite que la gravedad ayude a que la sangre fluya de vuelta al corazón. Siéntese o recuéstese con su pies por encima del nivel del corazón varias veces al día, o como le indiquen.

  • Evite períodos largos de estar sentado o de pie. Cambie frecuentemente de posición. Además, mueva regularmente sus tobillos, sus dedos de los pies y sus rodillas. Esto puede ayudar a mejorar el flujo de sangre.

  • Si tiene sobrepeso, hable con su proveedor de atención médica para establecer un plan para perder peso. Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir la tensión en las venas. También puede mejorar los síntomas como la hinchazón y el dolor.

  • Si tiene resequedad y picazón, pregúntele a su proveedor sobre lociones especiales que pueden aplicarse en la piel para mejorar los síntomas.

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica, o como le indiquen. Si le hacen pruebas de imágenes, le informarán los resultados, sobre todo si estos afectan su cuidado.

Cuándo buscar consejo médico

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Hinchazón, dolor o enrojecimiento severos en las piernas que ocurre repentinamente

  • Los síntomas empeoran o no mejoran con el autocuidado

  • Sangrado de cualquiera de las venas afectadas

  • Se forman úlceras en las piernas, los tobillos o los pies

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más, o como le indique su proveedor

 

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.