Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fractura de dedo gordo del pie (abierta)

Tiene el dedo gordo del pie roto (fracturado) y tiene una cortada (laceración), una punción o una raspadura profunda cerca de la fractura. Esto provoca dolor, hinchazón y moretones en la zona afectada. Dado que tiene una lesión abierta, tiene riesgo de que se infecte la piel y el hueso. Le darán antibióticos para reducir el riesgo de infección.

[image]

Toda laceración toma alrededor de 10 días para cicatrizar. Las fracturas toman alrededor de cuatro semanas en soldarse. Para las lesiones de los dedos de los pies suele unirse el dedo lesionado al dedo de al lado con cinta (“buddy taping” en inglés). Eso protege el dedo lesionado y lo sostiene en su posición.

Si la uña se lastimó mucho puede caérsele en una o dos semanas. Toma unos 12 meses para que vuelva a crecer una uña nueva en un dedo del pie.

Cuidados en la casa

Los siguientes consejos le ayudarán a cuidar de su lesión en su casa:

  • Puede que le den un zapato o una bota de yeso para evitar que se mueva el dedo lesionado. De no ser así, puede usar una sandalia o cualquier calzado que no haga presión sobre el dedo lesionado hasta tanto desaparezcan el dolor y la inflamación. Si usa una sandalia, tenga cuidado de golpear su pie contra nada. Otra lesión podría empeorar la fractura. Si le dieron muletas, no apoye todo el peso sobre el pie lesionado hasta que pueda moverlo sin dolor.

  • Mantenga el pie en alto para reducir el dolor y la hinchazón. Para dormir, coloque una almohada debajo de la pierna afectada. Al sentarse, apoye la pierna sobre algún soporte para que quede a la misma altura que su cintura. Es muy importante que haga eso durante los primeros dos días (48 horas).

  • Coloque una compresa de hielo sobre la zona lesionada. Hágalo durante 20 minutos cada una o dos horas el primer día para que le alivie el dolor. Para formar una compresa de hielo, puede envolver con una toalla delgada una bolsa plástica con cubos de hielo. Siga usando la compresa de hielo tres o cuatro veces al día en los dos días siguientes. Luego, úsela cuando lo necesite para aliviar el dolor y la inflamación.

  • Puede usar acetaminofén o ibuprofeno para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento para calmar el dolor. Si tiene una enfermedad crónica del hígado o de los riñones, consulte a su proveedor antes de usar estos medicamentos. También hable con su proveedor si tiene una úlcera de estómago o sangrado gastrointestinal.

  • Si le colocaron cinta para hacerle “buddy tape” y la cinta se humedece o se ensucia, cámbiela. Puede utilizar una cinta de papel, de plástico o de tela. Si usa una cinta de tela o de papel, deben estar secas todo el tiempo. Mantenga la cinta de “buddy tape” colocada por al menos cuatro semanas.

  • Mantenga la herida limpia y seca. Si le colocaron un vendaje y este se humedece o se ensucia, cámbielo. De no ser así, déjelo en su lugar durante las primeras 24 horas.

  • Si le pusieron puntos, limpie la herida a diario:

    • Sáquese el vendaje. Lave la zona con agua y jabón. Use un hisopo de algodón humedecido para aflojar y quitar la sangre o la costra que pueda haber sobre la herida.

    • Después de haber limpiado la herida, aplique una capa fina de pomada antibiótica sobre la zona. De este modo, la herida quedará limpia y así será más fácil quitar los puntos. Coloque un vendaje nuevo.

    • Puede quitarse el vendaje para ducharse de la manera acostumbrada después de las primeras 24 horas. Pero no sumerja la zona en agua mientras tenga puestos los puntos. No tome baños en la tina ni vaya a nadar durante este período.

  • Si le colocaron cinta autoadhesiva quirúrgica, mantenga la zona limpia y seca. Si se humedece, séquela con una toalla.

  • Tome los antibióticos que le hayan recetado hasta terminarlos.

  • Puede volver a los deportes o la actividad física después de cuatro semanas o cuando pueda correr sin sentir dolor. En este período, aléjese de cualquier actividad que sea la que le provocó la lesión. Elija otra actividad por el momento. Gradualmente, vaya volviendo a sus actividades habituales. Deje de hacer cualquier actividad si el dolor regresa.

  • Puede que necesite cirugía para lesiones más graves, pero eso ocurre rara vez.

Visita de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica en una semana, o según le hayan indicado. Es para asegurarse de que el hueso está recuperándose bien. La mayoría de las lesiones en la piel sanan en diez días o menos. Sin embargo, a pesar de seguir el tratamiento adecuado, es posible que la herida se infecte. Por eso es importante que revise la herida todos los días para ver si presenta alguno de los signos de infección que se describen más abajo.

Deberían quitarle los puntos dentro de los próximos siete a diez días. Si le colocaron cinta quirúrgica para cerrar la herida, podrá quitársela usted mismo si no se ha caído sola al cabo de diez días.

Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar su atención médica.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

  • Tiene enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración de la herida; o nota olor desagradable

  • Tiene fiebre de 101.0 ºF (38.3 ºC) o más, o según le haya indicado su proveedor de atención médica

  • Las suturas (los puntos) se sueltan o la cinta adhesiva quirúrgica se cae antes de los siete días

  • Los bordes de la herida vuelven a abrirse

  • Tiene sangrado que no se controla con la presión directa

  • El dedo se ve azulado, lo siente frío o entumecido, o siente cosquilleo en esa zona

  • El dolor empeora o no está totalmente controlado con los medicamentos calmantes (analgésicos) que le recetaron

  • No puede apoyar peso sobre su pie

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.