Tmj Syndrome - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Síndrome De La Articulación Temporomandibular (ATM)[TMJ Syndrome]

Se trata de una afección con dolor crónico o recurrente en la articulación de la mandíbula (junto al oído). Este dolor puede limitar el movimiento de la mandíbula. También es posible que sienta una sensación de bloqueo o traba, u oiga ruidos como chasquidos o como si estuviera rechinando los dientes al mover la mandíbula. También puede producir dolor de cabeza, dolor de oído o dolor en el cuello. En ocasiones, puede deberse a una inflamación de la articulación, una lesión o el desgaste del cartílago de la articulación, a rechinar los dientes de manera involuntaria o a prótesis dentales que no se ajustan correctamente. El estrés emocional y la tensión también pueden originarla. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de los casos se resuelven por completo al cabo de unos pocos meses.

Cuidados En La Casa:

1) Descanse la mandíbula evitando comer alimentos crujientes o difíciles de masticar. No coma dulces duros o pegajosos. Es mejor consumir alimentos blandos y líquidos mientras sienta molestias en la mandíbula. Protéjase la mandíbula al bostezar.

2) Puede aplicarse compresas calientes (un paño empapado en agua caliente) sobre la mandíbula para reducir el espasmo muscular y aliviar así el dolor. Puede usar una almohadilla térmica o una toalla empapada en agua caliente. A algunas personas, les resulta mejor usar compresas frías. Por eso, intente con ambos métodos y use el que le resulte más efectivo a usted.

3) Puede usar acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [ NOTA : Si tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.]

4) Si sospecha que su afección puede deberse a estrés emocional:

a) Intente identificar qué cosas de su vida le ocasionan estrés. Quizás no sea obvio. Pueden ser, por ejemplo:

-- Complicaciones diarias que se van acumulando (embotellamientos, citas a las que no pudo asistir, problemas con el automóvil).

-- Cambios de vida importantes, tanto buenos (la llegada de un bebé, un ascenso en el trabajo) como malos (quedarse sin trabajo, perder a un ser querido).

-- Sobrecarga: la sensación de que usted tiene demasiadas responsabilidades y que no puede ocuparse de todas ellas al mismo tiempo.

-- Impotencia: la sensación de que tiene más problemas de los que puede resolver.

b) Cuando le sea posible, intente hacer algo para eliminar la causa que le origina estrés: evite las complicaciones, limite la cantidad de cambios que suceden en su vida al mismo tiempo y tómese un descanso cuando se sienta abrumado.

c) Desafortunadamente, hay muchas situaciones estresantes que no se pueden evitar. Por eso, es necesario que aprenda a MANEJAR MEJOR EL ESTRÉS. Hay varios métodos comprobados que son efectivos y le permitirán reducir la ansiedad. Por ejemplo, cosas simples como hacer ejercicio, tener una buena nutrición y el descanso adecuado. Asimismo, hay ciertas técnicas que resultan útiles: la relajación y los ejercicios de respiración, la visualización, el biofeedback , la meditación o simplemente tomarse algo de tiempo para despejarse. Para obtener más información sobre ello, consulte a su médico o vaya a la librería de su zona y vea los diferentes libros y cintas que hay disponibles sobre este tema.

Programe una VISITA DE CONTROL según le indiquen con un dentista o cirujano dental. Es posible que deba hacerse más pruebas o le indiquen algún tratamiento adicional. Si rechina los dientes por la noche, puede resultarle útil usar un dispositivo de plástico especial, hecho a medida, que impide que los dientes se rocen entre sí. Si el estrés es para usted un factor importante y no logra reducirlo con las medidas simples antes descritas, hable con su médico para que lo remita a un especialista en control del estrés.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

-- Se le hincha o enrojece la cara.

-- Dolor que empeora.

-- Fiebre de 100.0°F (37.8°C).

-- Mayor dolor en el cuello, la boca, los dientes o la garganta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.