Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sacroilitis [Sacroiliitis]

El sacro es el hueso triangular en la base de la columna vertebral. Las articulaciones sacroilíacas (también conocidas como “articulaciones SI”) conectan el sacro a los otros huesos pélvicos. A veces una o ambas articulaciones SI se lesionan o se inflaman. Cuando esto sucede, pequeños movimientos en la zona lumbar de la espalda y en la pelvis pueden resultar muy dolorosos.

[image]

[image]

Este trastorno se llama “sacroilitis”. Se puede presentar junto con otras enfermedades como la artritis reumatoide, soriasis, enfermedad de Crohn o colitis. Los síntomas comunes incluyen dolor o rigidez en la cadera, la zona lumbar de la espalda, los muslos o las nalgas. El dolor se siente con mayor frecuencia en la mañana o después de estar sentado durante un período prolongado. El dolor puede empeorar al caminar. El movimiento pendular de la cadera fuerza las articulaciones SI.

La sacroilitis puede tener varios factores que la causen, por ejemplo:

  • Levantar pesos (en especial si se lo hace de forma incorrecta)

  • Lesión traumática (caída o accidente automovilístico)

  • Artritis degenerativa

  • Embarazo

  • Infección de la articulación

Este trastorno es difícil de diagnosticar. Se le puede confundir con otras causas de dolor en la zona lumbar. El tratamiento consiste en descanso, fisioterapia y medicamentos antiinflamatorios. Si otro trastorno médico causa la sacroilitis, deberá tratárselo también. Es posible que se necesiten exámenes adicionales si los síntomas no mejoran con el tratamiento actual.

Cuidados En La Casa:

  1. Si su médico le ha recetado medicamentos, tómelos a todos como se le ha indicado.

  2. Puede usar acetaminofém (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin, Advil) para controlar el dolor, a menos que se le haya recetado otro medicamento.  Si le recetaron prednisona, no tome ningún medicamento del tipo del ibuprofeno. [NOTA: Si usted tiene una enfermedad crónica del hígado o del riñón o ha tenido alguna vez una úlcera de estómago o hemorragia gastrointestinal, hable con su médico antes de usar este medicamento.]

  3. Si lo refirieron a fisioterapia, acuerde una cita según se le indicó. Cumpla con los ejercicios que se le indiquen.

  4. No fume. Fumar disminuye el flujo sanguíneo a la zona inflamada. Esto hace que sea más difícil de tratar.

Seguimiento

con su médico o como le indique nuestro personal.

[NOTA: Si le tomaron una radiografía o una resonancia magnética (MRI, magnetic resonance imaging), un especialista las revisará. Se le notificará cualquier nuevo resultado que pueda afectar su atención.]

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Aumento de dolor en la zona lumbar de la espalda

  • Debilidad o entumecimiento en uno o ambos brazos o piernas

  • Pérdida del control del intestino o de la vejiga

  • Entumecimiento en la zona de la ingle

  • Inflamación de los ojos

  • Erupción o enrojecimiento de la piel

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.