Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La Rubéola [Rubella]

La RUBÉOLA (también conocida como SARAMPIÓN ALEMÁN o "sarampión de 3 días" es una enfermedad leve (no tan grave) causada por un virus. En general causa unas ronchas leves (erupción), una fiebre baja, dolor de cabeza, goteo nasal y dolores musculares e hinchazón de las glándulas del cuello. La rubéola es contagiosa 1 semana antes de que aparecen las ronchas hasta 5 días después de la aparición. La infección se transmite (se pasa de persona en persona) en el aire por medio de toser, estornudar o por el contacto directo (cuando toca a la persona enferma y luego se toca los ojos, la nariz o la boca).

La principal inquietud de salud pública con respecto a la infección de la rubéola es que puede ser transmitida a las mujeres embarazadas y provocar defectos congénitos en el bebé. Su médico está obligado a reportar esta enfermedad al Departamento de Salud Púbilca. Personal de este Departamento podría comunicarse con usted como parte de su investigación para controlar un posible brote de la enfermedad.

Cuidados En La Casa:

1) ACTIVIDADES: No mande a su niño a la escuela o la guardería  durante 1 semana después de que aparezcan las ronchas (erupción). Manténgalo alejado de cualquier mujer que pudiera estar embarazada.

2) FIEBRE: Puede usar acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin, Advil) para controlar el fiebre y dolor, a menos que le receten otro medicamento. [ NOTA : Si el niño tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de darle estos medicamentos.]  (La aspirina no debe usarse nunca con una persona menor de 18 años con fiebre. Ésta puede causar serios daños al hígado). No use ibuprofeno con niños menores de seis meses de edad.

3) LÍQUIDOS: La fiebre aumenta la pérdida de agua del organismo. Si el niño tiene menos de 1 año de edad, siga dándole la alimentación  habitual (fórmula o el pecho). Entre una comida y otra, dele una solución de rehidratación oral (Oral Rehyddration Solution) [como Pedialyte, Infalyte o Rehydralyte, las cuales se pueden comprar sin receta en supermercados y farmacias]. Si el niño es mayor de 1 año, dele muchos líquidos: agua, jugos, agua de Jell-O, 7-up (soda), ginger-ale (soda), limonada, Kool-Aid o paletas heladas hechas con jugos.

Seguimiento

con su doctor o según las instrucciones de nuestro personal.

Prevención De La Propagación Del Virus

1) La rubéola es contagiosa desde una semana antes hasta una semana después de que aparezca la erupción. Puede propagarse después de una sola exposición. Hasta la mitad de las personas con rubéola no presentará ningún síntoma, pero aun así pueden transmitir el virus.

2) Los niños deben quedarse en casa y no ir a la escuela o la guardería, y los adultos deben ausentarse del trabajo hasta que haya pasado el período contagioso (una semana después de que desaprezca la erupción).

3) La rubéola en una mujer embarazada puede causar DEFECTOS DE NACIMIENTO en su bebé. Si su niño ha estado en contacto con alguna mujer embarazada durante el período contagioso (desde una semana antes hasta una semana después de que aparezca la erupción) pídale a la mujer que se comunique prontamente con su médico para que se haga una prueba de rubéola.

4) Si su niño ha estado en la escuela o la guardería durante el período contagioso, notifíqueles. Ellos pueden avisarle a los padres para que hagan vacunar a sus niños si aún no han recibido la vacuna MMR (para sarampión, paperas y rubéola). Los adultos con rubéola deben notificar a sus sitios de trabajo.

Programe una CITA DE CONTROL con su médico o según las instrucciones de nuestro personal.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) tomada oralmente o de 101.4°F (38.5°C) tomada rectalmente, o más alta, que no mejora con medicamentos para la fiebre

  • La erupción se vuelve de color púrpura oscuro

  • Respiración rápida (más de 40 respiraciones por minuto en niños con menos de 3 meses de edad; más de 30 respiraciones por minuto en niños con más de 3 meses de edad), sibilancia (silbidos en el pecho al respirar) o dificultades al respirar

  • Dolor de oído, dolor de los senos nasales, dolor o rigidez en el cuello, vómito o diarrea persistente.

  • Agitación fuera de lo normal, sueño o confusión

  • Ausencia de lagrimas al llorar, los ojos hundidos o la boca seca; no moja pañales durante 8 horas si es un bebé o poca cantidad de orina si es un niño mayor

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.