Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Nervio pinzado en el cuello

Un nervio pinzado en el cuello (radiculopatía cervical) se debe a que un nervio que va de la médula espinal hasta el brazo está irritado o presionado. Puede deberse a un disco vertebral que está deformado. Un disco vertebral es una almohadilla que hay entre cada una de las vértebras (huesos) de la columna. También puede deberse a que una articulación de la columna se estrechó a causa de la artritis.

Parte de la columna, en la que pueden verse nervios irritados.

Un nervio pinzado puede provocar entumecimiento, hormigueo, un dolor profundo o un dolor punzante con sensación de electricidad que va desde un lado del cuello hasta los dedos de la mano de ese lado.

Un nervio puede pinzarse después de una torcedura o flexión repentina y forzada (como en un accidente de automóvil) o después de haber realizado un movimiento simple pero extraño. Cualquiera sea el caso, suele haber espasmos musculares, lo cual aumenta el dolor.

 

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de usted en su casa:

  • Descanse y relaje los músculos. Emplee una almohada cómoda para apoyar la cabeza y mantener la columna en una posición natural (neutra). Su cabeza no debería estar inclinada hacia adelante ni hacia atrás. Puede usar una toalla enrollada para lograr un mejor apoyo. Mantenga su cuello alineado con el resto del cuerpo cuando esté parado o sentado. Mantenga la cabeza hacia arriba y los hombros hacia abajo. No realice actividades en las que tenga que mover mucho el cuello.

  • Puede usar calor y masajes para ayudar a aliviar el dolor. Tome una ducha o un baño, o use una almohadilla térmica. También puede aliviarle usar una compresa fría. Para formar una compresa fría, puede envolver con una toalla fina una bolsa plástica con cubos de hielo o hielo molido. Pruebe tanto con frío como con calor, y use el método que se sienta mejor para usted. Haga esto por 20 minutos varias veces al día.

  • Puede usar acetaminofén o ibuprofeno para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento para calmar el dolor. Si tiene una enfermedad crónica del hígado o de los riñones, consulte a su proveedor antes de usar estos medicamentos. También hable con su proveedor si tiene una úlcera de estómago o sangrado gastrointestinal.

  • Disminuya el estrés. El estrés puede hacer que el dolor tarde más en irse.

  • Haga todos los ejercicios o estiramientos que le hayan indicado cuando le dieron el alta del hospital.

  • Use un cuello ortopédico blando si así se lo indicaron.

  • Puede que necesite cirugía si tuvo una lesión más grave.

Visita de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica, o según se le haya indicado, si no comienza a sentirse mejor al cabo de una semana. Puede que necesite más pruebas. Dígale a su proveedor si tiene fiebre o escalofríos, o si bajó de peso.

Si le tomaron radiografías, las evaluará un radiólogo. Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar su atención médica.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • El dolor empeora, incluso después de tomar el medicamento recetado

  • Debilidad en el brazo

  • El entumecimiento en el brazo empeora

  • Dificultades para respirar o tragar

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.