Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Estenosis Pilórica [Sospechada] [Pyloric Stenosis, Suspected]

El píloro es la válvula que controla la salida del contenido del estómago hacia el tracto intestinal. La estenosis pilórica es un crecimiento excesivo del músculo de la válvula del píloro, que hace que la abertura de la válvula se estreche. Ocurre en 3 de cada 1000 lactantes nacidos en EE.UU. La causa es desconocida.

En algún momento entre las 2 semanas y los 2 meses de vida, la abertura de la válvula del píloro se hace tan pequeña que el niño comienza a vomitar después de las comidas. Posteriormente los vómitos se hacen tan intensos que el contenido del estómago es disparado hasta 2 a 3 pies de distancia (“vómitos en proyectil”). Otros síntomas de esta enfermedad son deposiciones menos frecuentes y de menor volumen, estreñimiento, falta de aumento de peso y deshidratación (pérdida de agua y minerales corporales por los vómitos).

El diagnóstico se hace por ecografía o tránsito con bario. En un tránsito con bario, el bebé toma una pequeña cantidad de líquido blanquecino y se toma una radiografía para ver si pasa al intestino o queda en el estómago. Si estas pruebas muestran que hay una estenosis pilórica, será necesaria una operación para corregirla. La operación consiste en cortar la válvula pilórica para ensanchar la abertura.

Si las pruebas son negativas para la estenosis pilórica y su bebé continúa vomitando, puede haber otro problema, como una ERGE (reflujo gástrico debido a una válvula debilitada entre el estómago y el esófago). Esto se trata con medicamentos, alimentación apropiada y ciertas posiciones para dormir.

Cuidados En La Casa:

  • Comidas:

    • Haga eructar varias veces a su bebé durante y después de las comidas.

    • No alimente a su bebé acostado.

    • No lo alimente de más. Espere por lo menos 2 a 3 horas entre comidas, para que el estómago pueda vaciarse.

    • Mantenga al niño en posición vertical durante las comidas y durante media hora después de cada comida. Puede usar una mochila frontal, de espalda, una hamaca para lactantes o un asiento portabebé para automóvil para mantener a su bebé derecho.

    • Evite los pañales muy ajustados, porque presionan el abdomen.

    • Coloque a su niño de espaldas o de costado cuando lo acueste. Nunca ponga a su bebé a dormir sobre su estómago.

  • Actividad:

    • Permita a su bebé jugar normalmente.

    • Al alzar a su niño, sosténgalo por debajo de las nalgas y la cabeza. No lo alce por los brazos, porque esto hace presión sobre la incisión y puede causar dolor.

Seguimiento

con su médico como lo indique nuestro personal.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica.

  • Episodios de tos intensa o dificultad para respirar.

  • Sibilancias o respiración rápida (desde el nacimiento hasta las 6 semanas: más de 60 respiraciones/min).

  • Vómitos repetidos o vómitos con sangre (de color negro o rojo).

  • Agitación fuera de lo común, somnolencia o confusión.

  • No moja los pañales durante 8 horas, no derrama lágrimas cuando llora, tiene “ojos hundidos” o la boca seca.

  • Diarrea acuosa.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.