Puncture Wound, Foot - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Herida Por Punción: Pie [Puncture Wound: Foot]

Una punción es una perforación en la piel. La herida puede atraer bacterias y acumular suciedad u objetos extraños, aumentando el riesgo de infección. No se suelen recetar antibióticos para esta lesión a menos que ya muestre señales de infección. Por lo tanto, es importante que examine bien la herida para ver si muestra alguna de las señales de infección descritas a continuación.

Si usted tenía puesto un zapato con suela de goma cuando el objeto puntiagudo penetró en el pie, es posible que ciertas bacterias en la suela del zapato (llamadas “pseudomonas”) hayan entrado en la herida e infectado la piel, el tendón o el hueso. Esta infección puede empezar tarde, hasta 2-3 semanas después de la lesión. Esta infección es más seria y difícil de tratar que las infecciones comunes de piel por estafilococos o estreptococos, por lo que es importante que siga estos consejos.

Cuidados En La Casa:

  1. Mantenga elevado el pie lesionado durante las primeras 24-48 horas para reducir la hinchazón y el dolor.

  2. NO SE APOYE sobre el pie lesionado si le duele al hacerlo.

  3. Puede usar acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [NOTA: Si tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.]

  4. Puede ducharse como de costumbre, pero no moje la herida con agua (no se bañe ni se sumerja en piscinas) hasta que la herida se haya cerrado y haya dejado de supurar o sangrar.

  5. Mantenga la herida limpia y seca. Si le colocaron un vendaje y éste se moja o se ensucia, cámbielo. De no ser así, mantenga la herida cubierta hasta que haya dejado de supurar o sangrar.

Visitas De Control:

La mayoría de las lesiones por punción sanan en un plazo de 10 días. De todas formas, a veces es posible que ocurra una infección aun con el tratamiento adecuado. Si la herida acumula partículas extrañas (como fragmentos de ropa, goma, madera o suciedad), es posible que se infecte. Estas partículas son muy difíciles de detectar durante el primer examen, ya que no es posible ver bien el interior de la lesión y las partículas no aparecen en las radiografías. Si ocurre esto, será necesario administrar antibióticos y realizar un procedimiento quirúrgico sencillo para extraer el objeto extraño.

Durante los próximos 2-3 días, revise la herida a diario para ver si muestra alguna de las señales de advertencia descritas a continuación. Si todavía tiene hinchazón o dolor en el pie al cabo de dos semanas, deberá ponerse en contacto con su médico o regresar a este centro para que le hagan una radiografía a fin de determinar si tiene una infección en el hueso.

[NOTA: Las radiografías que le hayan hecho serán examinadas por un radiólogo y le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita.]

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Aumento del dolor

  • El pie se vuelve frío, azulado, entumecido o con hormigueo

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica

  • Enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración de la herida

  • Dolor o hinchazón que duran dos días

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.