Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidado de la herida después de una cirugía, sin complicaciones [Wound Check After Surgery, No Complication]

Una cirugía implica cortar a través de las capas de piel, tejido adiposo (grasa), músculos y a veces hueso y cartílago. Las suturas (puntos) o grapas se usan para cerrar todas las capas de la herida. Los puntos en la parte interna se disolverán en alrededor de 2 a 3 semanas. Cualquier sutura o grapas utilizadas en la parte de afuera necesitan ser quitadas en alrededor de 7 a 14 días, dependiendo del lugar.

Es normal ver una secreción de color clara o sanguinolenta en el apósito o el vendaje que cubre la herida durante los primeros días después de la cirugía. Si cerraron la herida con suturas (puntos), no deberá tener que cambiar el vendaje más de dos veces al día durante los primeros días. Un sangrado o una secreción que requieran un mayor número de cambios de vendaje pueden ser la señal de un problema.

Es normal sentir dolor en el lugar de la incisión. El dolor decrece a medida que la herida sana. La mayor parte del dolor y malestar de la incisión en la piel debería desaparecer en el momento de quitar la sutura o las grapas. El malestar y el dolor de los tejidos más profundos pueden durar otra semana o dos.

El dolor que continúa después de que han pasado algunas semanas desde la cirugía o el dolor que empeora en cualquier momento después de la cirugía puede ser un signo de una complicación, tal como:

  • Una infección

  • La separación de los bordes de la herida

  • Acumulación de sangre u otro líquido corporal debajo de la piel

Cuidados en el hogar

Diferentes tipos de cirugía requieren diferentes tipos de cuidados y cambios de vendaje. Es importante seguir las instrucciones y recomendaciones de su cirujano, o de cualquier otro miembro de su equipo médico.

Cuidado de la herida

  • Mantenga limpia la herida, como le indique su proveedor de atención médica.

  • Cambie los vendajes como le indiquen. Cambie el vendaje más pronto si se moja o se mancha de sangre o de un líquido que provenga de la herida.

  • Dese baños de esponja (no en la regadera o en la bañera) durante los primeros días después de la cirugía, o hasta que no haya más secreciones de la herida. Después, a no ser que el cirujano le dé otras instrucciones, pude ducharse. No remoje el área en agua (en una bañera, o una piscina o alberca) hasta que las suturas, las grapas, o la cinta adhesiva sea retirada y cualquier apertura de la herida esté seca o sana.

Cambio de vendaje

  • Lávese las manos antes de cambiar los vendajes.

  • Cuidadosamente retire el vendaje y la cinta adhesiva; no la arranque de un tirón. Si está pegado a la herida es posible que tenga que humedecerlo un poco para retirarlo, a no ser que su proveedor de atención médica le haya dicho que no lo moje.

  • Lávese las manos otra vez después de cambiar y colocar un vendaje nuevo.

  • Limpie suavemente la herida con agua fresca (o salina) usando una gaza o un paño limpio. No roce ni hurgue en la herida.

  • No utilice jabón, alcohol, agua oxigenada o cualquier otro limpiador.

  • Si le dijeron que seque la herida antes de colocar un nuevo vendaje, hágalo dando palmaditas suaves por encima y no rozándola.

  • Tire el vendaje usado. ¡No lo vuelva a usar!

  • Lávese las manos de nuevo cuando haya terminado.

Tipos de vendaje

Su proveedor de atención médica le dirá qué tipo de vendaje poner sobre la herida. Siga cuidadosamente todas las instrucciones de su equipo de atención médica, y comuníquese con ellos si tiene alguna pregunta. Dos tipos comunes de vendaje se describen a continuación. Es posible que tenga uno de estos u otro tipo.

  • Vendaje seco. Use gaza seca. Si la herida está todavía drenando, utilice un vendaje antiadherente, el cual no se debe adherir a la herida.

  • Vendaje húmedo a seco. Humedezca la gaza y exprima el exceso de agua (o de solución salina), antes de colocarla. Luego cúbrala con una almohadilla seca.

Medicamentos

  • Si le dieron antibióticos, tómelos hasta que haya acabado el ciclo o hasta que su proveedor de atención médica le diga que deje de tomarlos. Es importante terminar los antibióticos aunque se esté sintiendo mejor para asegurarse de que la infección se haya despejado.

  • Puede tomar acetaminofén o ibuprofeno para el dolor, a no ser que le hayan dado un analgésico diferente. (Nota: Si tiene una enfermedad crónica de los riñones o el hígado, o si alguna vez ha tenido una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, o si está tomando diluyentes de la sangre, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar estos medicamentos.)

  • Nunca le dé aspirina a una persona menor de 18 años que esté enferma con fiebre. Puede causar un daño serio al hígado.

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica, o como le indiquen, para su próxima revisión de la herida o para retirar los puntos, las grapas o la cinta.

  • Si se hizo un cultivo, le informarán los resultados que afecten su tratamiento. Puede llamar a pedir los resultados cuando le indiquen.

  • Si le hicieron pruebas de imágenes como radiografías, ecografías o tomografías computarizadas, estas serán revisadas por un especialista. Le avisarán acerca de los resultados sobre todo si estos afectan el tratamiento.

Llame al 911

Llame de inmediato a los servicios de emergencia si algo de lo siguiente ocurre:

  • Dificultad para respirar o para tragar, jadeos

  • Voz ronca o dificultad para hablar

  • Confusión extrema

  • Somnolencia extrema o dificultad para despertarse

  • Desmayos o pérdida del conocimiento

  • Ritmo cardíaco acelerado o muy lento

  • Vómito con sangre, o grandes cantidades de sangre en las heces

  • Molestia en el centro del pecho que se siente como presión, apretamiento o sensación de llenura, o dolor

  • Molestia o dolor en otras áreas superiores del cuerpo como la espalda, uno o ambos brazos, el cuello, la quijada o el estómago

  • Síntomas de ataque cerebral

    • Caída de un lado de la cara. Un lado de la cara está entumecido o se cae.

    • Debilidad en un brazo. Un brazo se siente débil o entumecido.

    • Dificultad para hablar. Se arrastran las palabras o la persona es incapaz de hablar.

    • Con los síntomas anteriores es hora de llamar al 911, incluso si desaparecen los síntomas.

Cuándo buscar consejo médico

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Aumento del dolor en el sitio de la cirugía

  • Fiebre por encima de 100.4°F (38°C)

  • Enrojecimiento alrededor de la herida

  • Líquido, pus o sangre que supura de la herida

  • Vómito, estreñimiento o diarrea

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.