Peroneal Nerve Palsy - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Parálisis Del Nervio Peroneal [Peroneal Nerve Palsy]

El nervio peroneal recorre la parte inferior de la pierna y ayuda a levantar el pie a la altura del tobillo (por ejemplo, al caminar). La compresión crónica del nervio cuando este atraviesa la parte lateral de la rodilla es una causa común de la parálisis del nervio peroneal. Este trastorno causa debilidad en los músculos que levantan el pie y entumecimiento y hormigueo en el antepié.

La parálisis del nervio peroneal suele ocurrir en personas que, por estar postradas en cama o confinadas a una silla de ruedas, están en posiciones que presionan accidentalmente la parte lateral de la rodilla. El nervio puede resultar dañado también si se mantienen las piernas cruzadas por largos períodos de tiempo. Las fracturas o lesiones por compresión de la parte inferior de la pierna también pueden provocar esta parálisis.

Si el daño al nervio es grave, la persona podría arrastrar el pie al caminar (“pie caído”) porque no puede levantarlo. Podría ser necesario usar una férula o aparato ortopédico especial (llamado “ortesis tobillo-pie”) que se coloca dentro del zapato para sostener el pie en la mejor posición para caminar. La fisioterapia puede ayudar a caminar con un pie caído. Esta afección podría mejorar cuando se alivia la compresión del nervio.

Cuidados En La Casa:

 

  1. Evite las posiciones que presionan la parte lateral de la rodilla.

  2. No cruce las piernas por largos períodos de tiempo.

  3. Las personas postradas en cama y las que requieren sillas de ruedas quizás necesiten usar almohadillas para acolchar las rodillas y protegerlas contra presiones dañinas. Esto es especialmente importante si la persona carece de sensibilidad alrededor de la rodilla.

  4. Si usted no tiene sensibilidad en el pie, tome precauciones adicionales para protegerlo.

    • Póngase zapatos cómodos del tamaño adecuado.

    • Lávese los pies todos los días con agua tibia y jabón suave.

    • Después de secarse los pies, aplíquese una crema o loción humectante.

    • Revísese los pies todos los días en busca de roturas, ampollas, hinchazón o enrojecimiento.

    • Use medias de algodón y cámbieselas todos los días.

    • Córtese las uñas de los dedos de los pies con mucho cuidado y no se corte las cutículas.

    • No use almohadillas calefactoras ni bolsas de agua caliente en los pies.

    • No ponga el pie en una jacuzzi  sin antes comprobar la temperatura del agua con la mano.

    • Haga citas anuales para que le examinen los pies.

  5. Tenga cuidado al subir o bajar escaleras. 

  6. Si le cuesta caminar a causa del pie caído, quizás le resulte útil usar una férula en el zapato o recurrir a un bastón o andador. Consulte con su médico acerca de estas opciones.

  7. La debilidad o falta de sensibilidad en el pie o la pierna puede interferir en su capacidad para manejar un auto sin peligro. Antes de volver a manejar, plantéele este asunto a su médico.

Haga una VISITA DE CONTROL a su médico, o según le indique nuestro personal médico.

Obtenga Atención Médica Inmediata

si presenta alguno de los síntomas siguientes:

  • Hinchazón cada vez mayor de la pierna

  • Dolor, debilidad o entumecimiento cada vez mayores en la pierna

  • Entumecimiento o debilidad en la cara o la pierna

  • Dificultad para articular las palabras, confusión o dificultad para hablar, caminar o ver

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.