Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Otitis media aguda con infección (niño)

Su hijo tiene una infección del oído (otitis media aguda) causada por bacterias o un hongo.

El oído medio es el espacio que se encuentra detrás del tímpano. La trompa de Eustaquio conecta el oído con el pasaje nasal. Las trompas de Eustaquio ayudan a drenar el líquido de los oídos. También mantienen el equilibrio entre la presión dentro de los oídos y fuera de los oídos. Estas trompas son más cortas y están ubicadas de manera más horizontal en los niños, por eso, es más probable que se bloqueen. Un bloqueo hace que se acumulen líquido y presión en el oído medio. En este líquido, pueden crecer bacterias u hongos y provocar una infección de oído. Esta infección suele conocerse como “dolor de oído”, porque su principal síntoma es el dolor en el oído. También puede que su hijo tenga dificultades para oír bien. Es posible que su hijo haya tenido primero una infección respiratoria.

Una infección de oído puede desaparecer por sí sola. O puede que su hijo necesite tomar medicamentos. Una vez que se vaya la infección, es posible que su hijo siga teniendo líquido en el oído medio, el cual puede tardar semanas o meses en desaparecer. Durante ese período, es posible que su hijo tenga una pérdida temporal de la audición, pero el resto de los síntomas del dolor de oído deberían desaparecer.

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de su hijo en su casa:

  • El proveedor de atención médica probablemente le recetará medicamentos para aliviar el dolor. También es posible que le recete antibióticos o antifúngicos para tratar la infección. Pueden ser medicamentos líquidos que el niño deberá tomar por la boca. O puede que sean gotas para colocarle en los oídos. Siga las instrucciones del proveedor al darle estos medicamentos a su hijo.

  • Dado que las infecciones de oído pueden desaparecer por sí solas, es posible que el proveedor sugiera esperar algunos días antes de darle medicamentos para la infección a su hijo.

  • Para aliviar el dolor, haga que su hijo descanse sentado en posición recta. Puede colocarle compresas calientes o frías contra la oreja para ayudar a calmar el dolor.

  • Mantenga el oído seco. Haga que su hijo use una gorra de baño al ducharse o bañarse.

  • Evite fumar cerca de su hijo, ya que el humo de segunda mano aumenta los riesgos de tener infecciones de oído en los niños.

Para aplicar las gotas en los oídos:

  1. Coloque el frasco en agua caliente si guarda el medicamento en el refrigerador. Las gotas frías en el oído causan molestias.

  2. Haga que el niño se acueste sobre una superficie plana. Suavemente, sostenga la cabeza del niño hacia un lado.

  3. Quite toda secreción que pudiese tener el oído con un pañuelo de papel o un hisopo de algodón limpios. Limpie solo el oído externo. No coloque el hisopo de algodón dentro del canal auditivo.

  4. Con suavidad, tire del lóbulo de la oreja hacia arriba y hacia atrás para enderezar el canal auditivo.

  5. Sostenga el gotero a alrededor de un centímetro del canal auditivo para evitar que el gotero se contamine. Coloque las gotas contra el costado del canal auditivo.

  6. Haga que su hijo se quede acostado durante dos o tres minutos para que el medicamento pueda entrar en el canal auditivo. Si su hijo no tiene dolor, masajéele suavemente el oído externo, cerca de la abertura.

  7. Limpie el exceso de medicamento del oído externo con una bola de algodón limpia.

Visita de control

Programe una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo o según se le haya indicado.

Nota especial para los padres

Si su hijo sigue teniendo dolor de oído, puede que deban colocarle tubos en los oídos. El proveedor le colocará pequeños tubos en el tímpano de su hijo para ayudar a impedir que el líquido siga acumulándose. Este procedimiento es simple y funciona bien.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene tres meses de edad o menos y tiene una temperatura de 100.4ºF (38ºC) o más. Es posible que a su hijo deba verlo un proveedor de atención médica.

  • Su hijo, de cualquier edad, tiene temperaturas superiores a 104ºF (40ºC) una y otra vez.

También llame inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Síntomas nuevos, especialmente, inflamación alrededor de la oreja o debilidad en los músculos de la cara.

  • Dolor muy fuerte.

  • La infección parece empeorar en lugar de mejorar. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.