Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Laberintitis [Labyrinthitis]

El “oído interno” se encuentra ubicado detrás del oído medio. Forma parte del centro de equilibrio del cuerpo. Cuando el oído interno se irrita o se inflama, se produce una enfermedad llamada “laberintitis” (Labyrinthitis). Con frecuencia, se debe a una infección viral (viral infection), pero, muchas veces no se descubre su causa. Esta enfermedad puede provocar “vértigo” (vertigo) repentino (la sensación de que usted o el cuarto dan vueltas). Se produce una pérdida de equilibrio cuando intenta caminar, náuseas intensas y vómito. Mover la cabeza de lado a lado o modificar la posición del cuerpo (sentarse o ponerse de pie después de estar acostado) puede empeorar los síntomas.

Un episodio de vértigo puede durar segundos, minutos u horas. Es posible que nunca vuelva a tener un ataque de vértigo después de la primera vez. Pero, en ocasiones, los síntomas pueden aparecer y desaparecer durante varias semanas o más, según cuál sea su causa.

Cuidados En La Casa:

  1. Si los síntomas son graves, haga reposo en la cama. Cambie de posición muy lentamente. Se dará cuenta de que una posición le resultará más cómoda que otras; por ejemplo, acostarse de un lado o del otro, o de espalda con la cabeza apenas levantada con ayuda de unas almohadas.

  2. Reduzca el consumo de sal hasta un mes después de haber sentido los síntomas por última vez. La retención de líquidos (fluid retention) provocada por la sal puede empeorar los síntomas de esta afección.

  3. No conduzca ni opere equipos peligrosos durante al menos una semana después de que los síntomas hayan desaparecido. Tenga cuidado al usar las escaleras. (Por precaución, en caso de que los síntomas reaparezcan de repente.)

  4. Tome el medicamento que le hayan recetado para aliviar los síntomas. A menos que le hayan recetado otro medicamento para las náuseas, el vómito y el vértigo, puede tomar pastillas de venta sin receta que se emplean para tratar los mareos provocados por movimiento: por ejemplo, meclizina (meclizine [Bonine, Bonamine, Antivert]) o dimenhidrinato (dimenhydrinate [Dramamine]). Todos estos medicamentos pueden provocar somnolencia.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico, o según le indique nuestro personal médico.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • El vértigo empeora, no disminuye con el medicamento que le dieron.

  • Vómito persistente que no cesa con el medicamento recetado.

  • Mayor debilidad o desmayo.

  • Somnolencia inusual o dolor de cabeza.

  • Dificultades para ver, hablar o mover la cara, los brazos o las piernas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.