Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Reacción A La Insulina (Bajo Nivel De Azúcar En Sangre) [Insulin Reaction, Low Blood Sugar]

Usted ha recibido tratamiento hoy por haber tenido una reacción a la insulina. Eso sucede cuando la insulina hace que su nivel de azúcar en sangre baje demasiado (hipoglucemia [hypoglycemia]). Puede ocurrir si toma demasiada insulina. También puede deberse a que haya tomado la cantidad de insulina habitual sin haber comido lo suficiente porque estuvo vomitando o porque no tiene apetito. Otras causas pueden ser el ejercicio físico muy exigente, las emociones fuertes, saltearse alguna comida y consumir alcohol.

Algunas personas son sensibles a lo siguiente, lo que también puede hacer bajar el nivel de azúcar en sangre: El tabaco, la cafeína y ciertos medicamentos (aspirina [aspirin], Haldol [haloperidol], Darvon [propoxifeno (propoxyphene)], Thorazine [clorpromazina (chlorpromazine)], Inderal [propanolol], Norpace [disopiramida (disopyramide)]. Si sospecha que algunos de estos factores pueden estar afectándolo, tome café descafeinado y evite los tés y las bebidas colas que tengan cafeína. Si está tomando alguno de los medicamentos enumerados, hable con su médico sobre la posibilidad de cambiar por otro tipo de medicamento.

Hay un tipo de medicamentos llamado “bloqueadores beta” (beta blockers) que se utiliza para tratar la presión arterial alta, latidos rápidos del corazón y otras afecciones. Los bloqueadores beta pueden evitar los primeros síntomas del bajo contenido de azúcar en sangre. En ese caso, es posible que usted no se dé cuenta de que está teniendo una reacción hasta que su nivel de azúcar en sangre llegue a ser peligrosamente bajo. Si está tomando un bloqueador beta, hable con su médico sobre la posibilidad de cambiar por otro tipo de medicamento. Los bloqueadores beta son, por ejemplo: Inderal (propranolol), Tenormin (atenolol), Lopressor (metoprolol), Corgard (nadolol), Trandate y Normodyne (labetalol), y Coreg (carvedilol).

Cuidados En La Casa:

  • Durante las próximas 24 horas, descanse y haga comidas pequeñas a intervalos frecuentes para evitar que el nivel de azúcar en sangre vuelva a bajar.

  • Es importante que conozca las señales de advertencia que su cuerpo le da cuando el nivel de azúcar en sangre empieza a bajar. Vea más abajo.

  • Siempre lleve consigo una fuente de azúcar de acción rápida por si acaso vuelve a tener los síntomas un nivel bajo de azúcar. Con las primeras señales de un nivel bajo de azúcar, coma o beba de 15 a 20 gramos de azúcar de acción rápida. Ejemplos de esto son:

    • 3 a 4 pastillas de glucosa (que se consigue en la mayoría de las farmacias)

    • 4 onzas (½ vaso) de una bebida cola que no sea de dieta (Coca  Cola, Pepsi, root beer, etc.)

    • 4 onzas (½ vaso) de jugo de fruta

    • 2 cucharadas de uvas pasas

    • 1 cucharada de miel

  • Revise su nivel de azúcar en la sangre 15 minutos después de haberse dado el tratamiento. Si todavía está bajo, tome otros 15 a 20 gramos de azúcar de acción rápida. Vuélvase a revisar a los 15 minutos. Si el nivel todavía sigue bajo, vaya a una sala de emergencias.

  • Una vez que su sangre vuelva a su nivel normal, coma un bocado o una comida para mantener dicho nivel en un rango seguro.

  • En el futuro, cuando no pueda comer la cantidad habitual porque se siente enfermo o tiene vómito, DEBE reducir la dosis de insulina. Llame a su médico para solicitar un ajuste temporal de la dosis. Si no puede comer y no se comunica pronto con su médico, reduzca su dosis diaria de insulina a una mitad (1/2) de lo que usa habitualmente. Vuelva a controlarse el nivel de azúcar en sangre al cabo de 4 ó 6 horas. Haga esto hasta que pueda volver a comer la cantidad habitual.

  • Use siempre un brazalete de alerta médica o lleve siempre una tarjeta en su billetera que explique que usted tiene diabetes. En caso de que tenga una reacción hipoglucémica grave y no pueda proporcionar esta información usted mismo, el personal médico la verá y podrá brindarle la atención que necesita.

Visita De Control:

Controle y anote sus niveles de azúcar en la sangre y la dosis de insulina al menos dos veces al día (antes del desayuno y antes de la cena). Hágalo durante los próximos 5 días. Visite a su médico durante la próxima semana para que revise estos registros de valores. Con eso, podrá determinar si necesita hacer alguna modificación en la dosis de insulina. Para obtener más información, comuníquese con la American Diabetes Association (Asociación estadounidense de lucha contra la diabetes): www.diabetes.org o 800-342-2382.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • NIVEL ALTO DE AZÚCAR EN LA SANGRE: ganas de orinar frecuentes, mareo, somnolencia, sed, dolor de cabeza, náuseas o vómito, dolor abdominal, cambios en la visión, respiración rápida, confusión o pérdida de conciencia.

  • NIVEL BAJO DE AZÚCAR EN LA SANGRE: fatiga, dolor de cabeza, temblores, sudoración excesiva, hambre, ansiedad o intranquilidad, cambios en la visión, mareo, debilidad, confusión o pérdida de conciencia.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.