Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Contusión en la cadera

Una contusión es otra forma de referirse a una magulladura o un moretón. Se produce cuando pequeños vasos sanguíneos se rompen y la sangre se esparce por la zona cercana. Una contusión en la cadera puede deberse a un golpe o una caída. Los síntomas de una contusión suelen incluir cambios en el color de la piel (moretones), inflamación y dolor. Quizás pasen varias horas antes de que un moretón profundo se vea en la piel. Si la lesión es grave, puede que deba hacerse una radiografía para ver si hay algún hueso roto.

La inflamación debería reducirse en unos pocos días. Los moretones y el dolor pueden tardar varias semanas en irse.

Cuidados en su casa

  • A menos que le hayan recetado otro medicamento, puede tomar acetaminofén, ibuprofeno o naproxeno para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. De ser necesario, pueden recetarle medicamentos analgésicos más fuertes. Tome todos los medicamentos exactamente como le indicaron.

  • Aplique hielo sobre la zona amoratada para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Envuelva un objeto frío (una compresa fría o cubos de hielo en una bolsa plástica) en una toalla delgada. Aplíquela sobre la zona afectada durante 20 minutos cada una o dos horas el primer día. Siga usando la compresa de hielo tres o cuatro veces al día hasta que el dolor y la inflamación hayan desaparecido.

  • Si siente dolor al caminar, use muletas o una andadera hasta que pueda caminar sin dolor. Puede alquilar estos elementos en la mayoría de las farmacias y tiendas de insumos ortopédicos.

  • Si su lesión le impide moverse o cuidar de usted adecuadamente, puede reunir los requisitos para recibir atención médica domiciliaria. Consulte a su empresa aseguradora para ver si cubre este tipo de cuidados.

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según le hayan indicado.

Cuándo debe buscar atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

  • Más dolor, amoratamiento o inflamación cerca de la zona lesionada

  • Menos capacidad de soportar peso del lado lesionado

  • Dolor o inflamación que aparecen debajo de la rodilla

  • Dolor en el pecho o falta de aire

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.