Hepatitis, Viral (Type C) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hepatitis Tipo C [Hepatitis Type C]

La hepatitis es una infección viral contagiosa (contagious viral infection) del hígado. Hay tres tipos comunes: A, B y C. Usted tiene el Tipo C. Esta enfermedad suele contagiarse al tener contacto con la sangre de una persona que tenga el virus de la hepatitis C. La forma más común de transmisión hoy en día es el uso de drogas intravenosas. Compartir popotes (pajilla) para aspirar cocaína también puede exponerlo a la sangre de otra persona. Si le hicieron una transfusión de sangre antes del año 1992 (antes de que fuesen comunes las pruebas para detectar la presencia de este virus), es posible que usted haya quedado expuesto. Tener varias parejas sexuales también es un factor de riesgo. Sin embargo, son muy bajas las probabilidades de contagiarse el virus de una persona infectada que conviva con usted o de una pareja sexual infectada con la que mantiene una relación monógama (una sola pareja) de largo plazo.

En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas durante la infección (infection) inicial. En un tercio de los casos, se presentan síntomas leves; por ejemplo, fatiga, pérdida de apetito y náuseas. La infección por hepatitis C se convierte en “crónica” en más de la mitad (55-85%) de los casos. Eso significa que usted será portador del virus (tendrá el virus en el cuerpo, aunque no tenga síntomas) y que podrá contagiarles la enfermedad a otras personas. La mayoría de las personas que tienen la infección crónica (chronic infection) [70%] desarrollarán algún tipo de enfermedad crónica del hígado (chronic liver disease). En muchos casos, eso puede no causar síntomas ni tener efectos de largo plazo, pero existe un 20% de probabilidades de que la persona tenga cirrosis (cicatrices) [cirrhosis (scarring)] del hígado entre 10 y 20 años después. (Las personas que beben mucho alcohol y las personas que tienen una infección crónica por hepatitis B tienen más probabilidades de tener problemas a largo plazo a causa de esta enfermedad.)

Por eso, todas las personas que tengan hepatitis C deben hacer una visita de control con su médico al menos una vez al año para comprobar que la inflamación (inflammation) no esté empeorando. Aún no existe la vacuna contra la hepatitis C. Sin embargo, sí hay un tratamiento eficaz que pueden usar los pacientes que presenten signos de que la enfermedad del hígado está empeorando. Puede conversar más sobre esto con su médico.

Cuidados En La Casa:

  1. Una dieta con bajo contenido de grasas saturadas y alto contenido de frutas y verduras es lo mejor para usted y para su hígado. Si tiene náuseas, lo mejor es que tome comidas pequeñas y frecuentes.

  2. Si tiene síntomas de hepatitis, es posible que se fatigue fácilmente. Descanse mucho. No se sobreexija.

  3. El acetaminofén (acetaminophen [Tylenol]) y los medicamentos antiinflamatorios (anti-inflammatory drugs) como el ibuprofeno (ibuprofen [Motrin, Advil]) y el naproxeno (Aleve, Naprosyn) pueden ser tóxicos para el hígado si se los toma en dosis altas o durante mucho tiempo, o si la persona tiene ya el hígado dañado.

    • Las personas con hepatitis aguda (recientemente diagnosticada) no deberían tomar este tipo de medicamentos a menos que así se lo indique el médico.

    • Las personas con hepatitis crónica (que perdura a través de los años) y con enfermedad avanzada del hígado no deben tomar este tipo de medicamentos.

    • Las personas con hepatitis crónica que sólo tienen un daño leve al hígado o que tienen el hígado sano pueden tomar acetaminofén (acetaminophen) en pequeñas dosis (2 gramos cada 24 horas). No tome medicamentos antiinflamatorios (anti-inflammatory medicines). Nunca tome acetaminofén (acetaminophen) con alcohol, dado que eso aumenta las probabilidades de dañar el hígado.

  4. El alcohol sobrecarga el hígado y debería evitarse durante varios meses hasta que todos los síntomas hayan desparecido y las pruebas del hígado den resultados normales.

Evite El Contagio Del Virus De La Hepatitis:

La manera más frecuente en que se contagia este virus es a través del contacto con la sangre de la persona infectada. Por eso, nunca comparta agujas, jeringas, popotes (pajillas) para aspirar cocaína ni equipos para hacer tatuajes con otras personas. No puede donar sangre, órganos, tejidos ni semen. No comparta hojas (cuchillas) de afeitar ni cepillos de dientes. Si necesita obtener atención médica o dental, informe al personal médico que lo atienda que tiene hepatitis para que ellos tomen las precauciones necesarias para evitar el contagio de la infección. Si está embarazada o está buscando quedar embarazada, informe de eso a su médico. Existe un 4% de probabilidades de que la hepatitis C se transmita al feto, aunque no se contagia a través de la leche materna.

El riesgo de contagiarse el virus a través del sexo es muy bajo, en especial, en relaciones monógamas. Si usted mantiene relaciones sexuales con más de una pareja, se recomienda que tome medidas para que el sexo sea seguro; por ejemplo, usar condones de látex. No es necesario que modifique sus prácticas sexuales si está en una relación monógama (una sola persona) de largo plazo. Dado que el riesgo de que se contagie la enfermedad dentro de la casa es bajo, no es necesario que evite tener contacto o compartir comidas o utensilios de cocina con las personas que conviven con usted. No hay restricciones que deban aplicarse en cuanto al trabajo.

Visita De Control:

Programe una visita de control con su médico o según le indique nuestro personal médico. Pregunte sobre las vacunas contra la hepatitis A y B. Usted tiene mayores probabilidades de contagiarse este tipo de enfermedad que podrían causarle más daños a su hígado. Su pareja sexual debería comunicarse con su médico y hacerse una prueba para ver si se ha infectado con el virus.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Vómito frecuente.

  • Pérdida de peso debido a la falta de apetito.

  • Mayor dolor abdominal o abotagamiento del abdomen.

  • Mayor somnolencia o confusión.

  • Debilidad, mareo o desmayo.

  • Nueva aparición de color amarillento en los ojos o la piel, o aumento del ya existente.

  • Sangrado de la nariz o las encías; o se le hacen hematomas (moretones [bruising] con facilidad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.